Hallan monumental tumba de época inca en sitio arqueológico Mata Indio

Arqueólogos del museo de sitio Huaca Rajada-Sipán hallaron una monumental cámara funeraria de la época inca, con más de 500 años de antigüedad, en Cerro Blanco, ubicado en el sitio arqueológico Mata Indio, entre los distritos de Zaña y Cayaltí, provincia de Chiclayo, región Lambayeque.

En cámara funeraria se encontraron restos de cinco individuos adultos y cuatro niños sacrificados. Director de la Unidad Ejecutora Naylamp, Alfredo Narváez, presentó los vestigios hallados en Cerro Blanco.

De acuerdo a los investigadores, esta cámara funeraria albergaría a un personaje principal y sus acompañantes. El arqueólogo del museo de sitio Huaca Rajada-Sipán, Anaximandro Núñez Mejía, afirmó que esta tumba inca tiene dimensiones y características que no tienen precedentes en Lambayeque y el país.

“Es la primera cámara funeraria de esta naturaleza y magnitud que se reporta en Lambayeque y el Perú. Tiene más de 60 metros cuadrados”, aseveró.

Cámara funeraria inca

La cámara funeraria presenta grandes muros de adobe, enlucido simple y de buena calidad. Mide interiormente 7.89 metros en el lado noroeste, 8.42 m al noreste y 7.23 m al sureste y 8.44 al suroeste por una profundidad de 4.80 metros.

“El recinto fue edificado de adobes plano-rectangulares altos con los paramentos internos enlucidos de arcilla. Se construyó a partir de la excavación en el suelo de una fosa con la profundidad y dimensiones intencionalmente planificada para albergar los restos mortuorios de algún personaje principal y sus acompañantes, en su viaje al más allá, así como la gran cantidad de ofrendas que colocarían en hornacinas y entorno de los individuos”, destacó Anaximadro Núñez.

Los arqueólogos destacaron la construcción y las dimensiones de la cámara funeraria.

El investigador precisó que hasta el momento han sido identificados cinco individuos adultos y cuatro niños que al parecer fueron sacrificados y, que tendrían unos 6 años de edad.

“Sus esqueletos fueron encontrados deteriorados y disturbados por un huaqueo anterior al último del que ha sido objeto esta cámara funeraria”, advirtió Núñez, quien agregó que los individuos debieron ser colocados en fardos textiles acompañados de ofrendas.

Profanada por huaqueros

El investigador consideró que por la magnitud de la cámara funeraria y, teniendo en cuenta anteriores tumbas profanadas en esta zona, han sido numerosos los objetos extraídos por el huaqueo.

En el interior de la cámara funeraria se hallaron varios objetos algunos deteriorados por acción del huaqueo.

“Hemos encontrado un mínimo porcentaje como el caso de crisoles que son parte de las ofrendas que alcanzan cerca de 4,000 objetos; una hornacina con 37 conchas de Spondylus, dos aríbalos fragmentados en el sitio, que ayudan a afiliar culturalmente este contexto funerario”, acotó.

También se hallaron numerosas cuentas de conchas de moluscos, algunos objetos y láminas de cobre y plata.

Adelantó que esta cámara funeraria será cerrada y sellada para su conservación, a fin de que posteriormente pueda reabrirse y ponerse en valor.

Por su parte, el director de la Unidad Ejecutora Naylamp, Alfredo Narváez, expresó que el hallazgo de restos óseos de niños en la época inca en un contexto como el hallado en Mata Indio, abre la posibilidad de ser un testimonito de sacrificios dedicados a un grupo de personas de la élite local que se colocaron en esta tumba en fardos funerarios.

Los investigadores restaurarán los objetos hallados en el sitio arqueológico Mata Indio.

“Los niños fueron ubicados en fosas bajo el nivel del piso de roca, en dirección de este a oeste, un eje simbólico muy importante para la época”, subrayó.

Acción arqueológica de emergencia

Narváez manifestó que el hallazgo fue resultado de un patrullaje de prevención contra el huaqueo, realizado en octubre del año pasado por el museo Huaca Rajada-Sipán, donde se encontró la sorprendente evidencia de un importante espacio funerario prehispánico en medio de la pampa, producto del saqueo de los profanadores.

Para evitar su destrucción, a inicios de diciembre pasado se inició la “Acción Arqueológica de Emergencia”, financiada con un aporte de 130,000 soles de la Unidad Ejecutora Naylamp y autorizada por el Ministerio de Cultura, procediéndose a realizar acciones inmediatas de liberación de escombros y limpieza de arena hasta definir el recinto subterráneo y sus elementos asociados, evaluar su estado de conservación, y efectuar el registro ordenado de todo lo identificado, estabilizar estructuras para luego recubrir la cámara.

Algunos objetos se dañaron a causa de la acción de los huaqueros.

Hasta el lugar, llegó el alcalde del distrito de Zaña, Luis Urbina Andonaire, quien se comprometió a trabajar articuladamente con las autoridades del sector cultura y turismo de la región Lambayeque, sociedad civil y población, a fin de poner en valor los diferentes atractivos turísticos que concentra el valle de Zaña.




mata-indio

Hallan templo de 1.900 años de antigüedad en complejo arqueológico Mata Indio, Zaña

Un grupo de arqueólogos desenterró una estructura de adobe de 1.900 años de antigüedad, la cual habría sido un templo o una plataforma de uso ceremonial. El director del proyecto de investigación arqueológica “Mata Indio” de Lambayeque, Walter Alva Alva, reportó el hallazgo de un templo, perteneciente a la cultura Mochica, con una antigüedad de 1 700 a 1 800 años, así como fragmentos de cerámica y metal.

Refirió que el centro ceremonial de aproximadamente 30 metros de ancho y 40 de largo, fue encontrado en el sector conocido como Mata Indio, perteneciente al valle del Zaña. Lugar donde hace un mes se iniciaron trabajos de investigación.

El arqueólogo manifestó que la “pequeña” construcción de adobe, tiene una fachada color blanco y amarillo y constituiría una evidencia de los inicios de la cultura Mochica en esta región norteña. “Este hallazgo es una construcción típica de la cultura Mochica, creo que vamos por buen paso, pues nuestro fin es descubrir cómo surgió”, expresó Alva Alva.

El importante hallazgo se hizo en la parte nuclear del complejo arqueológico Mata Indio, de aproximadamente 500 hectáreas, ubicado entre el valle y el desierto del distrito de Zaña, en la región Lambayeque.

En la construcción de adobe, pintada de color blanco y amarillo ocre, quedaron registradas evidencias de la etapa temprana de la civilización Mochica.

La estructura mide 60 metros de largo y 40 de ancho. Está rodeada por un canal, un cementerio y otros espacios públicos que fueron utilizados por una población que se asentó a lo largo de un kilómetro.

Las evidencias empezaron a aparecer tres semanas después de que se iniciara el proyecto denominado Poblaciones Mochica del Valle de Zaña, con el que se pretende estudiar los vestigios de los pobladores moche en esta parte de la región.

Lo primero que apareció en la parte menos profunda fueron contextos funerarios de las culturas Lambayeque y Chimú. A una profundidad de medio metro, los estudiosos también encontraron objetos metálicos y fragmentos de cerámica de la época Cupisnique y Gallinazo, así como 10 ofrendas de llamas.

A MERCED DEL HUAQUEO

El jefe del proyecto de investigación y director del Museo Tumbas Reales de Sipán, Walter Alva, dijo sentirse mortificado porque el complejo arqueológico Mata Indio es depredado por los huaqueros, quienes destruyen valiosa información, la cual no se puede recuperar. También indicó que por el momento no cuentan con presupuesto para continuar con las labores, y con el fin de proteger el recinto de personas inescrupulosas optaron por cerrarlo hasta que se cuente con los recursos necesarios.

 

(El Comercio, RPP)