Hallan evidencia de rico comercio inca en Mateo Salado

También fueron hallados restos de niños de esa época dejados en ofrenda.

Recientes descubrimientos en la huaca Mateo Salado permiten conocer más sobre la forma de vida de los antiguos pobladores de la zona. También revelan el rico comercio que pasaba por su zona durante la época inca.

Hace unos años, durante una excavación arqueológica en una de las pirámides del complejo arqueológico limeño de Mateo Salado, se encontraron numerosos contextos funerarios. Ellos datan, de acuerdo a los especialistas, de la cultura Ychma, perteneciente al intermedio tardío.

Pedro Espinoza, arqueólogo encargado de los trabajos en esta huaca, explicó a la agencia de noticias Andina que se decidió estudiar un par de estos fardos. Descubrieron que estos contenían los restos de menores.

Como curiosidad hizo notar que el entierro se había efectuado en una torre hecha por la cultura Lima, antecesora de los Ychma, y que se encontraba en desuso al momento de servir de sitio de entierro.

“Los Lima no se enterraban dentro de construcciones, en cambio los Ychma sí”, explicó.

Ofrendas
Pero este no es el único hallazgo reciente en la huaca Mateo Salado. Una información que buscaba desentrañar el equipo arqueológico de este complejo era saber hasta dónde se prolongaba el muro que se encontraba más al norte.

Este está separado del resto del sitio debido a las pistas hechas por la expansión urbana.

Espinoza comentó que se trazó en línea recta un área que casi colinda con la avenida Bertello. Al excavar allí descubrieron dos cosas. Una, confirmaron sus sospechas respecto a que dicho muro se extendía más allá, incluso debajo de la referida vía.

La evidencia hallada muestra que se prolonga por debajo de dicha pista. Por lo que, mencionó, se recomendará siempre monitorear cualquier construcción que se haga en esa zona.

La otra novedad: entre el relleno utilizado para construir sobre dicho muro estaban dos restos de infantes de menos de un año. Explicó que ambos no presentaban vestimenta y que se puede especular que sirvieron de ofrenda para la construcción.

No obstante, hace hincapié en señalar que no se puede hablar con total seguridad de sacrificios hechos específicamente como ofrenda, pues no se ha dado con ese tipo de prueba.

Ruta de comercio
Espinoza manifestó que en el proyectado museo de sitio de Mateo Salado se exhibirán tanto los restos de los neonatos hallados en el muro norte como los fardos de niños encontrados en la pirámide.

Así se podrá comparar las distintas tradiciones fúnebres que se practicaron en el lugar.

Otra de las peculiaridades que se podrá apreciar, según detalló Espinoza, es que los materiales encontrados en Mateo Salado provienen de variadas locaciones. Incluso hay material de origen ecuatoriano como los famosos spondilus, o del norte de Chile y sur del Perú como el lapislázuli.

Otros productos de lejanas zonas son el mercurio de Huancavelica y ciertas semillas de la Amazonía.

Espinoza revela que, aunque en distintos períodos de ocupación de Mateo Salado se han encontrado piezas de lejanos lugares, es durante la ocupación inca en el que se ve un aumento exponencial de esta variedad de materias primas.

La explicación que ensaya el especialista es que ello se debe a la importancia de Mateo Salado en la red de caminos del Tahuantinsuyo.

Dato
5 pirámides, enumeradas de ‘A’ a ‘E’ integran el complejo Mateo Salado.

(Andina)

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: