Tráfico Ilícito Internacional De Bienes Culturales. El papel de la INTERPOL

interpolEs la segunda organización mundial después de la ONU, teniendo en cuenta el número de países adheridos. En este artículo tenemos un acercamiento al trabajo de la INTERPOL, que desde 1947 se dedica también a la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales.

En cada país miembro, generalmente en su capital, se encuentra una Oficina Central Nacional (OCN) de INTERPOL, que es un organismo nacional. Estas oficinas aseguran el enlace entre los Estados Miembros y nuestra organización cuando se hace una investigación a escala internacional.

La Secretaría General de la OIPC-INTERPOL que se encuentra en Lyon, Francia, cuenta con aproximadamente 150 oficiales de policía de unas 70 nacionalidades diferentes, representantes de todos los continentes.

INTERPOL, contrariamente a lo que piensan muchas personas, no dispone de brigadas internacionales de búsqueda. Los oficiales de policía de la Secretaría General no son competentes para efectuar investigaciones en un país miembro.

Aunque los delitos contra los bienes culturales tienen una importancia considerable por los daños que causan al patrimonio, estos, para muchos servicios de policía, no tienen más que una importancia secundaria.

La lucha contra el terrorismo, el tráfico ilícito de drogas, los delitos contra las personas y especialmente contra los menores, son sus prioridades.

Desde 1947, INTERPOL se ha dedicado particularmente a la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales.

Resulta muy difícil tener una idea precisa sobre la magnitud de los robos de obras de arte en el mundo y hay poca probabilidad que algún día se cuente con estadísticas precisas.

Las estadísticas nacionales se basan a menudo en las circunstancias del robo más que en el tipo de objetos robados.

El saqueo de los sitios arqueológicos es un fenómeno que afecta particularmente a esta región del mundo, aunque la carencia de información no permite un estudio de este tipo de criminalidad.

Se tiene conocimiento que tales objetos fueron saqueados cuando aparecen en el mercado del arte.

INTERPOL no es un fichero centralizado de los delitos cometidos en el mundo. Solo se registran los delitos que tienen una incidencia internacional y únicamente se abren expedientes para los delincuentes internacionales.

Una amplia y rápida circulación de la información entre los países miembros es uno de los medios de los que se dispone para luchar de manera eficaz contra este tipo de delincuencia.

Se posee además una red de telecomunicaciones muy eficaz denominada I-24/7 (INTERPOL, 24 horas al día, siete días por semana), y bastan solamente algunos segundos para transferir las informaciones.

Para dar una idea, más de diez millones 800 mil mensajes habrían circulado a través del sistema en 2007, es decir cerca de 30 mil mensajes cada día.

También se publica dos veces al año un afiche incluyendo las obras de arte más buscadas. Es la única publicación en papel que se ha conservado hasta ahora para las obras robadas.

Base de datos En 1995 la Secretaría General de INTERPOL creó una nueva base de datos sobre obras de arte que muestra datos escritos e imágenes.

La descripción del objeto es sencilla, visual, al alcance de todos los policías. Se trata de una base de datos hecha por policías para policías. Esta base que consta ahora de más de 33 mil datos, no fue concebida para registrar todos los objetos robados en el mundo, sino solamente aquellos que son perfectamente identificables y que pueden ser de interés para el mercado internacional.

Con el fin de difundir informaciones sobre obras de arte robadas a organismos privados (museos, anticuarios, coleccionistas, etc.), la Secretaría General elaboró un CD-ROM.

En el mes de agosto de 2006, se adoptó la tecnología del DVD para aumentar la capacidad de registro y también mejorar la calidad de las fotografías. Se puede consultar en inglés, francés, y español. Se actualiza cada dos meses y se puede acceder al mismo mediante una suscripción.

El DVD INTERPOL Obras de arte robadas incluye la información enviada a la Secretaría General por los países miembros de INTERPOL que acepten comunicar al público dicha información a efectos preventivos.

Sin embargo, no constituye en modo alguno una base de datos completa sobre todas las obras de arte robadas en el mundo.

Su consulta solo es una de las diligencias que hay que llevar a cabo y el hecho de que una obra de arte no figure en el DVD no significa que no haya sido robada.

Este DVD es la repuesta a la necesidad de los negociantes de obras de arte que precisan saber si un objeto que quieren comprar es o no robado.

Internet El 5 de julio del año 2000, la Secretaría General creó una página en Internet accesible al público. Esta incluye listas de objetos recién robados (con sus fotografías), objetos culturales robados en Irak y Afganistán, así como de objetos descubiertos durante allanamientos efectuados por la policía que busca a los propietarios legítimos.

También se incluyen listas de objetos que habían sido robados y que fueron recuperados, así como las preguntas más frecuentes y sus respuestas, así como otras informaciones que se encuentran también en el DVD.

Para permitir la actualización diaria, todas las informaciones registradas en la base de datos, están disponibles en la página: www.interpol.int Para informar y sensibilizar a los policías, aduaneros y actores del mercado del arte sobre la protección del patrimonio cultural de Irak, también se puede encontrar la tipología de los bienes culturales, las descripciones y las fotografías de los objetos robados en ese país.

Otros medios para esta lucha son las conferencias internacionales (cada tres años la Secretaría General organiza una conferencia internacional en Lyon), los cursillos de capacitación y la cooperación con otras organizaciones internacionales.

Desde 1995, se organizan conferencias en las regiones que sufren más este tipo de criminalidad.

Desde 2002 se organizan cursos de capacitación para los policías, aduaneros, magistrados y personal de las instituciones culturales en los países de América Latina.

El próximo curso se desarrollará en Lima en mayo de 2009 con la cooperación del Instituto Nacional de Cultura del Perú y de la OCN de Lima.

En cuanto a la cooperación con otras organizaciones internacionales, la Secretaría General firmó acuerdos con la UNESCO, la Organización Mundial de Aduanas y el Consejo Internacional de Museos.

Los delitos cometidos contra los bienes culturales tienen sus propios especialistas. Si estos son identificados por el servicio investigador, INTERPOL tiene la posibilidad de difundir sus descripciones por medio de una difusión internacional.

Para luchar con eficacia contra este tipo de delincuencia se debe difundir de la manera más amplia y rápida, por el conducto de INTERPOL, la información relativa a los objetos robados perfectamente identificables.

Asimismo, se deben adoptar leyes para proteger el patrimonio cultural y regular las actividades de los anticuarios, ser parte de los convenios internacionales, crear en cada país unidades de policía especializada en la lucha contra el tráfico de bienes culturales (indicado en el convenio de la UNESCO de 1970), adoptar y utilizar una base de datos informatizada para registrar la información sobre obras de arte robadas.

También se recomienda sensibilizar a los poseedores de obras de arte para que establezcan inventarios de sus colecciones (descripciones precisas y fotografías preferentemente en colores) y concienciar al público sobre la protección de su patrimonio cultural (puede empezar en las escuelas).

Se sugiere además establecer una cooperación con los vendedores de obras de arte, compañías de seguros y otras empresas privadas.

A los anticuarios y los coleccionistas se les puede únicamente aconsejar estar atentos cuando compran los bienes culturales, utilizando todos los medios puestos a su disposición por los servicios públicos.

El último consejo, pero no el menor, es organizar talleres nacionales o regionales y cursos de formación para policías y oficiales de aduanas, con el apoyo, del personal de museos y ministerios de la cultura.

Jean-Pierre Jouanny
Oficial especializado
INTERPOL – Francia

image_pdfimage_print

Deja un comentario