Huamanmarca: maravilla turística en la provincia de Yauyos

El complejo arqueológico de Huamanmarca es una maravilla turística que fue edificado en lo alto del cerro del mismo nombre en territorio que hoy pertenece al distrito de Carania, en la provincia de Yauyos, en la sierra de Lima.

El sitio arqueológico se ubica a casi 4,000 metros de altitud, donde el clima es frío y que no fue obstáculo para que los antiguos pobladores de la cultura Yauyos se establezcan en este impresionante lugar en un número aproximado de 2,000.

A este lugar se accede, desde Huancayo, a través de un camino arqueológico de una longitud de cuatro kilómetros que tiene varias escalinatas de piedra, una de ellas en forma de caracol; antes de llegar a las chullpas se aprecia una especie de muralla defensiva donde no hay obstáculos naturales.

Las construcciones de piedra están enclavadas en zonas rocosas con pronunciada pendiente y grandes abismos; su ubicación estratégica sirvió a los antiguos pobladores Yauyos para defenderse de sus enemigos.

Las edificaciones muestran una influencia inca, y tenían un reservorio en la parte alta ubicado paralelamente al camino principal, que conduce agua desde la laguna Huilla ubicada en la falda del nevado Kipala.

“Estas construcciones datan aproximadamente de 1,200 d.C., son del intermedio tardío donde intervino la cultura Yauyos y también cuando los Incas expandieron su imperio, y también en el inicio de la invasión española”, declaró Hilario Miguel Clemente Reyes, secretario de la comunidad de Carania.

Remarcó, asimismo, que los antiguos pobladores de Carania fueron agricultores, pero también varios se dedicaban a la minería, “la mayoría eran obreros eventuales que llegaban a Huamanmarca desde Ñapahuasi, Chinchimarca y San Felipe, ellos trabajaban en las inmensas andenerías que estaban regadas gracias a las aguas que transporta el canal de regadío que llega de la cordillera de Kipala”, acotó.

En la parte baja de la ciudadela, se puede apreciar los andenes de Carhua, y el laboratorio inca de Huaytuya, así como morteros donde se procesaban minerales, vestigios que confirman que los antiguos moradores compartieron la actividad agrícola con la minería.

Los pobladores de Carania están dispuestos a recibir la visita de más turistas amantes de la naturaleza, para que disfruten del nuevo atractivo de la reserva Paisajística Nor Yauyos–Cochas, y a ello se suman los guardaparques de esta área protegida.

“Nosotros como personal del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado estamos promoviendo la visita a estos restos arqueológicos, queremos darle mayor impulso a todos los atractivos como la andenería y el nevado de Carania, este lugar tiene una cultura viva y posee muchos lugares para realizar turismo de aventura como trekking, rapel y un poco de alpinismo”, resaltó el guardaparque de Sernanp, Alan Quispe Auris.

 

Fuente: Andina
(FIN) PTM/MAO

image_pdfimage_print

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: