Top Cinco viajes complementarios a Machu Picchu

Para muchos visitantes de Perú, Machu Picchu es la principal atracción. Pero Perú es desde un punto de vista ecológico, topográficamente, e históricamente un país rico que sería un desperdicio de viajar todo ese camino sin desviarse un día extra o tres para apreciar algunas de otras maravillas que posee este extraordinario país.

1. Canotaje en el río sagrado

canotaje-urubambaLos Andes son generosos con las aguas bravas, es producto inevitable de las pendientes pronunciadas que canalizan el agua del deshielo de los glaciares en cañones estrechos. Como resultado, el Perú es un lugar fantástico para hacer rafting. Un lugar popular para remar, es el río Urubamba, que el Inca habría venerado como una deidad, se realiza a través del Valle Sagrado cerca de Cusco y, finalmente, los vientos en una forma de omega te llevan alrededor de Machu Picchu. Un viaje típico es el tramo Chuquicahuana, un hermoso rincón del Alto Urubamba, que cuenta con rápidos de clase III y se puede hacer en un día de viaje desde Cusco. (Evitar el río abajo en el Urubamba, que pasa a través de una sección contaminada del río.) Los Palistas más aventureros pueden hacer frente a la aguas bravas clase IV-V  del río Apurímac. La traducción de su nombre- “Gran Orador” -Ofrece una indirecta de los rugientes rápidos que le esperan.

2. Caminata Cañon del Colca

Peru-Colca-Arequipa-caminatas-condoresNadie está completamente seguro de la profundidad del Cañón del Colca, pero los científicos han determinado que la distancia desde el borde al fondo es de más de 10.000 pies- el doble de profundidad del Gran Cañón. El Colca también es generalmente conocido como uno de los lugares más bellos del mundo. El inmenso espacio dentro de esas paredes imponentes está lleno de algunos de los paisajes más espectaculares de América del Sur: valles vírgenes, terrazas agrícolas pre-colombinas que siguen en uso, volcanes inactivos, y oasis verdes. La vicuña,  primo más pequeño de la llama,  es algo loco que puedes ver aquí. La vista obligada de la visita del Colca, sin embargo, es el cóndor andino majestuoso, un ave cuyas poblaciones están disminuyendo pero que aun se pueden ver en la montaña llamada Cruz del Cóndor. Es posible llegar al Colca por tierra desde Cusco, pero la forma más fácil es tomar un vuelo de 45 minutos a Arequipa, que también pasa a ser la más encantadora ciudad del Perú.

3. Visita la Fauna del Parque Nacional del Manu

parque-nacional-manu-visitaProbablemente no hay viaje que mejor ilustra los diversos ecosistemas del Perú que están apilados uno encima de otro en la transición de las frias alturas andinas de Cusco es  la exuberante selva amazónica del Parque Nacional del Manu. Esta biosfera, cuya preservación fue posible gracias a su lejanía, es posible visitarla sólo en un viaje en avión de 45 minutos de distancia desde Cusco (o por carretera, de 8 a 24 horas o más, si el tiempo lo permite, además de un viaje de 45 minutos a la zona reservada). La mayoría de los viajes dentro de Manu se hace por barco, que permite vistas de una de las franjas más conservados del mundo de selva tropical, que incluye más de 15.000 especies de plantas. Manu es más conocido, sin embargo, por su variedad siperior de vida animal: jaguares, tapires, lobos de río, 13 clases de monos, y por lo menos un millón de especies de insectos diferentes. Manu es en particular una visita obligada para los observadores de aves, ya que allí se encuentran más de un millar de especies de aves (diez por ciento del total de lo que se pueden encontrar en los EE.UU. y Canadá juntos) que viven dentro de las fronteras del Manu.

4. Sobrevolar las Líneas de Nasca

visita-aerea-lineas-nascaUn viaje a Machu Picchu casi siempre requiere de conexiones en Lima, vibrante capital costera de Perú. Una vez allí, se puede facilmente organizar un corto vuelo para ver las Líneas de Nasca, que rivalizan con Machu Picchu como maravilla más grande del antiguo Perú. ¿Pero porqué la necesidad de una perspectiva aérea? Es pues debido a la inmensidad de los geoglifos que aparecen como si hubieran sido grabadas en el suelo: arañas, llamas, peces, monos, y más, algunos de ellos se extienden a más de 600 metros de diámetro. (Su extensión era desconocida hasta la década de 1930, cuando los pilotos comenzaron a volar a través del desierto de Nasca.) El propósito original de las imágenes grabadas en el suelo. Sigue siendo uno de los grandes misterios del mundo,  a veces se citan a extraterrestres como su fuente, pero generalmente se cree que las líneas han sido creadas por la gente de Nasca hace entre mil y dos mil años, como parte de un ritual religioso.

5. Ciclismo por los Andes

ciclismo-camino-incaDos cosas nunca son escasas en los Andes: caminos de tierra y descensos empinados. Es por eso que la zona cercana a Machu Picchu y Cusco es primordial para el ciclismo de montaña. Es posible organizar su propia gira de dos ruedas, pero usando un guía local le dará acceso a un vehículo de apoyo (crucial en una zona donde son prácticamente desconocidas las tiendas de bicicletas), el conocimiento local del sistema de carreteras a menudo confuso de Perú, y, en caso de que desee apoyo, un vehículo para portear su bicicleta hasta ascensiones brutales de la zona, para que pueda disfrutar de sus vacaciones en vez de jugar a Lance Armstrong. Algunos de los mejores viajes que se incluyen son el Valle de Lares; Valle Sagrado y ruinas Inca ruinas, que se extiende desde Pisac hasta Ollantaytambo; y un día, altímetro-que revienta de una milla más de descenso a partir del pase del Abra Málaga, a 13.000 pies. Algunos proveedores de equipos incluso ofrecen carreteras alternas de viajes desde Cusco hasta lugares muy cercanos a Machu Picchu.

 

(NatGeo)

image_pdfimage_print

Deja un comentario