Hallan parte de una máscara precolombina entre posibles restos de galeón español hundido en Florida, EE.UU.

Este ornamento funerario precolombino podría tratarse de uno de los «primeros ejemplos conocidos de trabajo humano con metal». De ser rescatado el pecio el 80% del valor del tesoro se lo quedaría Seafarer Exploration y el 20% restante sería del estado de Florida, según un miembro asesor de la junta de Seafarer Exploration.

Una máscara funeraria peruana precolombina hallada recientemente en aguas frente a la costa este de Florida puede formar parte del valioso tesoro de una flota de barcos españoles que se hundió en 1715, informaron hoy medios locales.

EFE trató sin éxito de confirmar la información con la compañía Seafarer Exploration, con sede en Tampa, que desde 2014 tiene los derechos de exploración arqueológica y explotación en una zona marina cercana a Melbourne Beach, al sur de Cabo Cañaveral.

Mostrando a las cámaras del canal WKMG la máscara funeraria precolombina, que posiblemente en su día estuvo recubierta de oro, el científico Mike Torres, miembro de la Junta Asesora de Seafarer Exploration, dijo que «no hay muchas piezas como ésta hoy en el mundo». El experto agregó que podría tratarse de uno de los «primeros ejemplos conocidos de trabajo humano con metal».

Se cree que en la zona que rastrea Seafarer Exploration puede estar el pecio de uno de los once barcos que a causa de un poderoso huracán se hundieron el 31 de julio de 1715 con un tesoro declarado de más de 14 millones de pesos de entonces, que los medios calculan que equivale a unos 4.000 millones de dólares de ahora.

Un millar de tripulantes murieron. Solo uno de los 12 barcos que salieron de La Habana el 24 de julio de 1715, el «Grifón», no fue destruido en el viaje.

Hasta ahora, según la web de Seafarer Exploration, en la zona de exploración cercana a Melbourne Beach se había encontrado una pistola, un cañón y balas, una bandeja de plata y restos de grandes tablones de maderas, que los científicos de la compañía creen que corresponden a uno de los once barcos hundidos, el «Santísima Trinidad y Nuestra Señora de la Concepción».

Torres dijo que «los equipos de exploración submarina han encontrado el camino hacia los restos» del barco. Precisó que, de ser rescatado el pecio, el 80% del valor del tesoro se lo quedaría Seafarer Exploration y el 20% restante sería del estado de Florida. Agregó que, si esto sucediese, una parte del tesoro se conservaría y expondría en una colección abierta al público, añadió el citado canal.

El mayor expolio contemporáneo
Una de las mayores tragedias marítimas de todos los tiempos supuso el 31 de julio de 1715 el hundimiento de casi la totalidad de una flota de indias (nueve buques estrellados contra arrecifes y rocas y otros dos tragados por el oleaje según Fernández Duro) por un huracán único cerca de las costas de Florida.

Y, a partir de 2010, se ha ido abriendo paso una enorme polémica porque los «derechos» sobre los pecios descubiertos a empresas ajenas a la arqueología y sin experiencia en ese ámbito. Como escribía José María Lancho en 2015, «la compraventa de los derechos sobre los yacimientos consistió en una de las operaciones contractuales más absurdas, entre saqueadores, de la historia y, desde luego, definitorias de la obsesión discriminatoria del legado hispánico entre algunos sectores de los Estados Unidos».

 

Fuente: ABC

image_pdfimage_print

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *