Treinta turistas fueron capturados en Cusco este año por cometer fechorías

De víctimas a victimarios. La tendencia era que el visitante era agredido. Pero ellos también cometen delitos.

Haydee Meza. Cusco.
La Ciudad Imperial no solo es un imán para el turismo extranjero y nacionales por sus sitios arqueológicos, sino un lugar para que algunos visitantes cometan excesos y delitos. Según la Fiscalía de Turismo, en este año treinta turistas han sido capturados por la Policía por cometer actos delictivos, una cifra similar a la del año pasado. Wesly Astete Reyes, fiscal provincial penal de Turismo, sostuvo que los actos ilícitos en los que incurren con mayor frecuencia los visitantes nacionales y extranjeros son robo agravado, daño al patrimonio cultural, denuncias falsas por robo o denuncias calumniosas, sustracción de pertenencias en discotecas y facilitación, además de favorecimiento y promoción del consumo de drogas. Por estos últimos cargos son investigados diez israelíes recientemente detenidos en una fiesta electrónica en Sacsayhuamán.
“La mayoría de intervenidos en el 2013 fue por denuncias calumniosas, pero ahora tenemos detenidos por robo a mano armada, como el caso de un italiano y un francés procesados por tentativa de homicidio”, explicó.
Si bien la Fiscalía de Turismo no tiene una estadística de las nacionalidades de estos delincuentes, en este grupo se hallan predominantemente norteamericanos, británicos, italianos y algunos latinoamericanos.

image_pdfimage_print