Semana Santa: La Oroya ofrece una nueva opción para los campistas

La Oroya quiere convertirse en el nuevo destino favorito de los viajeros en Semana Santa.

Con una gran variedad de riquezas naturales, arqueológicas e históricas, esta localidad del país ofrece muchos beneficios a los campistas. No obstante, estos no son muy conocidos. Ante esto, las autoridades de la zona y las organizaciones del lugar se han aliado para fomentar el turismo de la región:

“Para este año 2014, además de las actividades religiosas, La Oroya ofrece una nueva alternativa de turismo en el centro del Perú, donde se puede disfrutar de paisajes, visita a monumentos arqueológicos, baños en aguas termales, paseos en bicicleta, caminatas, escalada en roca, o descansar en la localidad en Chulec en viviendas de estilo americano y visitando el centro de investigación de cultivos andinos”, manifestó Arturo Alfaro Medina, presidente de la ONG Vida.

También puede interesarle: Imágenes religiosas recorrerán calles durante Semana Santa

Se ha dado a conocer que la red de parroquias solidarias ha programado realizar la escenificación de la Pasión de Cristo en las localidades de Morococha y La Oroya Antigua, las cuales se realizarán con jóvenes de La Oroya y que son seguidas por miles de pobladores.

“Además se está promoviendo que los visitantes realicen circuitos turísticos en el llamado Valle Dorado, conformado por las comunidades de Huari, Chacapalpa – Colpa y Huayhuay, donde podrán apreciar monumentos arqueológicos, casonas e iglesias coloniales, disfrutar de un baño en aguas termales en Colpa y para los más aventureros realizar prácticas de escalada en roca en la comunidad de Huayhuay”, agrega.

Quienes gusten más de nuestra historia pueden visitar los monumentos arqueológicos de Shimapunta. En el camino se observan pinturas rupestres y flora y fauna silvestre propia del lugar.

Asimismo, hay un importante monumento arqueológico en Shojlocancha, el cual se encuentra en la parte alta de La Oroya Antigua. Para llegar se puede salir caminando desde la Plaza Libertad, y en un tiempo de 1 hora 30 minutos. Desde allí se puede observar perfectamente la ciudad.

image_pdfimage_print