Templo Matriz de Huasta

De las que quedan con poco deterioro tenemos la iglesia de Huasta, joya artística regional más importante. Construida en uno de los ángulos del lado este de la plaza, es un edificio rectangular, con una sola torre, conparedes de adobe, techada de tejas y sin espacio para el cementerio.

Lo impresionante de esta arquitecturaque se conoce con la denominación Iglesia Santo Domingo de Huasta, mandada a construir por el curaca huastino don Simón Curi Páucar en el siglo XVI, es el retablo de su frontis. Esculturas, hornacinas, columnas y pedestales están hechas en sus tres niveles. En cada nivel, hacia ambos lados de la puerta y la ventanaestán intactas seis esculturas de los santos apóstoles y en la parte central superior aparece la imagen deldios creador rodeado de ángeles.

Las columnas y hornacinas de estilo barroco están adornadas de hojasy flores, muy bien pintadas en azul de fondo, rojo, verde, amarillo y blanco en los adornos de filigrana. Las refacciones del techo de madera datan de 1995 y en años recientes han reemplazado los antiguos murosde piedra por paredes de material noble hacia ambos lados de la antepuerta y para darle seguridad le hanconstruido un enrejado de fierro, que impide la visibilidad exterior de este hermoso retablo, orgullo de los huastinos de ayer y de hoy.

Para llegar a la Villa de Huasta desde la Capital de la República se va por la carretera Panamericana Norte, hasta el cruce de Paramonga, de allí hasta Conacocha, hacia la derecha como quien visita la Ciudad de Chiquián y luego a Huasta, empleando unas 6 a 7 horas.

Sabiendo que Huasta, está involucrada en el mega circuito de la Cordillera Huayhuash; su estratégica ubicación a orillas del río Aynín, que al avanzar hacia la costa toma el nombre del río Pativilca, hace que éste rodeado de otros nevados tan bellos aunque de menor importancia, como por ejemplo de Chaupijanca, Solitajanca, Paria Punta, Puntahuaye, los restos arqueológicos de Yaucapunta, Huacauya, Petaca, Pueblo Viejo, Campanahuaganan, así como las lagunas de Hincococha, Nahuincocha, Mishacocha, Condorcocha, y la pintoresca Catarata de Tuntur.

Las ruinas sin duda pertenecen a la época pre-inca, pero en Huasta también latente la obra virreinal o española, plasmada en una de las más exquisitas joyas arquitectónicas, la Iglesia Matríz Santo Domingo de Guzmán, cuya construcción se remonta a los años 1575 durante el gobierno del Virrey Francisco Toledo, un estilo mixto de esa época barroco y churrigueresco, con una ornamentación exagerada, su fachada llena de guirnaldas, hojas y flores, figuras humanas, escudos. Las figuras de San Pedro, San Pablo, San Francisco y Virgen María.

El turismo no solo es aquello que la sabía naturaleza haya prodigado a una región, sino también sus costumbres, tradiciones, su folklore, su comida, etc.

Huasta cuenta con fechas muy importantes así como las tradicionales fiestas de las “Tres Cruces”, en el mes de mayo, el “Corpus Cristi” en el mes de junio, su fiesta patronal “Santo Domingo de Guzmán” y el “Divino Salvador” en el mes de agosto.

Sus bailes típicos son verdaderos espectáculos, tenemos “Los Negritos”, “El Capitán”, “Las Pallas”, “Los Diablitos”, ”Los Gigantes”, “Los Danzantes” y por último también el turista debe disfrutar la variada música que tiene como sus representantes al Ritmo Andino de Huasta, Centro Musical Huasta y Lira Andina de Huasta.

image_pdfimage_print

Deja un comentario