Ciudadela de Pañamarca

La ciudadela de Pañamarca se encuentra ubicada en el distrito de Nepeña, dentro de la provincia de Santa, en el departamento y región de Ancash. Específicamente en el kilómetro 11 de la carretera de San Jacinto a la espalda del Centro poblado de Capellanía, sobre el cerro de Pañamarca. La Ciudadela de Pañamarca habría sido construida por albañiles Moches y tendría su antigüedad en el siglo VI después de Cristo. La Ciudadela de Pañamarca es conocida también de Fortaleza de Tierra Firme, nombre dado por Squiner y como Pañamarquilla, por Middenford.

La ciudadela fue descubierta en 1958 a partir del hallazgo de una pintura mural. Posteriormente sería estudiada por el arqueólogo Lucio Bonavia en 1959. A nivel arquitectónico, las ruinas de Pañamarca se encuentran conformadas por tres construcciones de forma piramidal y hubiera sido edificada con fines de culto y milicia. Las construcciones se encuentran hechas a base de adobe y por la misma forma piramidal presentaban en ellas diferentes niveles superpuestos. Junto con estas estructuras piramidales que tuvieran el carácter principalmente religioso se encontraban otras que por su ubicación estratégica y difícil acceso hubieran tenido la finalidad de ser fortalezas.

La Pirámide principal de Pañamarca se caracteriza por presentar cinco niveles, uno sobre otro, mismos que se encuentran conectados por rampas zigzagueantes que tienen su ubicación en el frontis principal.

La Pirámide 2 del edificio presenta una altura inferior a la principal y se encuentra distanciada de esta por la presencia de un patio, es en esta donde se encontrara la importante pintura mural hallada en el 58 y restaurada posteriormente. Respecto a la tercera pirámide del complejo, ésta aún no tiene investigaciones profundas y sigue cubierta incluso por el terreno de la zona.

Actualmente los murales de Pañamarca se encuentran bastante dañados, tanto así que apenas son distinguibles algunas manchas de color; y la mayoría de los muros presentan un único matiz. Entre los murales que fueran encontrados por las expediciones a esta ciudadela se notaba en ellos la presencia de franjas anchas que marcaban el límite o borde de la figura que circundaban. En los dibujos que se encontraban en los murales destacan escenas de carácter mítico, en la que recalcan zorros alados; religiosas, en las que podemos ver a sus sacerdotes; guerreras, entre los que destacan figuras de prisioneros con el cuerpo circundado de serpientes, entre otros. Además presentan la característica de ostentar todos ellos colores diversos entre los que resaltaban el blanco, rojo, azul, negro y diferentes tonalidades de los mismos. Es importante mencionar sobre estos también que estaban cubiertos por toda su área delimitada ya que los pobladores moches presentaban lo que se llama el horror al vacío.

La pintura mural del 58 reflejaba en ella personajes con atributos míticos que avanzaban a manera de procesión detrás de un Principal. Es resaltante a la vez notar en este mural la presencia de rituales en los que intervenían los sacrificios humanos. Acompañando este séquito también puede observarse la presencia de un felino quimerizado con una serpiente que podría ser la deidad del área.

Para que el visitante pueda llegar hasta la Ciudadela de Pañamarca deberá invertir un tiempo de media hora si viene desde la Ciudad de Chimbote. El ingreso al recinto responde a un costo de s/3.00 por boleto de adulto, s/2.00 a estudiantes, docentes y jubilados y s/0.50 céntimos por escolar. El sitio está abierto al público todos los días de la semana desde las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde.

Ubicación
Región Ancash
Provincia Santa
Distrito Nepeña
Latitud -9.20651
Longitud -78.3757
Altitud 113 msnm

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: