Hallan muro y escalinata inca cerca a la Plaza Mayor de Cusco

VESTIGIO. Entre las calles Mantas y Espinar fueron encontrados un muro inca de unos 15 metros de largo, y una escalinata con 4 peldaños. También se encontró fragmentos de cerámica. Dirección de Cultura se hará cargo de su puesta en valor.

José Víctor Salcedo.
Cusco.
A unos veinte metros de la Plaza Mayor de Cusco, entre las calles Mantas y Espinar, fueron encontrados, debajo de la tierra, un muro y una escalinata de factura inca, un canal de agua colonial y fragmentos de cerámica hecha a base de arcilla.
El hallazgo se produjo como consecuencia de la remoción de tierra que hacían obreros de la Gerencia de Desarrollo Urbano de la Municipalidad Provincial de Cusco como parte de la obra de mejoramiento de la transitabilidad vehicular y peatonal en las referidas calles del Centro Histórico. Está obra empezó hace un mes.
El muro de arquitectura inca se extiende unos 15 metros y ha sido levantada con piedras de 50 centímetros de largo y quince de ancho.
Los elementos líticos son similares a los usados por los incas en varias construcciones hechas en la capital del Tahuantinsuyo, como el Koricancha o Templo del Sol, el Cusicancha y otros recintos del incanato.
La escalinata tiene cuatro peldaños, que abarca unos 20 metros cuadrados. Algunos obreros señalaron que solo sería parte de una infraestructura mayor, lo que tendrá ser determinado durante el trabajo de restauración.
En tanto, el canal de agua, según datos que maneja la comuna cusqueña, data de 1905. Servía a inicios del siglo pasado para conducir las aguas hasta la cuenca del río Shapy, que atraviesa el centro de la Ciudad Imperial.
En el lugar también se observa un antiguo empedrado que aparece entre Mantas y Espinar, cuya antigüedad todavía no ha sido especificada, aunque se presume que corresponde a la época de transición Inca–colonial.
PROTECCIÓN
Wilmer Chávez Marmanillo, residente de obra, informó que las evidencias de arquitectura inca se mostraron conforme hacían las excavaciones desde inicios del mes pasado.
De inmediato trabajaron para proteger el bien cultural de acuerdo al Plan de Monitoreo Arqueológico.
El especialista explicó que la obra continuará previo un tratamiento para proteger el legado inca y el apoyo de especialistas de la Dirección Desconcentrada Cusco del Ministerio de Cultura.
En tanto, Joel Zamalloa, gerente de Desarrollo Urbano de la municipalidad, garantizó que los trabajos seguirán siempre que haya permiso y acompañamiento de Cultura.
La calle Mantas tiene solo dos cuadras y comienza en la esquina de la Plaza Mayor frente a la Basílica Catedral y termina en la avenida El Sol.
En esta calle están la iglesia de La Merced, el Museo de Historia Natural y el Paraninfo Universitario.
La obra de mejoramiento de la transibitabilidad vehicular y peatonal de esta vía debe estar concluida a fines de setiembre. Está valorizada en un millón 128 mil soles.
En la ejecución del proyecto de la comuna cusqueña laboran 50 obreros a doble turno (día y noche), a fin de culminar los trabajos antes del inicio de la temporada de lluvias.
Cabe señalar que la Municipalidad Provincial del Cusco ejecuta numerosas obras en el Centro Histórico de la Ciudad Imperial con supervisión de expertos de la Dirección Desconcentrada Cusco del Ministerio de Cultura, para evitar agresiones al patrimonio.
Otra obra en plena ejecución en el centro es el mejoramiento de la primera cuadra de la Av. El Sol.
Los vestigios encontrados por los obreros ediles serán entregados a la Dirección de Cultura para que hagan las labores de recuperación y puesta en valor. También podrían ampliar las excavaciones para ver si el muro y la escalinata abarcan una mayor extensión.
Este hallazgo demuestra una vez más que la riqueza histórica de Cusco es inagotable y no deja de sorprender al mundo.

  • Región Sur

Ver en Web

image_pdfimage_print
A %d blogueros les gusta esto: