Señora de Cao habría muerto por complicaciones en el parto

Forense indica que pudo fallecer por eclampsia o convulsiones durante el embarazo.

Cuando en mayo del 2006 se informó sobre el descubrimiento de la imponente Señora de Cao, en el Complejo Arqueológico El Brujo, en Magdalena de Cao, La Libertad, se dijo, entre otras cosas, que ella al momento de morir habría estado embarazada.

Esta hipótesis fue confirmada con los años, a tal punto que ahora una investigación revela que la sorprendente momia de 1.700 años de antigüedad habría fallecido a raíz de eclampsia, enfermedad que causa convulsiones en las embarazadas.

Así lo precisó Jordi Esteban Farre, médico forense español que realiza una investigación paleopatológica de la primera gobernante del Perú. En una charla realizada hace algunos meses en el auditorio del entonces Instituto Nacional de Cultura-INC La Libertad (hoy Dirección Regional de Cultura) y que recién se hace pública, el especialista precisó que la muerte de la Señora de Cao se debió a fuertes convulsiones.

ARGUMENTOS
El médico explicó que la posición en la que se encontró a la momia, con las muñecas en perfectas condiciones –pese a que sus brazos estaban con una postura singular–, tiene un significado patológico. “La estructura del brazo y el tejido espectacular de la mano es una postura muy difícil de conseguir que no sea a través de convulsiones”, sostuvo.

Si bien considera que es difícil probar su hipótesis, Esteban Farre señala que la investigación revela que es muy probable que haya sido así.

En ese sentido, precisó que la eclampsia no solo produce convulsiones, sino también genera problemas respiratorios y forma coágulos en el sistema circulatorio.

Así, la Señora de Cao estaba embarazada –quizás en un tercer trimestre por las estrías abdominales que se le hallaron– y murió debido a una complicación en el proceso. No se descarta que haya dado a luz o que por las inconvenientes fuera inducida a un aborto.

El especialista español señala que pudo morir a las 48 horas de que iniciaran estos problemas, ya que el hueso de la pelvis está separado, abierto, como si hubiera pasado recientemente por un trabajo de parto.

Mientras tanto, el director del proyecto arqueológico El Brujo donde se ubican estos restos, Régulo Franco, señaló que este es un aporte importante, ya que el médico forense puede alcanzar mayores detalles sobre el fallecimiento de la Señora de Cao.

Franco añadió que pronto se publicarán los resultados totales de la investigación.

EL DATO
Estadísticas
En el 2009, 14 de cien mujeres en el Perú sufrían de eclampsia. Esta es considerada la segunda causa de mortalidad materna.

image_pdfimage_print

Deja un comentario