Petroglifos de Pitaya, Huancas

Los Petroglifos de Pitaya son un ancestral atractivo turístico que se encuentra ubicado en el distrito de Huancas, dentro de la provincia de Chachapoyas (a unos 20 kilómetros de esta ciudad) , en la región de Amazonas.

Los Petroglifos tendrían un tiempo de origen de aproximadamente 3 000 años y pueden encontrarse en la zona un promedio de treinta de ellos. En estos vestigios pueden observarse diferentes motivos o temas, entre los cuales algunos están ligados a la reproducción de la flora, y otros a la fauna del lugar, junto con imágenes de las actividades realizadas por los hombres de aquella época como la caza, en especial la que estaba destinada al venado. Todos estos petroglifos se encuentran hechos en piedra y comprenden en total un área de 100 m2, las imágenes están hechas bajo la técnica del raspado en alto relieve. Esta técnica constaba en limpiar la superficie de las piedras con otras piedras usadas en forma de lima, para conseguir los diferentes dibujos o motivos deseados

Cerca de la zona podemos ubicar también el río Utcubamba (palabra en quechua que en español significa pampa del algodón) que baña el valle y que da vida a aquella flora típica de la zona que inspirara los petroglifos de los antiguos. Entre esta flora tradicional podemos encontrar tales como la yuca, el maíz, arroz, la caña, el plátano, entre otros.

El ingreso para conocer los Petroglifos es totalmente libre y se estima un tiempo de llegada hasta ellos, desde el distrito, de 30 minutos en vehículo motorizado además de una hora de caminata. Quienes visiten esta zona podrán también disfrutar en el camino de diversas pinturas rupestres en los diferentes muros rocosos, aunque llegar frente a muchos de ellos es casi imposible debido a que por el paso de los años y algunos sucesos naturales, mucha de estas zonas se encuentran inhabilitadas.

Ubicación:

Región Amazonas
Provincia Chachapoyas
Distrito Huancas
Latitud -6.14247
Longitud -77.8777
Altitud 2470 msnm




yauyos.laguna

Yauyos y sus bellos senderos lacustres

La Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas esconde postales inolvidables para los más valientes. Un recorrido que esconde atractivos naturales que te dejaran impresionado.  
La cordillera de los andes es la artífice de que nuestro país sea bendecido por la naturaleza  y también de la majestuosa arquitectura natural de la Reserva Paisajista Nor  Yauyos  Cochas ; con un sinfín joyas naturales, que la hacen destacar entre cualquier otro destino turístico.

Cuando recorra Yauyos vera lagos que se asemejan a piedras preciosas, parecen cuarzos derretidos, algunos tienen el color de los rubíes. Durante los meses previos de lluvia la flora se luce y engrandece la belleza de este lugar tocado por Dios.  Aproveche, que ya comenzó la temporada.

LAGUNA HUALLHUA

Huallhua rompe todos los esquemas de lago con sus cascadas  que parecen ser escaleras o andenes donde el agua de color verde rubí, revive con el pasto.  En algunas partes la vegetación crece tanto y cubre el trayecto del lago haciendo creer que el agua brota del suelo.  Llegar ahí es cosa de niños,  caminando desde Huancaya puedes quedar encantada del lago Huallhua donde podrás pescar sin ser un experto. Dos miradores (Carahuayno y Huallahua) permiten observar la belleza paisajística de la laguna Huallhua. Cuando estas en la carretera camino a Vilca puedes disfrutar mirando las aguas que pose de color turquesa, con abundante fauna como la trucha, zambullidores, garzas, yanavicos, huallta y patos silvestres. Esta laguna te acompaña en todo el recorrido de Huancaya  hacia vilca. Para los amantes de los deportes acuáticos, también se puede practicar vela, canotaje en canoas artesanales con los pobladores o guías especializado en este tema y demás paseos en bote.

LAGUNA  PAPACOCHA

Justo detrás del pueblo  de Vilca esta la laguna de  Papacocha, aproximadamente a media hora caminando. Hay unas escaleras que parten de la plaza del pueblo que lleva a un mirador donde el camino continúa hasta llegar a la misma laguna. Tiene una vista maravillosa del Papacocha, y podrás notar que el sol acaricia la laguna y el turquesa de sus aguas sale a la luz

En la orilla de la laguna, se encuentra El Bosque Del Amor está cubierto de queñuas y donde puedes descansar disfrutando el paisaje. La formación  de vegetal cautiva a toda persona que se atreva llegar a Vilca, hasta es posible observar las truchas que habitan en el Rio.

LAGUNA PUMACOCHA

Glaciares que conservan la morfología de crestas, cavernas, flora y rocas aborregadas son el paisaje que rodean a la laguna Pumacocha. Este paraíso que los Andes esconden tiene un muelle, donde se puede realizar paseos y pesca deportiva. Los tambos y bancas son sombrillas hechas de paja que encuentras a orillas de la laguna, hace que tu estadía sea lo más agradable posible.

LAGUNA CHUCHUPASCA

La belleza del lugar obliga a hacer pequeñas paradas para contemplar desde la altura de todo el valle, en donde se destaca pequeñas parcelas de cultivo y cerros llenos de verdor con el rio Cañete serpenteando en el fondo. La laguna Chucupasca cae por medio de una cascada sobre las agua de la laguna Hualhua. Es el paisaje más espectacular de la ruta y es increíble cómo se puede contemplar  tanta belleza desde el borde de la carretera.

Cuando creas que el paraíso no existe, recorre la Reserva Paisajística Nor Yauyos  Cochas  y sentirás que el paraíso está en la tierra, en Perú, muy cerca de Lima donde abunda el caos.

 

Escribe: Jumi Alvarez 
Fuente: Revista Rumbos de Sol y Piedra (www.rumbosdelperu.com)
Titulo original: Senderos lacustres: cinco razones (acuáticas) para recorrer Yauyos en busca de la belleza

 




reserva-nor-yauyos-cochas-miraflores

Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas, encanto rural

Necesitas de una escapada otoñal. Siempre hace bien fugar de la ciudad. Nuestra Propuesta: Casas rurales, vida campestre, senderos para el disfrute del paisaje. Solo queda ir.

El turismo vivencial es una nueva manera de conocer el mundo desde su esencia, participando en las actividades diarias de las comunidades, además es una fuente de ingreso económico para que estas se sigan desarrollando y transmitiendo su cultura.

La Reserva Paisajista Nor Yauyos Cocha tiene en todo su territorio a trece comunidades campesinas y ellos están no solo esperando a que llegues sino comprates su forma de vida . Hacen de esta experiencia lo más agradable posible, donde tanto como el comunero y el turista aprende uno del otro, creando lazos de amistad inseparable en esta área natural protegida.

Existen muchas maneras de hacer turismo, esta es una muy buena opción para conocer en profundidad a las distintas comunidades que se encuentran en Yauyos.

Te contamos los atractivos de algunas comunidades:

ALIS

Alis es sinónimo de equilibrio y perfecta armonía entre el hombre y naturaleza. La localidad es sitial privilegiado de la Reserva Paisajística del Nor Yauyos Cocha. Aquí los caminos te dan la bienvenida al Paraíso Terrenal.
Enclavada entre dos cerros tutelares, Alis muestra la imponente presencia de los impresionantes andenes. Otros lugares que destacan son el moderno hospedaje municipal, preparado exclusivamente para los visitantes ávidos de sosiego y el criadero de truchas para los que prefieren ese dicho: “Barriga llena corazón contento”

TOMAS

El rio Sihua pasa por el cañón que caracteriza a Tomas lo cual es un punto más para decidirnos a visitarla ya que en él se puede parcticar canotaje. No es todo pues si lo prefieres puede emprender el camino rumbo al anexo Churura donde contemplaras el encanto del rio en todo su trayecto. Las caídas de agua simplemente te dejarán boquiabierto.

Si eres de los que acampan cuando les cae la noche, Tomas tiene lugares no solo para acampar sino que también para pescar y descubrir espacios para vuelos de parapentes. Un pequeño inventario donde pasar el rato, despejarse, y tomarse la foto de rigor para ser la envidia en las redes sociales, dentro del mismo pueblo son: la iglesia colonial, el campanario, el puente de cal y piedra, la alameda, arcos de botas y las faldas del cerro “Tunshu Pallpa”.

MIRAFLORES

Entre Miraflores y Piños, hay un mirador en perfecto estado. Esta localidad está protegida por un impresionante cañón por donde pasan los autos en una especie de medio túnel labrado en la roca. Además es el punto de partida para una caminata de 3 kilómetros que lleva al “pueblo fantasma” de Huaquis, antigua morada de los habitantes de Miraflores.

CARANIA

Wamanmarka es la ciudad antecesora del actual pueblo de Canaria. Para llegar a ella hay que tomar el desvío opuesto a Laraos, no sin antes zigzaguear 22 kilómetros de impresionante subida por un camino afirmado. Carania, además de su pequeña iglesia, posee la andenería semicircular de Carhua más o menos a una hora de caminata y los restos arqueológicos preincas de Huamanmarca.
El camino inca que conduce hacia los restos arqueológicos está intacto, y el sendero está rodeado de nevados que alimentan el rio Cañete.

TANTA

Que en voz quechua significa pan es un pueblito pintoresco ubicado entre los cerros Muqui, Ancopuquio y Casaconcha, a orillas del río Warku, lugar donde nació el rio Cañete.

Dos casas de hospedaje son los lugares ideales para cobijar al andinista aguerrido y obstinado con ver de cerca las nieves perpetuas del Pariaccaca, el cerro tutelar en la región. Desde aquí el acceso es más fácil para llegar al mítico nevado, recorrer el camino inca de la sierra limeña sin tanto esfuerzo y observar, sin que te ataque el mal de altura, las lagunas alto andinas..

En el distrito de Tanta,  se encuentra la impresionante caverna de Cuchimachay (4,400 m.s.n.m) cuyas paredes se estan cubiertas por numerosas pinturas rupestres, vestigios de los hombres Huarochiranos primitivos que habitaron hace 8,000 años A.C. El area posee varias lagunas y tambien la estructura de piedra más sobresaliente del camino inca de Huarochirí, Escalerayoc, cuyo trazo abarca toda una montaña y habria sido construido por orden del inca Tupac Yupanqui.

 

Escribe: Jumi Alvarez
Fuente: Revista Rumbos de Sol y Piedra (www.rumbosdelperu.com)




puno_ninos_turismo_rural

Turismo rural: Puno y el lago Titicaca

La Región Puno se extiende sobre la elevada meseta del Collao y desciende por el oriente hacia los bosques amazónicos que compartimos con Bolivia. Es riquísima. En paisajes, en testimonios arqueológicos, en expresiones de cultura viva. Su historia es un devenir de etnias en conflicto y de culturas ancestrales diseminadas en territorios extremadamente duros para vivir.

El lago Titicaca es sin duda uno de los mayores patrimonios naturales con que cuenta la humanidad. La importancia del lago para la cultura andina es inmensa: sus aguas desde siempre han significado para el hombre una fuente de recursos, ya que, al calentarse durante el día, crean diversos hábitat, que en distintos tiempos de la historia han servido para el sustento humano. Cerca del puerto de Puno, y hacia la península de Capachica, se extiende la Reserva Nacional del Titicaca, un área protegida que el tiempo y el descuido contaminaron en exceso, pero que hoy se encuentra en proceso de recuperación.

Actualmente Puno es un centro muy apreciado por el turismo, como destino en sí mismo o como punto de paso hacia Bolivia. La visita turística convencional incluye la ciudad de Puno, las ciudades lacustres y las islas peruanas de Uros, Taquile, Amantaní y Suasi. El visitante en estos espacios, toma contacto con comunidades de data muy antigua, que comparten sus formas de vida con él y le ofrecen sus espléndidos tejidos.

Conscientes del valor que tiene hoy la cultura viva para los viajeros de todo el mundo,una serie de comunidades puneñas se han abierto al turismo vivencial y rural, tanto en las islas como en el continente. Allí están los emprendimientos de Taquile, de Amantaní, de Uros, de Llachón. Estos emprendimientos se combinan de peculiar manera con aquellos situados al sur del Cusco, como para que el viajero, al recorrerlos, se haga una idea sobre la diversidad existente en el corredor sur andino del Perú.