Complejo Arqueológico de Chipuric

El Complejo arqueológico de Chipuric -Mausoleo de Luya es un complejo funerario construido por la cultura Chachapoyas entre los años 900 y 1450 d.C. Se encuentra ubicado en el distrito de Luya Viejo, en la provincia de Luya, dentro de la región del Amazonas.

El Mausoleo de Luya, pertenece al estilo llamado Chipuric, este es aquel que se caracteriza por la presencia de estatuas funerarias en las construcciones arquitectónicas que tienen este fin, un ejemplo más conocido de estos son los Sarcófagos de Karajía. Estas estatuas están ubicadas además en lugares de acceso difícil, como barrancos, e incluyen en sus complejos el descubrimiento de máscaras funerarias.

Este Complejo arqueológico es junto con Revash uno de los más importantes en tanto a la manifestación de los dos distintos estilos arquitectónicos funerarios de la cultura Chachapoyas: aquellos que están acompañados por estatuas dentro de las cuales se encuentra el cuerpo, y los otros que son como chullpas o casas rectangulares de dos o tres pisos, con hornacinas selladas donde se encuentran las momias.

La ubicación en barrancos de este mausoleo, podría tener su justificación en el hecho de que los Chachapoyas querían evitar, mediante esto, el deterioro del cuerpo custodiado. La conservación del cuerpo muerto era vital porque se creía que destruido este se acababa realmente la vida del sujeto momificado. Es en ese sentido de protección que la altura de la ubicación prevenía la destrucción de las edificaciones por efectos ya sean naturales, como inundaciones provocadas por lluvias torrenciales, o por mano humana, como invasiones de ejércitos enemigos.

Las construcciones del mausoleo de luya en el Complejo arqueológico de Chipuric se caracterizan por, al igual que los sarcófagos de Karajía, la presencia de estatuas funerarias de entre metro treinta y metro sesenta de alto. Estas construcciones tienen una cavidad hueca, misma en la que se deposita el cuerpo momificado. Este cuerpo se haya envuelto en mantas de algodón donde se observa la textilería Chachapoyas, o en defecto por piel de animales. Estos mantos o pieles se encuentran a la vez dentro de mayas o redes hechas de soga y sellados por una capa de arcilla y piedras o rocas pequeñas. Además de esto se observa la presencia de palos sobre la cabeza del cuerpo muerto, lo que termina dando a la imagen de este una forma cónica.

Para poder llegar a este complejo arqueológico el visitante podrá optar por tomar un vehículo desde Luya o caminar un promedio de ocho kilómetros desde el mismo lugar. Debido a las constantes y sorpresivas lluvias de la zona, es recomendable que quien visite este sitio realice las visitas por los meses de mayo y octubre donde prima el clima seca.

image_pdfimage_print

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *