Walter Alva resalta hallazgos en complejo Ventarrón

El investigador Walter Alva calificó como un “laboratorio de la arquitectura primigenia” a los hallazgos constructivos, como el caso del pequeño templo mochica, descubiertos en el complejo arqueológico de Ventarrón, ubicado a 4 kilómetros del distrito de Pomalca, en la región Lambayeque.

Agregó, que en ese sitio prehispánico se encuentran todas las formas arquitectónicas como el caso de muros circulares, muros curvos, estructuras rectangulares curvas, altares de culto al fuego, plazas en forma de cruz media chakana, entre otros.

“Ventarrón identifica lo que es la tradición más antigua de los pueblos de América del culto al fuego. Se encuentra en Caral, en Kotosh, en Pirulo, que está en la sierra sur; entonces estamos hablando de la veneración cuando no existían todavía los dioses, cuando algunos animales eran representados en los muros como parte de la naturaleza. Hay todavía una época en que el hombre estaba comenzando a surgir, a hacer una arquitectura muy compleja, pero todavía sin dioses. Luego vienen los dioses en la época Chavín”, explicó.

Mencionó, asimismo, que lo que se ha hallado hasta el momento en las excavaciones en Ventarrón es probablemente sólo el cinco por ciento donde el resto está sepultado por toneladas de arena.

ventarron“Estamos hablando de un complejo de esa época que tiene medio kilómetro de extensión, entonces tenemos un trabajo para muchos años y para esclarecer muchas hipótesis”, comentó el investigador en diálogo con la Agencia Andina.

Alva manifestó, además, que la idea es que toda esta información sea conocida por los escolares del país y hacer unos folletos accesibles con lenguaje sencillo y también, la construcción de un museo de sitio en la zona donde los estudiantes podrán identificar el Santuario más antiguo de Lambayeque.

Por su parte, Ignacio Alva Meneses, director del Proyecto Arqueológico Ventarrón, manifestó que Ventarrón representa una de las civilizaciones más antiguas pero a la vez una de las más destacadas y sostenidas de toda América.

Agregó que Ventarrón representa el templo más sofisticado de gran parte del Perú en esa época y, también representa el origen de la domesticación de cultivos, de la organización política completa, del simbolismo del arte mural.

 

(Correo)

image_pdfimage_print