Los tesoros ocultos de la Huaca Bellavista

Trabajos arqueológicos en huaca Bellavista, en Santa Anita, revelan entierros de personajes de la élite de la cultura prehispánica Ichma, vestigios de la ocupación inca y restos de chinos del siglo XX.

El distrito de Santa Anita tiene 28 años de fundado. Sin embargo, la evidencia de ocupación continua de la zona se remonta a varios siglos atrás. Así explica al Diario Oficial El Peruano la arqueóloga Roxana Gómez la importancia de los trabajos de puesta en valor de la huaca Bellavista, la más importante de la cultura Ichma en esta zona.

Según comenta la especialista, directora del proyecto de recuperación del sitio prehispánico, el objetivo principal es que los vecinos de la huaca conozcan la historia de su localidad. Durante los trabajos arqueológicos se ha descubierto una serie de objetos que revelan las múltiples facetas que desempeñó este espacio a lo largo del tiempo.

Entierros

Gómez cuenta que se han encontrado varios entierros de la época ichma. Algunos de los cadáveres eran de niños. Por el ajuar funerario –joyas con aplicaciones de spondylus, delicadas piezas de tejido, cerámicas–, la arqueóloga supone que la mayoría pertenecía a la élite.

Otro detalle que revela Gómez es que en el lugar también se encontraron objetos pertenecientes a la ocupación inca, como por ejemplo aríbalos. La arqueóloga manifiesta que el complejo tuvo un fin religioso-administrativo. Hace notar además que desde allí se domina la toma del canal de Surco, y está cerca del canal de Late, por lo que tiene una ubicación estratégica.

La arqueóloga cuenta que esta huaca fue abandonada en la época del virrey Toledo. Sin embargo, tuvo eventuales usos. Por ejemplo, a inicios del siglo XX, los obreros chinos que no podían ser enterrados en el camposanto por no ser cristianos eran sepultados en las huacas.

En la parte alta de este complejo se han encontrado hasta siete de estos entierros.

image_pdfimage_print

Deja un comentario