Semana Santa: alertan posibles invasiones a sitios arqueológicos

operativo-invasiones-patrimonioLa celebración religiosa es aprovechada por inescrupulosos para invadir, realizar excavaciones clandestinas o ejecutar obras en los sitios arqueológicos sin permiso del Ministerio de Cultura.

Se acercan las celebraciones por la Semana Santa, un espacio que no solo es aprovechado por muchas personas para relajarse y visitar a sus familiares sino también para invadir, realizar excavaciones clandestinas y ejecutar obras no autorizadas en los sitios arqueológicos y monumentos históricos. Así lo advirtió el Ministerio de Cultura a través de un comunicado de prensa.

De acuerdo con el comunicado, solo dentro de la Región Lima, la Dirección General de Defensa del Patrimonio Cultural ha recibido alertas sobre posibles invasiones a los sitios de El Naranjal y Fundo El Naranjal (San Martín de Porres), Cerro Colorado (Distrito de Santa María, Huacho), Cerro Tinaja (Puente Piedra), Shaura (Paramonga-Barranca), Caballero 9 (Carabayllo), Union Ñaña (Lurigancho-Chosica), la Huaca “Miguel Grau” (San Miguel), La Quipa (Pucusana), Bandurria y “Conchal de la Isla de Chuncho” (Pucusana), así como Huaycán de Pariachi (Ate).

Tambien se advierte que continúan las invasiones en progreso en la Necropolis Miramar (Ancón), San Pedro de Mama y Tres Marías (Ricardo Palma/Huarochirí), Caleta Vidal (Supe), Reserva Arqueológica de Canto Grande (San Juan de Lurigancho), Chocas Bajo 1 (Carabayllo), Cerro Vispán y Chacra Socorro (Huaura), Tambo Inga (Puente Piedra), El Portillo (Lurigancho-Chosica), Muralla de Tungasuca (Comas), Chankayllo y Lauri (Chancay-Huaral).

Además, advirtieron que detectaron obras no autorizadas dentro del área intangible del sitio arqueológico Cerro Huaca en Surco; y en varios monumentos históricos ubicados en las zonas monumentales de Pueblo Libre y Lima, así como en la provincia de Canta.

El documento recuerda que los sitios arqueológicos son propiedad del Estado, sin importar si estos se encuentran en una propiedad privada. Debido a esto su venta, ocupación y cualquier otro uso más allá de las investigaciones arqueológicas queda terminantemente prohibido. Es más: cualquier intervención en un sitio arqueológico o monumento histórico que sea patrimonio de la Nación requiere de la expresa autorización del Ministerio de Cultura.

Quienes contravengan lo dispuesto por la ley se verán expuestos a sanciones administrativas de hasta mil Unidades Impositivas Tributarias (1 UIT equivale a 3 850 nuevos soles), incluyendo el decomiso de los medios e instrumentos utilizados. Por su parte, el Código Penal prevé sanciones de 3 a 6 años de cárcel para los infractores, y de 3 a 8 años para los que los promueven e inducen.

El Ministerio de Cultura afirmó en el comunicado que ya ha efectuado las coordinaciones con la Policía Nacional del Perú para proteger este patrimonio.

Finalmente invocó a la ciudadanía a defender nuestra herencia cultural, denunciando cualquier acto o persona sospechosa de atentar contra la integridad e intangibilidad de las zonas arqueológicas y monumentales.

image_pdfimage_print