Complejo Arqueológico Huaca Bandera: último centro ceremonial mochica

Un nuevo descubrimiento de carácter religioso sorprende en el complejo arqueológico Huaca Bandera, ubicado a nueve kilómetros del poblado de Pácora, en la región Lambayeque. Se trata del último centro ceremonial Moche, que tiene una extensión de 186 hectáreas y una antigüedad de entre 600 y 700 años d.C.

En las rampas de acceso a dicho lugar, los arqueólogos hallaron grabados de representantes de la más alta jerarquía política y religiosa de la sociedad Mochica, como el Señor, el Sacerdote y la Sacerdotisa.

El director del Museo Brüning y encargado del proyecto arqueológico Huaca Bandera, Carlos Wester La Torre, indicó que dichos personajes estuvieron vinculados a la actividad ceremonial moche conocida como ‘La Ceremonia de sacrifico’ o ‘La Presentación’, que incluyó sacrificios humanos.

“Es la primera vez que, a través de una intervención arqueológica, se documenta un sistema de acceso completo asociado directamente a un Centro Ceremonial Moche Tardío. A partir de la presencia de dichas imágenes se confirma la estructura política de los mochicas”, sostuvo el arqueólogo.

En tanto, el director de la Unidad Ejecutora N.º 111 Naylamp, Celso Sialer, indicó que dicho centro religioso está integrado por tres sectores, presididos por una pirámide mayor de 60 metros de largo por 50 metros de ancho y unos 15 metros de alto.

La estructura posee dos plataformas a las cuales se accede por rampas centrales adosadas al frente principal de las murallas. “Dos de las pirámides mayores se conocen como Huaca Bandera (al norte) y Huaca Blanca (al extremo sur)”, manifestó.

Sialer agregó que los trabajos de investigación en la zona, que se iniciaron en octubre de 2009 y culminarán en setiembre de 2010, cuentan con un financiamiento de más de 600 mil soles. Sin embargo, hacen faltan más recursos para continuar con los trabajos. “Esperamos que el Ministerio de Educación pueda ampliar el marco presupuestal”, anotó.

Fabiola Valle (Peru21)




Huaca-Susy-complejo-Chotuna-Chornancap

Inician intervención en Huaca Susy del complejo Chotuna-Chornancap

Especialistas del museo Bruning ejecutan por primera vez la intervención en la Huaca Susy, del complejo arqueológico Chotuna- Chornancap, ubicado en el distrito de San José, provincia de Chiclayo, región Lambayeque, se informó.

Carlos Wester, director del Museo Arqueológico Nacional Bruning de Lambayeque, mencionó que actualmente están en el proceso y retiro de los escombros.

“Por primera vez se intervendrá en Huaca Susy, donde tenemos una idea de que pueda aparecer una arquitectura que pueda estar sepultada por la arena. Hemos retirado miles de metros cúbicos de arena y esperamos tener algunas noticias en los próximos días”, manifestó Wester en diálogo con la Agencia Andina.

El funcionario remarcó que se realiza la intervención en Huaca Susy, porque tiene mucha similitud con la Huaca de Chornancap.

“Tiene el mismo modelo arquitectónica y la misma forma. Sospechamos como tienen el mismo modelo es probable que hayan cumplido la misma función y en ese sentido, es probable que existan elementos similares”, aseveró.

El investigador indicó que Huaca Susy comprende un área arquitectónica de una hectárea, “sin embargo, como está sepultada por la arena no se percibe en su magnitud, en pocas semanas ya se verá el edificio completo”, indicó.

Wester sostuvo que la idea es que puedan excavar nuevos contextos como los de la sacerdotisa de Chornancap.

“La idea es que puedan existir otros tipos de entierros parecidos o de menor jerarquía y completar la información documental sobre todo el registro arquitectónico de la zona que llamamos La Residencia”, indicó.

Recordó que bajo un proyecto de inversión pública, financiado por el Ministerio de Cultura a través de la Unidad Ejecutora Naylamp, se ha empezado en julio pasado la intervención arqueológica en Huaca Susy así como en la zona norte y sur de Chornancap.

“Se invierte alrededor de 700,000 soles. Se trata de una temporada que se inició en julio y culminará en diciembre próximo, la que cuenta con autorización formal del Ministerio de Cultura para excavar en dos frentes la zona sur y norte de Chornancap y Huaca Susy”, destacó.

Precisó que entre arqueólogos, técnicos y auxiliares laboran un promedio de 50 personas que estarán hasta fines de año.

Wester dio estas declaraciones en la víspera tras participar en Chiclayo, en la inauguración del II Simposio Internacional Arqueología, Arquitectura y Museo organizado por la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, la que reunió como ponente al arqueólogo Walter Alva con su disertación sobre “ Santuarios del culto al agua durante el formativo”.

Participó también el investigador Atsuschi Yamamoto (Japón) con su ponencia “La dinámica social en el valle de Huancabamba: construcciones de los centros ceremoniales e interacciones interregionales”, entre otros reconocidos arqueólogos nacionales e internacionales.

 

(Andina)




naylamp-instrumentos-1

Unidad Ejecutora Naylamp utiliza equipos de última generación para la investigación y protección de monumentos


Huaca Las Ventanas fue el escenario de presentación de los equipos que el día 11 de marzo iniciaron las primeras pruebas en campo y con ello anunciaron una nueva etapa en el trabajo de gestión del patrimonio arqueológico a cargo de la Unidad Ejecutora Naylamp, priorizando para este año la protección de los monumentos que viene sufriendo diferente tipo de afectación ya sea por factores naturales así como de invasores”, informó el director de la Unidad Ejecutora Naylamp del Ministerio de Cultura, Carlos Aguilar Calderón durante las presentación de los equipos de última generación, realizada en el Santuario Histórico Bosque de Pómac.

El manejo de estos instrumentos de última tecnología permitirán realizar estudios de topografía y fotogrametría, es decir, efectuar la medición de objetos a través de fotografías de alta resolución para grandes extensiones de terrenos. En el caso de los drones, facilita el levantamiento de información aérea, de otro lado los georadares se utilizan para investigar o detectar objetos por debajo del nivel de la tierra. “El uso de estas herramientas de cartología (mapas) digital en los proyectos de investigación, permite la optimización de los recursos, teniendo mayor precisión en el levantamiento de información, configurando el conocimiento de espacios arqueológicos de forma integrada en imágines de alta resolución”, indicó el director.

Informó que el equipamiento está compuesto por drones, georadares, escáner láser 3D y GPS Diferencial, herramientas de vital utilidad para la conservación de los sitios, pues permitirán el registro de información con detalles de las estructuras arqueológicas con rapidez y precisión.

Asimismo, precisó que con el registro aéreo de las zonas arqueológicas los especialistas podrán levantar -en días- planos de los monumentos prehispánicos y con el registro del escáner 3D se generarán imágenes tridimensionales para su estudio o que podrán ser guardadas para preservarlos del paso del tiempo, explicó el director Carlos Aguilar.

Con la adquisición de estas herramientas tecnológicas de última generación y el personal capacitado de la Unidad Ejecutora Naylamp, Lambayeque se convierte en la
primera región en contar con tecnología del más alto nivel.




nuevo_museo_tucume

Culminan obras arquitectónicas de moderno museo de sitio de Túcume, uno de los más grandes y modernos complejos museográficos de América

Luego de más de un año de trabajo, concluyeron las obras arquitectónicas del moderno museo de sitio de Túcume, que abriría sus puertas al turismo nacional y extranjero en agosto próximo, informó Bernarda Delgado, directora del recinto museográfico.
Mencionó que actualmente quedan algunos pequeños detalles por concluir en techos “pero son mínimos”.

Refirió que en abril próximo se iniciaría la implementación museográfica y el montaje. “Eso debe estar listo en cinco meses,  en los meses siguientes se hará la inauguración. Estimo que en agosto o setiembre”, adelantó.

La investigadora recordó que el local se edificó sobre en un área superior a los 23,000 metros cuadrados y se espera que marque un hito en la región Lambayeque y el Perú, por ser uno de los más grandes y modernos complejos museográficos de América.

Detalló que se ha construido tres áreas de exposición que abarca la sala principal donde estará la figura del gobernante inca; sala de los dioses en que se expondrá la figura de Naylamp, el dios del mar, y otra sala donde se vinculará lo prehispánico con la actualidad.

“Cada sala de exposición tiene su atractivo y cuando el turista nacional y extranjero se traslade a otra sala tendrá el contacto con el aire puro y la vista directa con las pirámides y la naturaleza, refrescando el ambiente”, sostuvo Delgado.

Además, el nuevo museo tiene auditorio, sala de usos múltiples, pabellón de hospedaje para los investigadores adscritos, almacenes de arqueología, publicaciones, laboratorio de metales, ambiente museógrafo, talleres artesanales.

Igualmente, ambientes para la productora de radio, una zona para niños menores de cinco años donde pueden ser dejados al cuidado de especialistas, mientras sus padres gozan de la riqueza arqueológica, ambientes administrativos y dirección.

Delgado Elías dijo que la inversión de la obra asciende a siete millones de nuevos soles (la construcción estuvo a cargo del plan Copesco y la Unidad Ejecutora Naylamp 005- Lambayeque, con un aporte de 500,000 nuevos soles, asume la responsabilidad de la implementación museográfica).

Un valor agregado del nuevo centro cultural será el espejo de agua que ofrecerá los tres mundos del recurso hídrico, es decir la Vía Láctea, el agua en la superficie de la tierra y el agua subterránea.

Precisó que el área edificada hace algunos años quedará como el sector administrativo. “El museo de sitio actual quedará como una sala de usos múltiples y exposiciones temporales. La valía de su arquitectura ha hecho que la dejemos allí. No podemos demolerla porque significa mucho para nosotros (…) representa la tradición arquitectónica de la zona y además tiene un premio nacional de la Bienal de Arquitectura”, refirió.

Recordó que al cierre de 2012 arribaron al complejo arqueológico de Túcume más de 52,000 turistas. “Anualmente se reporta un crecimiento del 10% en la afluencia de visitantes a esta zona”, indicó.

 

Fuente: Andina




tumba-bajo-sacerdotiza_chornancap

Hallan tumba en aguas subterraneas, bajo restos de Sacerdotisa Chornancap, Lambayeque, Peru

Un rico ajuar funerario perteneciente a un personaje de la cultura Lambayaque, desarrollada en al norte del Perú, fue enterrado entre los siglos XII y XIII d.C. en una inédita tumba acuática que ha sido descubierta por los investigadores del complejo arqueológico de Chotuna-Chornancap. Compuesto por un pectoral de perlas, orejeras de oro, conchas de spondylus y joyas de plata y cobre fueron hallados en la tumba de un personaje de élite de la cultura Lambayeque, ubicada bajo los restos del recinto funerario de la Sacerdotisa Chornancap, en el distrito de San José, a 12 Km. al oeste de la ciudad de Chiclayo, Departamento de Lambayeque, Perú

La nueva tumba, presentada por los arqueólogos de la Unidad Ejecutora 005-Naylamp de Lambayeque y del proyecto arqueológico Chotuna-Chornancap, se encontró a 60 centímetros de la cámara de la sacerdotisa y estuvo inundada durante ocho siglos por las aguas subterráneas de la zona.

Según el director del Proyecto Arqueológico Chotuna-Chornancap, Carlos Wester La Torre, se enterró a este personaje —que vivió entre los siglos XII a XIII d.C. y cuyo sexo aún no se conoce— en estas condiciones debido al simbolismo que representaba el agua para esta cultura.

En cuanto al ajuar, las perlas genuinas, así como el oro y las conchas spondylus, son parte del intercambio comercial que se hizo en esa época con culturas ubicadas en países de Centroamérica y Sudamérica, como Ecuador, Colombia y Panamá.

“Hasta el momento se han encontrado unos 70 ornamentos y joyas, que otorgan un alto estatus y elevada condición jerárquica al personaje de unos 800 años de antigüedad”, sostuvo el investigador.

El equipo de arqueólogos presentó hoy junto al Ministerio de Cultura este hallazgo que cobra aún más singularidad al situarse debajo de la tumba de la sacerdotisa de Chornancap, la primera mujer hallada con un rango social tan alto dentro de esta cultura, cuyo máximo exponente es el Señor de Sipán (siglo III d.C.).

Según el director del complejo, Carlos Wester La Torre, la tumba se encuentra tan sólo 60 centímetros por debajo de la cámara de la sacerdotisa y también del nivel freático de esa tierra, lo que provocó que estuviera inundada durante ocho siglos por las aguas subterráneas de la zona.

En su opinión esta es una circunstancia deliberada ya que el cuerpo, cuyo sexo todavía se desconoce, se enterró en esas condiciones atribuibles al simbolismo que el agua tendría para esta cultura, “ya que también excavaban pozos y eran conscientes de la proximidad del agua bajo sus pies”.

Para excavar la tumba los arqueólogos perforaron dos pozos colindantes que drenan el agua acumulada continuamente en la cámara hasta el punto de extraer entre 2.000 y 5.000 litros diarios por esa vía y entre 80 y 90 directamente de la tumba, mediante una bomba.

Al vaciarla de agua constataron que se trataba de “una autoridad religiosa con muchos vínculos políticos y religiosos porque estaba acompañada de tres individuos más, y entre otras ornamentaciones tenía un collar de perlas, una ofrenda exótica para este territorio, ya que quizás proceda de Ecuador o Colombia”.

El director del sitio arqueólogo advirtió que el alto nivel de humedad afecta a la conservación de algunos objetos y en poco tiempo procederán a retirar adornos como vasijas de cerámica y conchas con la colaboración de los agricultores de la zona, que reducirán el riego de sus cultivos.

Sobre la circunstancia de encontrarse bajo la tumba de la sacerdotisa de Chornancap señaló que “es inusual, pero definitivamente hay un vínculo entre la sacerdotisa y este nuevo personaje, pero por ahora es difícil identificar si es familiar, matrimonial o religioso”.

“La periodicidad entre ambos es corta y hay similitudes como el estilo de las orejeras y la lámina de cobre plateado que cubre sus rostros, pero se diferencian en que el personaje femenino se hallaba flexionado en dirección al este, mientras que el nuevo se encuentra extendido como si mirara al mar”, añadió.

Además en este último permanece la cerámica de Lambayeque, “mientras que la sacerdotisa tenía cerámica procedente de Cajamarca” y una orfebrería que a juicio a Wester La Torre “es de gran calidad y demuestra que los orfebres de esta cultura son tan maestros en este arte como sus antepasados de la cultura mochica”.

Ambas tumbas se encuentran dentro de un palacio de la época que para el arqueólogo es la evidencia que estas construcciones “pasaban más tarde a ser mausoleos”.

El viceministro peruano de Cultura, Rafael Varón, anunció que los restos de la sacerdotisa de Chornancap se expondrán desde el viernes en el Museo de la Nación de Lima, en una muestra de 62 piezas halladas en su tumba, incluyendo su cetro ceremonial, orejeras de oro, collares, cerámica y platería.

Así, a pocos kilómetros de la ostentosa tumba del Señor de Sipán, otros descendientes de su cultura continúan sorprendiendo con sus rituales funerarios, sin que todavía se sepa si bajo esa tumba de agua hay otra aún más antigua.

 

 




guerrero_del_pututo_1

Guerrero del Pututo de Sipán vistió como un caballero medieval y tendría parentesco con el Señor de Sipán

El Guerrero del Pututo o Señor Guerrero, personaje principal de la tumba Nº 16, vistió como un caballero medieval, pues lució un traje en base a placas rectangulares de cobre y cobre plateado, así como una máscara de metal, manifestó hoy el director del museo de sitio Huaca Rajada-Sipán, Luis Chero Zurita.
El investigador -junto al descubridor del Señor de Sipán, Walter Alva, y el director de la Unidad Ejecutora Nº 005: Naylamp-Lambayeque, Carlos Elera- presentó hoy oficialmente la muestra de los ornamentos de mando del personaje de la élite mochica que habitó entre los años 300 a 400 después de Cristo y que tendría un parentesco con el Viejo Señor de Sipán.

Precisó que realizan trabajos en 3D para graficar la forma cómo lució este personaje. “Debió lucir una máscara calada, el vestido de placas con la iconografía de los guerreros enfrentándose en la parte delantera y posterior, la que remata en conos que debió ser una porra y la corona en “v” (…). Fue un personaje muy impactante”, dijo.

Ornamento de cobre hallado en la tumba del Guerrero del Pututo.

La exhibición montada en el museo de sitio Huaca Rajada-Sipán también consta de osamentas en una cripta que fue confeccionada especialmente, tres coronas en forma de “V”, cetro de mando, pectoral, una máscara con nariguera con colgajos circulares y triangulares.

Asimismo, cuatro porras y la vestimenta, orejeras circulares, una pinza con agarradera, entre otras piezas fabricadas en cobre y cobre plateado.

Los visitantes podrán observar piezas de cerámica como cuencos, cántaros y la representación escultórica de un maní asa estribo con ligero reborde en el gollete. También dos estólicas (lanzas) de madera y una de ellas reforzada con anillos de cobre.

“Es el único personaje de las 16 tumbas excavadas a la fecha en la plataforma funeraria de Sipán que tiene un strombus, cerámica de cuerpo globular con cara gollete, que servía como pututo”, destacó.

Chero indicó que las orejeras con colgados circulares tienen mucho parecido con las que portaba el Viejo Señor de Sipán. “Por ello pensamos que habría una relación entre ambos personajes y de ser así sería su descendiente directo”, indicó el investigador.

Mencionó que esto se comprobará a través de estudios de ADN al personaje de la tumba 16, descubierto en la plataforma funeraria y se ubica sobre el contexto funerario del Viejo Señor y debajo del sacerdote guerrero y la tumba saqueada.

Orejeras del Guerrero del Pututo o Señor Guerrero.

“El personaje se asocia a las tumbas de los jefes guerreros: guerrero guardián y guerrero músico, pero anterior a todos ellos en sepultarse”, precisó.

Por su parte, Walter Alva destacó el descubrimiento de “una parte del traje ritual donde aparecen dos guerreros enfrentados, elementos que significan que este personaje fue un importante jefe militar en la época mochica”.

Además, se halló una ofrenda de un pututo. “En las escenas que nos traslada a la época mochica se ven desfiles suntuosos donde participan señores, sacerdotes y jefes militares, algunos de los cuales llevan y tocan la trompeta. Esta es probablemente su función dentro de las cortes de los reyes de Sipán”, explicó.

Resaltó la importancia de este descubrimiento, pues es una pieza más dentro la estructura social y política en Sipán.

En la tumba Nº 16, correspondiente al Señor Guerrero, se halló un pututo como ofrenda.

A su turno, Carlos Elera dijo que esta exposición se suma al conocimiento de toda la secuencia de entierros, clave para entender las estructuras del poder sociopolítico en Lambayeque prehispánico, durante el desarrollo cultural moche.

“En particular, este contexto funerario del Señor Guerrero aporta nuevos datos sobre las prácticas mortuorias y la concepción que se tenía del mundo en aquella época”, sentenció.

 




cerro_patapo

Inician rescate del Señorío de Cinto, que habría dado origen a Chiclayo, Perú

Para desentrañar el misterio de la fundación de Chiclayo se iniciaron las investigaciones arqueológicas en huaca Brava, que forma parte del complejo Cerro Pátapo-Cinto, ubicado en el distrito lambayecano de Pátapo, informó hoy el arqueólogo residente José Bonilla Sánchez.
El investigador refirió que las indagaciones recién empiezan y pese a ello hay indicios de que el Señorío de Cinto no solo concentraría vestigios de la cultura Lambayeque, sino también de la Mochica.

El Señorío de Cinto abarca una muralla, caminos empedrados y cementerios, estructuras que dan la idea de que fue una ciudad de piedra, una “maravilla arqueológica”, que está llamada a convertirse en el nuevo epicentro turístico-cultural de Lambayeque.

“No se descarta que haya sido el centro de uno o varios santuarios religiosos de relevancia, donde la élite ofrecía sus ceremonias a los dioses o al Señor que reinaba”, comentó Bonilla en rueda de prensa.

El Señorío de Cinto, al unirse con el Señorío de Collique (Pucalá), dieron nacimiento a la actual ciudad de Chiclayo, cuyo emblema inicial fue la iglesia matriz que posteriormente fue destruida.

Bonilla recordó que en dicha zona se encuentra El Tambo, infraestructura que albergó a Francisco Pizarro durante 1532.

En la época prehispánica cualquier comunidad no poseía este tipo de atributo, es por eso que varios investigadores coinciden en que este lugar era el centro de un pueblo progresista y vigoroso. De allí que el origen de Chiclayo está profundamente ligado al Señorío de Cinto, explicó.

Refirió que antes de iniciar las investigaciones se procedió a limpiar la maleza que cubría el complejo arqueológico Cerro Pátapo-Cinto, que comprende El Tambo y huaca Brava, que, a su vez, corren riesgo por la humedad que filtran los cultivos de parceleros y de la empresa agroindustrial Pucalá.

A ello se suma el peligro que funcione a escasos diez metros de huaca Brava una laguna de oxidación de la Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento de Lambayeque (Epsel).

“Lo lamentable sería que si no se hace nada por impedir que la humedad avance, el mundo, y especialmente los chiclayanos, no podrá conocer plenamente cómo fue su origen (…). Es como si los hijos o hijas no supieran nunca quién fue su padre o madre”, comparó.

Dijo que se coordinan con el director de la Unidad Ejecutora 005: Naylamp-Lambayeque, Carlos Elera Arévalo, quien ha ofrecido apoyo para evitar el deterioro de este monumento arqueológico.

A su turno, el conservador Pedro Rivera Chozo puntualizó que la excavación tiene que ir de la mano con la conservación, debido que “de nada valdría rescatar un monumento arqueológico si no se le protege, preserva y promociona para la posteridad”.

“En este sentido, coincidimos con los arqueólogos para hacer de estos restos arqueológicos un ejemplo de labor científica”, acotó.

Huaca Brava consta de 51 hectáreas, de las cuales 23 han sido destruidas por los cultivos. “Lo que ha sucedido es una estocada a la herencia cultural de la Nación”, aseveró Bonilla, quien instó unir esfuerzos para conservar las estructuras arquitectónicas y el muro perimetral.

Es decir, apuntó, el 45 por ciento del Señorío Cinto (huaca Brava) ha desaparecido. “¿Dejaremos que el restante 55 por ciento desaparezca, junto con el origen de Chiclayo?”, se preguntó.

El equipo de arqueólogos es dirigido por José Bonilla Sánchez y lo integran sus colegas José Guerrero Gonzaga y Julio Torres Vargas, quienes han asumido el desafío de entregar resultados alentadores que coadyuven a reforzar la hipótesis del esplendor del Señorío de Cinto.

El complejo arqueológico Cerro Pátapo-Cinto se encuentra aproximadamente a 35 kilómetros de la ciudad de Chiclayo y abarca el Cerro Pátapo, las huacas Brava y Santa Rosa, y El Tambo.

 

 

Fuente: Andina




inversion_conservacion

Invertirán en investigación en zonas arqueológicas de Lambayeque: Chotuna, Las Ventanas, Túcume y Ventarrón

Se iniciarán trabajos de protección de los principales monumentos arqueológicos de Lambayeque

Ocho millones de nuevos soles invertirá en 2012 la Unidad Ejecutora N° 005: Naylamp-Lambayeque en trabajos de investigación arqueológica y puesta en valor de la infraestructura turística de dicha región.

Carlos Wester La Torre, director ejecutivo de la unidad, precisó que continuarán con las investigaciones en los frentes huaca Chotuna, huaca Las Ventanas, Túcume, Ventarrón, Collud y huaca Rajada.

También se evaluará Pátapo y Úcupe, frentes importantes que, según remarcó, ayudarán a tener una mejor visión del patrimonio de los valles de Lambayeque.

Balance satisfactorio

Manifestó que este año la investigación arqueológica concluirá de manera satisfactoria, tras el hallazgo de la tumba del sacerdote en la huaca Chornancap. Sostuvo que este descubrimiento fue el epílogo de un proceso de investigación de cinco años. A dicho personaje de la élite norteña se le halló pectorales, vasos de oro y plata, orejeras de oro y otros ornamente rituales, que actualmente son sometidos a un proceso de restauración para su próxima exposición. En otro momento, afirmó que no hay impedimento presupuestal para que sean los museos los que destinen fondos económicos para la información y difusión de sus hallazgos. Comentó también que en los próximos días iniciarán los trabajos para la protección de los principales monumentos arqueológicos de Lambayeque ante las lluvias, con una partida económica de 200 mil nuevos soles.

Dos nuevas rutas turísticas

Dos nuevas rutas turísticas serán abiertas para los visitantes nacionales y extranjeros a mediados de 2012 en el santuario histórico Bosque de Pómac, en el departamento de Lambayeque. Una de estas rutas estará vinculada a la biodiversidad y la segunda recorrerá los templos y tumbas encontradas en el lugar.

El director del Museo Nacional Sicán, Carlos Elera Arévalo, afirmó que estas nuevas opciones abarcan una extensión de 1,500 hectáreas y se contempla la posibilidad de que las visitas sean por intermedios de caminatas o cabalgatas debidamente orientadas.

Elera destacó que paralelamente se capacitan a los pobladores de las comunidades de la zona, aspecto que es apoyado por la organización Cáritas y el Fondo Ítalo Peruano (FIP), a través de un programa de desarrollo del turismo rural comunitario.




chornancap_ubicacion

Hallazgo que asombra!: Un sacerdote de la estirpe del mítico Naylamp

Personaje de elíte

El hallazgo de la tumba de un importante personaje en la zona de Chornancap, enLambayeque, ha sorprendido día tras día a los arqueólogos. Se conjetura que tendría una estrecha relación conla leyenda de Naylamp.

Ubicación

 

El recinto de Chornancap

El complejo arqueológico es el punto donde Naylamp se habría establecido luego de llegar al puerto San José. Los hallazgos tienen una estrecha relación con la leyenda de dicho personaje.

 

Un noble personaje lambayeque

Las ofrendas encontradas en el entierro de este personaje hacen suponer que sería de gran importancia en la cultura Lambayeque. Los arqueólogos creen que se trataría de un sacerdote de alta jerarquía.

La ola antropomorfa es una representación lambayeque que se refiere a la onda marina con terminación de cabeza humana. En este entierro se han encontrado varios elementos con esta representación pintada o grabada.

Manto con representaciones de la ola antropomorfa

El entierro se encontraba cubierto por una manta pintada con este símbolo que remite a la deidad de Naylamp.

 

Cerámica lambayeque

Es gris oscura y en su mayoríaeran botellas de doble cuerpoy representaciones despondylus. Se encontraron unas 30 vasijas de la cultura Lambayeque.

Cerámica cajamarca

Es de gran nivel artístico y en ella predominantes colores rojo, crema y blanco.

Huellas humanas

Sobre la cobertura de barro de latumba se encontraron pisadas humanas que podrían haberse marcado como parte del ritual.

Distribución en la tumba

Profundidad de la tumba: 4,5 m.
En el último nivel se encontró cerámica de culturas Lambayeque y Cajamarca-
El entierro tenía cinco acompañantes adultos.

 

 

Orientación del personaje

El cuerpo estaba enterrado mirando hacia el este de espaldas al mar. Los entierros de la cultura Lambayeque estaban orientados mirando hacia el mar, lo cual podría significar que este personaje salió del mar.

En la cultura Lambayeque los entierros eran verticales y los cadáveres eran envueltos en fardos.


El personaje representado en oro

La pieza es una especie de cuchillo con un personaje calado y repujado en oro.
Debido a las coincidencias con el ajuar encontrado en el entierro, se deduce que la figurilla representaría al personaje enterrado.

 

 

Fuente:  El Comercio, Carlos Wester (arqueologo del complejo Chotuna-Chornancap)




huaca_chotuna_1

Importante Hallazgo: Descubren tumba de jerarca de Cultura Lambayeque en huaca Chotuna-Chornancap, Perú

La tumba de un personaje de élite de la cultura Sicán de unos 1,200 años de antigüedad fue descubierta en la huaca Chotuna-Chornancap, a 10 kilómetros de la ciudad de Lambayeque, tras varios años de paciente búsqueda, informaron hoy especialistas.

El jefe del proyecto Chotuna-Chornancap, Carlos Wester La Torre, explicó que los restos del jerarca de la cultura Sicán o Lambayeque fueron encontrados en la zona sur de la huaca, a cuatro metros de profundidad, en posición decúbito ventral y con ofrendas de cerámica a ambos lados.

Precisó que inicialmente apareció una corona y una máscara de ojos alados, de los cuales se desprenden adornos semejantes a gruesas lágrimas.

Luego se halló un collar de discos, cuchillos ceremoniales, dos acompañantes adultos, ofrendas de cerámica y objetos metálicos. Además, un pectoral con 21 cascabeles de cobre y un bastón de cobre y plata, elemento que confirma que fue un jerarca.

Wester La Torre y los arqueólogos Fausto Saldaña y Samuel Castillo recordaron que desde hace cinco años buscaban esta tumba, tras encontrar en la zona norte de Chotuna frisos en alto relieve, pinturas murales, un trono ceremonial, un pequeño templo y varios entierros de personajes secundarios con ofrendas de cerámica, metales y conchas spondyllus.

Debido al criterio de la dualidad propio de la cultura Lambayeque, los estudiosos pensaron que si en el norte estaba el trono, en el sur debía estar la última morada del personaje que lo usó.

Wester La Torre dijo sentir orgullo por el descubrimiento de este personaje de élite y que tiene una relación directa con la leyenda de Naylamp.

Manifestó que los ornamentos y ofrendas que aparecerán en adelante tendrán “gran valor y serán ricos en información”, porque permitirán conocer el proceso funerario y reconstruir la vida de un personaje que habría liderado un señorío que formó parte de la cultura Lambayeque y que tuvo como eje las pirámides del santuario histórico Bosque de Pómac.

La presencia en la zona de fina cerámica Cajamarca podría entenderse como “los vínculos de naturaleza familiar, matrimonial o intercambio de recursos que el personaje habría tenido con otros grupos de la macrorregión norte”.

En julio pasado, un equipo de arqueólogos del proyecto  Chotuna-Chornancap halló la tumba de un joven personaje de élite denominado El Sacrificador, que tendría ascendencia en la sociedad de las culturas Lambayeque y Chimú.

En la huaca Norte de Chornancap se hallaron más de 50 objetos sobre sacrificios humanos, reafirmando que la zona es un “gran centro ceremonial” y en ella hubo un especialista en los rituales al agua y a la fertilidad, que incluían sacrificios humanos.

Desde 2007, el Ministerio de Cultura, a través de la Unidad Ejecutora Naylamp, ha invertido en el proyecto Chotuna-Chornancap aproximadamente cuatro millones de nuevos soles en trabajos científicos en dicho sitio arqueológico.