Vecinos del cercado de Cusco cansados por atentados

Vecinos de las calles Amargura, Teqsecocha y Suecia, del cercado de Cusco, mostraron su molestia ante las constantes pintas que aparecen en sus viviendas y por la presencia de adolescentes que toman y fuman todos los fines de semana en estas zonas.

Muchas de las viviendas de estas calles tienen muros incas y aun así cada semana aparecen graffitis realizados por jóvenes y adolescentes que se han acostumbrado a hacer este tipo de atentados.

Por su parte los vecinos manifestaron que los fines de semana grupos de personas que se dedican a tomar hasta la madrugada, protagonizan peleas que atentan contra la seguridad de las personas que viven en estas localidades del Centro Histórico.

Asimismo, los habitantes de estas viviendas solicitaron la colocación de cámaras de seguridad y mayor presencia de la Policía Nacional del Perú, con el objetivo de erradicar este tipo de problemas.

image_pdfimage_print