Petroglifos De Cantas, Pitis, La Mezana Y La Laja en el Valle De Majes, Arequipa, Perú

EL MARCO GEOGRÁFICO DEL VALLE DE MAJES

El valle de Majes tiene su naciente en la unión del río Colca con el Andamayo y va en dirección Norte
Sur, hasta su límite político entre las provincias de Castilla y Camaná denominado Palo Parado, donde
cambia de nombre por el de Camaná, alcanzado un recorrido total de unos 80km, teniendo en su parte más
ancha hasta 6 Km. Este gran valle pertenece a la cuenca Colca – Majes – Camaná con un recorrido total de
465 Km., desde su naciente en el cerro Yanasalla, a 4,886 m.s.n.m, hasta su desembocadura en Camaná.

Para un mejor estudio geográfico y arqueológico del valle de Majes se ha divido en tres áreas Geo-Culturales por considerarse las más adecuadas; esta división sigue el curso del cause e incluye los cerros
elevados próximas al valle. a) valle alto: Comprendido desde la localidad de Yupanqui y cerro la Laja
(ambos márgenes) hasta la misma cabecera del río Majes. b) valle medio: Comprende desde los límites de
Yupanqui y cerro la Laja hasta los poblados de Punta Colorada y la Mezana, en ambos márgenes, siendo
él límite la carreta asfalta con la parte baja. c) valle bajo: Comprende desde los límites de Punta Colorada
y la Mezana hasta la división política entre Majes y Camaná, denominado Palo Parado.

La Geomorfología se presenta por el valle principal y por quebradas secundarias, que aportan sus aguas
esporádicamente y estribaciones andinas como los cerros Condorsenca y Cisera que alcanzan los 3,500 y
4,000 m de altitud respectivamente.

 

Dentro de la era Genozoica, en el Cuaternario – Pleistocénico, se ubican tufos o tobas volcánicas e
ignimbritas (sillar) de color rosa y blanco, cuyos orígenes provienen de fisuras o de antiguas calderas
volcánicas, no conociéndose el punto exacto de emisión, estos tipos de derrames de lava que eran de
material muy explosivo alcanzando incluso velocidades entre 40 y 50 Km/h, siendo muy frecuentes en
épocas antiguas. Este tipo de rocas se encuentra en las partes altas del valle, rodado hasta las partes bajas
por erosión en bloques grandes y pequeños, siendo muy característicos en la parte media del valle. Este
tipo de material rocoso es muy importante en esta investigación arqueológica, debido que en ellas se han
elaborado la mayoría de pictografías, por ser rocas de contextura muy blanda.

 

Fig. Valle de majes – Alina Aparicio y Rocío Tejada. Marzo del 2000

Fig. Valle de Majes- enero del 2000

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: