huanuco_pampa1

Huánuco Pampa: premio permitirá su conservación y restauración

Legado arquitectónico de la civilización inca es patrimonio cultural del Perú y el proyecto de su conservacion y restauración ha sido ganador de este importante premio que permitirá su ejecución.

El proyecto ganador del Fondo del Embajador para la Preservación del Patrimonio Cultural 2018 es la conservación y restauración del templo inca en el sitio arqueológico de Huánuco Pampa, ubicado en la región Huánuco. A continuación, detalles de este importante legado de la civilización inca.

El proyecto ganador del Fondo del Embajador para la Preservación del Patrimonio Cultural 2018 es la conservación y restauración del templo inca en el sitio arqueológico de Huánuco Pampa, ubicado en la región Huánuco. A continuación, detalles de este importante legado de la civilización inca.

El sitio arqueológico de Huánuco Pampa se encuentra ubicado en el distrito de La Unión, provincia de Dos de Mayo, a una altitud de 1,697 metros sobre el nivel del mar. Llegar a este complejo construido enteramente en piedra demanda cerca de cuatro horas por vía terrestre desde la ciudad de Huánuco.

El lugar es conocido también con los nombres de Huánuco Marka y Huánuco Viejo. Es un legado arquitectónico de la fase incaica tardía, considerada la más importante de la región, cuya construcción según los estudios se inició alrededor de 1,460 d.C. pero fue interrumpida en 1,536 por la conquista española.

Las investigaciones indican que este complejo fue concebido como un centro administrativo, así como un centro productor de textiles de fina calidad.

En el complejo de Huánuco Pampa destaca la presencia de una Kancha o plaza frente a un Ushno o muro ceremonial. Según las investigaciones arqueológicas, la presencia de estos dos espacios tenía la finalidad de reconocer el poderío inca en las provincias dominadas.

Esta dualidad también hacía de estos lugares puntos clave donde se realizaban distintas ceremonias y festividades mediante las cuales los incas aseguraban la lealtad y apoyo tributario de los pueblos dominados.

El Ushno que se encuentra en este sitio presenta base rectangular y su altura supera los tres metros. Aquí se puede observar la presencia de escalinatas que se encuentran direccionadas hacia la parte superior del muro. Como nexos entre esta construcción y la plaza se observan algunas portadas de forma trapezoidal, en la que pueden apreciarse algunas imágenes de felinos.

También resalta en Huánuco Pampa la presencia de kallancas o recintosdestinados a labores administrativas; así como la presencia de colcas o depósitos en los que se almacenaban alimentos como maíz y tubérculos diversos, así como algunos bienes. Las colcas encontradas en este sitio arqueológico tienen forma circular y rectangular.

En julio de 2016, Huánuco Pampa fue escenario de la celebración del segundo aniversario del Qhapaq Ñan como patrimonio mundial, acto que revaloró el trabajo que realiza la población en la preservación y conservación de las expresiones culturales y tradiciones ancestrales asociadas al Camino Inca. También es escenario, desde hace 20 años, de la celebración del emblemático Inti Raymi o Fiesta del Sol en la región Huánuco.

Huánuco Pampa se encuentra abierto al público de abril a octubre, en el horario de 08:00 a 16:00 horas, de lunes a domingo.

Fondo del Embajador

La ministra de Cultura, Patricia Balbuena, y el Embajador de los Estados Unidos, Krishna R. Urs, anunciaron, el martes 25 de setiembre, al proyecto ganador del Fondo del Embajador para la Preservación del Patrimonio Cultural 2018: la conservación y restauración del templo inca en el sitio arqueológico de Huánuco Pampa.

Indicaron que este proyecto fue presentado por el Ministerio de Cultura en el marco del programa Qhapaq Ñan, el sistema vial inca reconocido como patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Ambas autoridades subrayaron que se espera que el premio de 100,000 dólares que otorga el Fondo del Embajador contribuya también al desarrollo de la comunidad a través de la promoción del turismo local y la identificación con el sitio arqueológico de Huánuco Pampa.
“El proyecto en Huánuco Pampa nos permitirá apoyar la conservación del patrimonio cultural en la región Huánuco, donde también hemos financiado la construcción del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) y la construcción de la Academia de Policía para la formación de jóvenes cadetes, futuros oficiales de la Policía Nacional del Perú”, manifestó el embajador Krishna Urs en la ceremonia de anuncio del ganador del premio, realizada en la Huaca Mangomarca, en Lima.

Por su parte, la ministra de Cultura anunció que a finales del 2019 se podrán ver los resultados de la intervención en Huánuco Pampa.

Asimismo, destacó la importancia de la cooperación de organismos gubernamentales de países amigos del Perú para la recuperación del patrimonio arqueológico de la Nación en beneficio de las ciudadanas y ciudadanos.

Desde la creación del Fondo del Embajador, en el año 2001, el Perú ha recibido cerca de 2 millones de dólares que han permitido financiar 24 propuestas para salvaguardar, poner en valor y difundir el patrimonio arqueológico e histórico nacional en diez departamentos del país.

Se trata de la conservación del Museo de Leymebamba (2004); la conservación de 47 pinturas coloniales del Monasterio de Santa Catalina(2005); la conservación de la ciudad sagrada de Caral (2009); el registro, protección y preservación de las Líneas de Nasca (2015).

Asimismo, la conservación de las Trece Torres de Chankillo (2016); la recuperación y puesta en valor de la Pirámide del Sector B de la Zona Arqueológica Mangomarca, en San Juan de Lurigancho (2017), resaltan entre las propuestas beneficiadas con los recursos del Fondo del Embajador de los Estados Unidos.




capac_nan_exhibicion_huanuco_4

Éxito de público en exposición organizada en Huánuco por el proyecto Qhapaq Ñan

Centenares de personas han tenido la oportunidad de visitar la exposición itinerante “Al encuentro con Huánuco Pampa”, inaugurada el pasado 25 de enero en la ciudad de Huánuco por el Proyecto Qhapaq Ñan del Ministerio de Cultura.

Se trata de una muestra sobre la importante zona arqueológica de Huánuco Pampa, ubicada en el distrito de La Unión, provincia de Dos de Mayo, integrante del Qhapaq Ñan, también conocido como Camino Inca.

El responsable del Proyecto de Investigación Arqueológica Huánuco Pampa, Carlo Ordoñez, se refirió al trabajo que desarrollan desde el 2007 como parte de las acciones del Proyecto Qhapaq Ñan. Asimismo, explicó que la exposición consta de restos arqueológicos hallados en una extensión aproximada de 800 hectáreas que tiene la zona arqueológica monumental Huánuco Pampa.

Vasijas de la Cultura Chupaychu, morteros de piedra, ruecas, y una colección de fragmentos de cerámica pertenecientes a Craig Morris, pionero de las investigaciones en la zona, son algunas de las piezas en exhibición; además de fotografías y banners que muestran la magnitud del sitio arqueológico y del trabajo realizado por el Proyecto en el lugar.

Richard Espinoza, responsable del trabajo con la población en el proyecto, señaló que el objetivo de la exposición es “promover el conocimiento de Huánuco Pampa para su salvaguarda y protección, ya que es parte la ruta del Qhapaq Ñan que comunica Cusco con Quito”.

Durante la muestra también se proyecta el documental El recuerdo del Inca, material que recoge parte del patrimonio inmaterial de la zona.

A la inauguración asistieron director regional de cultura Huánuco, Carlos Ortega y Obregón; el director de Dircetur, Robín Vela; el gerente de desarrollo económico del Gobierno Regional de Huánuco, Lizardo Lazo; el responsable de turismo de la Municipalidad Provincial de Huánuco, Amelia Rojas; el regidor de la Municipalidad Provincial de Dos de Mayo, Víctor Raúl Quiroz; entre otras autoridades y personalidades locales.

La muestra podrá visitarse hasta el día 01 de febrero en el local del Gobierno Regional de Huánuco situado en la Plaza de Armas de la ciudad.




huanuco_pampa1

EL VALOR DE HUÁNUCO PAMPA, Un encuentro con la historia

Fue un importante centro administrativo inca. Un proyecto arqueológico busca recuperarlo y otorgarle el sitial que se merece, con la participación de la población local. Una exposición gráfica nos revela su historia y destaca su imponente construcción.

La recuperación y puesta en valor de los sitios arqueológicos se ha convertido en una importante veta no solo turística, sino también económica, cultural y social. El enfoque es ahora integral, con el objetivo de involucrar a la población en sus beneficios.

Existen experiencias exitosas, como en Caral, en Lima; en Huaca Rajada, Motupe, Cao y otros valles de Lambayeque y La Libertad. Y desde 2007 se aplica la misma estrategia en Huánuco. El objetivo es “fortalecer los vínculos con la población y las autoridades”, resalta el Ministerio de Cultura. ¿De qué manera? Alentando su participación en las diversas actividades culturales y de promoción de la defensa del patrimonio a través del Proyecto de Investigación Arqueológica Huánuco Pampa, una iniciativa del Proyecto Qhapaq Ñan.

El proyecto –después de efectuar un diagnóstico del estado de conservación de las estructuras del sitio arqueológico elaboró una propuesta de intervención para su conservación y evitar el peligro de colapso de algunos sectores deteriorados por la acción humana y del ambiente.

En esa tarea de conservación y puesta en valor se involucró a la comunidad campesina Agüamiro, ubicado en la zona de inluencia de Huánuco Pampa. Los pobladores participan activamente brindando sus conocimientos de técnicas y materiales ancestrales que se
aplican en los trabajos.

En ese marco de fortalecimiento de los vínculos con la población local, hoy se inaugura en la ciudad de Huánuco la muestra Al encuentro con Huánuco Pampa. Esta consta de una exposición de piezas arqueológicas de diversos materiales recuperados en las excavaciones del mencionado sitio arqueológico, una colección fotográica –que incluye, además de imágenes de Huánuco Pampa, fotos del entorno natural– e infografías acerca del trabajo arqueológico, de conservación y puesta en uso social desarrollado por el proyecto de investigación arqueológica.

La exposición servirá también para promover el conocimiento sobre Huánuco Pampa en la población huanuqueña. El complejo arqueológico es considerado uno de los principales centros administrativos del Chinchaysuyo, que cumplió funciones ceremoniales y políticas importantes durante la época inca.

Además, dará a conocer los avances de los trabajos de investigación y conservación que efectúa el Proyecto Qhapaq Ñan en varias regiones del país, especialmente en Huánuco.

SOBRE HUÁNUCO PAMPA

La zona arqueológica inca se ubica en el distrito de La Unión, provincia de Dos de Mayo, sobre una planicie a 3,650 metros sobre el nivel del mar en la margen derecha del valle del río Vizcarra.

Su construcción se inició durante el gobierno del inca Pachacútec a mediados del siglo XV, y fue culminado por su hijo Tupac Inca Yupanqui. Su ubicación fue estratégica y formó parte del eje de la ruta del Qhapaq Ñan, que comunicaba a Cusco con Quito.

Estuvo compuesta por más de cuatro mil estructuras que conformaban barrios separados por calles y murallas, cubriendo una supericie aproximada de 800 hectáreas.

Entre 1539 y 1542, Huánuco Pampa fue ocupada por los españoles, los que se establecieron en la plaza central, donde se aprecian vestigios de diversas estructuras que habrían sido utilizadas como dormitorios y cuarteles.

FLORA Y FAUNA

Los investigadores han hallado en el interior de la zona arqueológica diferentes especies de lora y fauna silvestre, debido a la existencia de un cerco perimétrico que permite el crecimiento de los pastos, y los preserva del impacto del ganado.

Entre las plantas de uso medicinal se encuentran el llantén, la achicoria y el berro. La flor más representativa del valle es la cantuta, que es considerada sagrada por los incas y declarada flor nacional.

Las zonas cercanas a los manantiales, a la laguna Pioqocha y al río que cruza la altiplanicie son espacios propicios para la existencia de una variedad de aves migratorias. También se han detectado familias de venados de la especie Odocoileus virginianus peruvianus. Con el tiempo la zona se ha convertido en uno de los últimos refugios de vida silvestre en la zona.

Otra razón más para la preservación de este importante vestigio.

 

Fuente: Variedades de El Peruano (Moisés Aylas)




huanuco_pampa

Ciudad Inka de Huánuco Pampa

Huánuco Pampa, lugar estudiado por Craig Morris, es el mejor y mayor exponente de los centros administrativos inca. El sitio cubre un área de 2 Km2, posee entre tres mil quinientas y cuatro mil estructuras visibles y fue edificado en tierra virgen durante la primera mitad del siglo XV.

Su plaza principal mide quinientos cincuenta metros por trescientos cincuenta metros, una enorme extensión con un imponente ushnu (pequeña estructura de piedra situada en medio de una plaza que servía de trono para el Inca durante ciertas ceremonias). De la plaza salen calles siendo la más importante la ruta troncal que unía el Cusco con Quito y el camino dividía en dos mitades la

ciudad en Hanan -arriba- y Hurin -abajo. Otras dos calles subdividían el conjunto en cuatro sectores o barrios y se relacionaban con el típico fraccionamiento del espacio, indispensable para el sistema organizativo inca.

Una característica de los centros administrativos es el elevado número de depósitos para la conservación de abastecimiento no necesariamente originario de la zona, sino más bien traído de lugares a veces muy distantes. Numerosos documentos de archivos procedentes de la costa central indican que los productos eran transportados ya sea al Cusco o a Huánuco Pampa. En este último centro existían más de dos mil depósitos.

Se dice que la ciudad inka de Huánuco Pampa fue construida poco después de que Tupaq Inka Yupanqui conquistara la región. Antes de ser reorganizada por el Estado inka esta había sido la sede de numerosos grupos étnicos, entre ellos los chupaychu, yacha y nuevo centro administrativo se estableció en tierras depuna despoblada a lo largo del Capac Ñam.

Sin duda, en tiempos inka la plaza central de Huánuco Pampa se usaba para resolver rivalidades étnicas y políticas, así como sirvió de escenario para la representación ritual de las relaciones del imperio con las provincias. Molina afirma que el ritual de la situa se realizaba en las ciudades provinciales inka más importantes, presididas por los gobernadores, rituales, como la qhapaqhucha, había participación a nivel provincial.

Referencias etnohistóricas a las plazas inka indican que en la plaza central de Huánuco Pampa se realizaban, probablemente, actividades tan diversas como:
1) ceremonias de la recaudación de productos y la distribución generosa de dádivas imperiales;
2) la de los jóvenes de la elite;
3) juicios y castigos públicos;
4) selección de personas destinadas los sacrificios y de las huacas para ceremonias entodo el imperio, y 5) el recibimiento público las elites y de los funcionarios inka.

El Tampu Inca de Huánuco Pampa (Astronomia Prehispánica)

La astronomía tuvo un rol fundamental en el desarrollo de las sociedades andinas prehispánicas, sobre todo en las actividades económicas, y religiosas. Especialmente en la agricultura y los rituales asociados a ella. La sociedad Inka, presenta la mayor parte de evidencias al respecto, especialmente información etnohistórica y arqueológica (Aveni 1993; Bauer y Dearborn 1998; Hyslop 1985,1990; Urton 1981,1985; Ziolkowski y Sadowski 1992; Zuidema 1977). Los estudios sobre astronomía Inka se han realizado en su mayor parte en el Cuzco, ciudad que fue la capital del imperio del Tawantinsuyu, donde existieron varias estructuras con funciones astronómicas, pero que los españoles destruyeron en su proceso de evangelización (Aveni 2001:312; Bauer y Dearborn 1998:124). Estas estructuras fueron principalmente: el Ushnu, las Sukankas, el Sunturwasi, el Corikancha (Aveni 2001:312-313; Zuidema 1981:319-324) además muchas de las wakas del sistema radial de ceques (Zuidema 1977); de las cuales sólo existen en la actualidad el Corikancha y algunas de las wakas del sistema de ceques. Los fenómenos astronómicos que observaron los Inkas en el Cuzco, siguiendo de forma sistemática el movimiento anual del Sol por el horizonte fueron los Solsticios, Equinoccios, pasos del Sol por el Zenit y Antizenit (Nadir); la Luna en sus diferentes fases y sus posiciones extremas norte y sur; las estrellas principalmente Alfa y Beta Centaurus, las constelaciones de las Pléyades y la Cruz del Sur (Zuidema 1981,1982; Urton 1985; Zuidema y Urton 1976); donde las fuentes etnohistóricas brindan la mayor parte de la información. Tom Zuidema conjuntamente con Anthony Aveni, realizaron estudios sobre astronomía Inka durante varias temporadas en Cuzco y alrededores, estos investigadores presentan ciertas propuestas sobre los lugares de observación, ubicación de los marcadores de horizonte, y las direcciones de los alineamientos, los cuales estarían asociados a Solsticios; pasos del Sol y la Luna por el Zenit y Antizenit; como también a la constelación de las Pléyades ( Zuidema 1981,1983; Aveni 2001). Entre estas propuestas destacaría la hipótesis sobre la importancia que tuvo en la sociedad Inka, las fechas del paso del Sol por el Zenit y Antizenit (Zuidema 1981:322-324), propuesta que generaría debate, al no existir evidencias físicas (de observatorios y marcadores de horizonte) relacionados a dichos fenómenos (Bauer y Dearborn 1998:120-121).

Sin embargo la mayoría de crónicas describen muchos aspectos de la astronomía Inka, y ciertas crónicas, hacen referencia con mas detalle, sobre algunas construcciones que posiblemente sirvieron para estas funciones, como también sobre personajes encargados de estas observaciones.

La crónica de Guaman Poma presenta información sobre un astrólogo indígena, llamado Juan Yunpa, que conocía las posiciones del Sol en el horizonte a lo largo del año, al observar sus ortos y ocasos, quien hace uso de marcadores solares denominados cillas (asientos) donde el Sol se ubicaba de acuerdo a las fechas previstas, teniendo cada mes o periodo su cilla correspondiente; enfatizando la posición del Sol en la cilla correspondiente a Agosto, como referente para observar el movimiento de este astro. Asimismo, este cronista, da a entender el uso de ventanas, luz y sombras en construcciones para efectuar observaciones astronómicas, con lo cual podían tener fechas mas precisas que indicaran el tiempo de realizar actividades agrícolas y ganaderas (Guama Poma 1980:884[898]). En esta crónica, Guaman Poma presenta un dibujo del referido astrólogo, el cual sostiene en su, mano izquierda un khipu, que posiblemente serviría para llevar cuentas a manera de calendario (Guama Poma 1980:883[897]), función que tenía también un secretario oficial del Inka, llamado “quilla uata quipoc”, encargado de llevar la cuenta de los meses y años; quien también esta descrito gráficamente con un khipu (Guama Poma 1980: 358[360], 359[361]).

El tratado de Francisco de Avila sobre Huarochirí, hace referencia de unos personajes conocidos como Yañca, que determinaban la fecha que debian de ir a adorar al dios Pariacaca, utilizando construcciones para observar el Sol, haciendo uso de efectos de luz y sombra en las observaciones astronómicas: “…estos hombres observan el paso del sol desde un muro construido según reglas muy precisas [esto es la sombra que va haziendo la pared con el sol]. Cuando el Sol alcanza el muro en cuestión, dicen a la gente que ha llegado el día o que había que esperar al día siguiente” (Taylor 1999:125). Avila, en otro documento referente a la fiesta que realizaban en Abril en honor de Paricaca, describe que estos Yañac (o Yañca), se “sientan” en un determinado lugar y observan la salida del Sol en: “…cierta parte de un cerro que ya tienen marcada” (Taylor 2000:82), solo así sabían precisamente el día que tenían que realizar la fiesta a esta deidad mencionada.

De la misma forma, la crónica de Juan de Betanzos, menciona un sistema de registro de fenómenos astronómicos conocido como Pacha Unan Chac, que servia para que no perdiesen la cuenta de los meses y las fechas que tenían que sembrar y hacer las fiestas; y que funcionaba mediante la observación del sol en las mañanas y tardes, todos los meses del año, para saber las temporadas de siembra y cosecha; este sistema constaba de ciertas construcciones ubicadas en las cimas de los cerros por donde se miraba salir y ponerse el Sol (Betanzos 1987:70-74).

Existen muy pocos estudios sobre Astronomía Inka para las áreas provinciales del Tawatinsuyu, sin embargo la evidencia arqueológica presenta un mayor potencial, sobre todo en los Tampus con carácter de centro administrativo en las capitales de los Wamanis o provincias (Hyslop 1985,1990; Matos 1986,1994; Ziolkowski y Sadowski 1992). Uno de estos Tampus fue “Huánuco Pampa” ubicado en la sierra central del Chinchaysuyu, a una altitud de 3,700 msnm, y que posee una relación con los equinoccios por tener un eje este-oeste que cruza el sitio e influye en la organización espacial del Tampu (Harth Terre 1964; Morris 1987; Morris y Thompson 1970,1985).

Reciente investigación realizada en “Huánuco Pampa”, muestra nuevas evidencias de alineamientos y presenta propuestas sobre observaciones astronómicas que realizaron los Inkas en ese Tampu, principios de organización espacial basadas en orientaciones astronómicas, así como la utilización especifica de algunas estructuras como observatorios. Las estructuras presentadas como observatorios, son la plataforma “Ushnu” y una estructura conocida en el lugar como el “Inkawasi”. El Ushnu, conocido en el imperio como lugar de libaciones y observaciones astronómicas (Zuidema 1989:402-454; Hyslop 1990:69-101, Pino 2001a), presenta además en Huánuco Pampa, características de un observatorio astronómico complejo, que funcionaba mediante un sistema de asientos y accesos; y el Inkawasi (estructura de composición dual y cuatripartita), presenta en este caso un diseño especial para la observación de fenómenos astronómicos, que funciona por efectos de luz y sombra entre sus componentes internos (como accesos y nichos), utilizados para una mayor precisión en la determinación de ciertas fechas. La información arqueológica aquí presentada respalda ciertas propuestas sobre la Astronomía Inka, difíciles de comprobar en el Cuzco debido a la destrucción y ausencia de evidencia material.

QUÉ ES?

Es un centro administrativo inca localizado en el distrito de La Unión, provincia de Dos de Mayo, región Huánuco. Fue la capital de la región del Chinchaysuyu en la época prehispánica. Ubicado en una extensa planicie, está conformado de manera planificada por diferentes barrios o sectores separados por calles y caminos alrededor de una inmensa plaza, por la que atraviesa la ruta principal del Qhapaq Ñan. Alrededor de su plaza se encuentran construcciones representativas de la arquitectura inca con funciones públicas, administrativas y ceremoniales, tales como kallankas, acllawasi, inkawasi y templos. Otros sectores son las áreas residenciales y el área de los almacenes o qollqas.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

Porque es una capital provincial inca de excepcionals ingularidad debido a la extensión y monumentalidad de sus construcciones, planificada a semejanza del Cusco y diseñada con base en orientaciones astronómicas. Huánuco Pampa posee construcciones de piedra finamente trabajadas de características monumentales y arquitectura compleja, entre las que destaca una plataforma conocida como “ushnu” en el centro de su enorme plaza, y hacia la zona este del sitio, un conjunto de portadas decoradas con animales tallados. La arquitectura más importante está representada por las kanchas, colcas, kallankas, ushnu y recintos circulares. Actualmente se está ejecutando el proyecto de investigación y conservación de Huánuco Pampa conel fin de ponerla en valor, a cargo del Programa Qha paq Ñan del Instituto Nacional de Cultura.

¿QUÉ RIESGOS CORRE?

Diversos factores medioambientales han debilitado las construcciones antiguas, especialmente el crecimiento de gramíneas e ichu que se fortalecen con las precipitaciones aluviales. Actualmente, el uso intensivo e inadecuado de la población para diversas actividades festivas ha acelerado notablemente el proceso de deterioro, lo que ha producido graves colapsos de las estructuras arqueológicas

INC, UNMSM