Wari Costeño

Principales Culturas
Costa Norte
WARI COSTEÑO

Cerámio Wari Costeño

Por los años 700 dc. existió en Ayacucho un pueblo conocido como Huarpa que desarrollo contactos económicos con Nazca, esto origino un gran aumento de la producción artesanal que engrandeció las ciudades con sus especialistas, en este mismo tiempo debieron establecerse algún tipo de relaciones con los Tiahuanaco de quienes tomaron sus prestigios dioses y sus conocimientos tecnológicos, conformándose así la cultura Wari, teniendo como capital la ciudad de Wari, allí vivieron los gobernantes, los administradores, los artesanos y los sirvientes.

Cerámio Wari Costeño

Su extensión fue de 400 hectáreas y una población aproximada de 50 mil residentes. La superpoblación de la ciudad, el abandono del campo y quizás una sequía origino la carencia de productos alimenticios que por un corto tiempo debió solucionarse mediante el intercambio de artesanías por productos agrícolas hasta que fue insuficiente y optaron por la conquista por medio de la guerra, ósea por la explotación de las colonias conquistadas, esto debió ocurrir entre los años 800 dc. al 1200 dc.; llegando a constituir su imperio que abarco desde Cajamarca y Lambayeque hasta Sicuani y el norte de Arequipa. Los tributos se hicieron posible al mantenimiento de las grandes ciudades fundadas como colonias y crearon al mismo tiempo un intercambio de productos e ideas similares a lo largo y ancho de los andes centrales.

Las ciudades debieron seguir creciendo y su mantenimiento dependiendo de los tributos de otros pueblos, este crecimiento les permitió independizarse y conformar Reinos y Señoríos. Así se inicia la descomposición del imperio Wari. Aún no esta claro si la influencia Wari, en gran parte del actual territorio peruano se logro con la conquista por medio de la guerra o con una influencia pacífica.

La falta de estudios que profundicen mas sobre el fenómeno wari aun es latente tal es así que aun hay mucho por verificar la facilidad con que se desplazo su influencia quedando mucho por plantar estudios comprobatorios que verifiquen estas si bien es cierto que el establecimiento de una cronología detallada para la alfarería de la primera mitad del horizonte Medio en distintas áreas del Perú ha hecho posible algunas inferencias preliminares sobre lo que pudo haber sucedido en este complejo período. La evidencia es, sin embargo, aún fragmentaria y es obvio que nueva información nos obligará necesariamente a cambios drásticos en la reconstrucción. Pero un resumen de las implicaciones aparentes de lo que ahora conocemos, puede al menos llamar la atención a importantes problemas que claman por estas investigaciones.

image_pdfimage_print

Deja un comentario