Santuario Arqueológico Pachacamac: patrimonio nuestro

pachacamacLa protección del patrimonio arqueológico debe constituir una obligación moral para cada persona ya que se trata de una riqueza cultural frágil y no renovable. Sin embargo, también es una responsabilidad pública colectiva.

El Santuario Arqueológico de Pachacamac, ubicado al sur de Lima, es uno de los sitios más visitados de la costa central del Perú. Su importancia radica en ser uno de los principales santuarios de la costa peruana cuya divinidad aparece en los relatos coloniales como “dios costeño soberano en todos los yunga durante el último milenio”. Sus características en arquitectura y paisaje circundante le otorgan una belleza excepcional.

A la llegada de los españoles, constituía el santuario más importante de la costa, espacio sagrado habitado por sacerdotes dedicados al culto del dios Pachacamac, al cual acudían peregrinos de distintas partes para pedir consejo y augurios. Los incas establecieron en el lugar una importante capital provincial, donde destacaban el imponente templo del Sol y el Acllawasi.

pachacamacEl santuario reúne una historia milenaria, reflejada en la cerámica, arquitectura, tejidos o madera.

Desde el año 2008 se viene trabajando en la conservación y protección del Santuario Arqueológico de Pachacamac, para tratar de consolidarlo como un vital referente arqueológico de Lima. Se busca, complementariamente, preservar y difundir el patrimonio cultural mejorando la calidad educativa de las poblaciones escolares de Lima, creando un espacio de diálogo entre el pasado y el presente, trabajando con los niños y jóvenes y, a la vez, aumentando el flujo de turistas con el impacto consiguiente en la generación de empleo y desarrollo sostenible del valle de Lurín.

Para lograr estos objetivos se han elaborado una serie de proyectos de conservación y restauración. De otra parte, se han remodelado los gabinetes y depósitos del museo, los cuales albergan una rica y variada colección de cerámica, textiles y madera, y material orgánico prehispánico provenientes de las excavaciones arqueológicas realizadas en el santuario así como del valle de Lurín, dotándolos de las condiciones adecuadas de seguridad, iluminación, embalaje y registro que permitan garantizar su conservación y exposición en futuros proyectos de exhibición.

santuario pachacamacAsimismo, se han remodelado los ambientes del Museo de sitio de Pachacamac, optimizando la actual sala de exposición con una adecuada museografía, a la espera de la edificación del nuevo Museo Nacional de Pachacamac, que permitirá mostrar la importancia histórica, cultural y religiosa del santuario.

En efecto, el año 2008 se llevó a cabo el proyecto de evaluación arqueológica en los terrenos propuestos para la construcción del Museo Nacional de Pachacamac, lo que permitió definir el área donde se podría construir el futuro museo. Se evaluó un total de 7938 m2 en los terrenos del actual museo y los jardines, donde no se encontraron evidencias arqueológicas, frente al actual museo de sitio se evalúa un área de 5000 m2, donde tampoco se encontraron evidencias arqueológicas.

santuario arqueologico pachacamacCabe indicar que uno de los objetivos principales del museo es mejorar la oferta pedagógica para los visitantes en edad escolar –sus principales usuarios– estableciendo áreas de trabajo y preparación de materiales educativos que permitan trabajar programas sobre el patrimonio cultural en el aula y en el museo, a través de talleres. Se ha elaborado por ello una serie de propuestas y metodologías para trabajar con maestros, niños y jóvenes de diferentes edades, desde inicial hasta secundaria, incentivando en ellos el interés en la defensa y conservación de nuestro patrimonio arqueológico. El museo también propone talleres para maestros, para capacitarlos en temas relacionados al trabajo educativo en relación al santuario.

Participación ciudadana

Otra razón para insistir en el programa educativo reside en la importancia de concientizar a la población en el valor de la protección y conservación de nuestro patrimonio para reforzar nuestra identidad. En nuestro país existe poca valoración por el patrimonio cultural material e inmaterial, por ello Pachacamac representa un espacio privilegiado, y el museo de sitio debe proponer y contribuir en mejorar la calidad educativa de los sectores populares, a partir de los recursos con que cuenta.

Inventario y registro

El material cultural recuperado en el santuario es fundamental para entender su larga ocupación, que perduró hasta la llegada de los españoles. Es por eso que el registro e inventario de las colecciones del museo se realiza con minuciosidad, para que los investigadores interesados en el tema tengan a su disposición los materiales culturales que permitan entender cual fue la evolución histórica del sitio.

En ese afán, hemos culminado con el registro e inventario de las 587 piezas cerámicas con las que cuenta el santuario, cada una de ellas con su respectivo número de registro nacional, además de 820 piezas de madera y 129 mates, 157 piezas textiles y una de metal que tienen igualmente un número de registro nacional.

Pero no basta con mantener un buen registro pues es preciso atender a la conservación de los monumentos. El estado de conservación del Santuario Arqueológico de Pachacamac representa un reto para la institución y para las personas involucradas directa o indirectamente con el santuario.

Plan de Manejo

Sólo se podrá intervenir en el santuario de manera ordenada cuando se tenga un plan de manejo, donde se puedan comparar una serie de factores que permitan un mejor entendimiento del sitio, además de poseer una oportunidad para integrar a las comunidades que se ubican en las zonas cercanas, buscando la sostenibilidad del lugar con sus valores culturales, mejorando al mismo tiempo su calidad de vida, contribuyendo así a su protección a futuro. En la actualidad hay un equipo de expertos de UNESCO que trabaja en la elaboración de este plan de manejo.

La participación activa de la población resulta esencial, pero debe basarse en la accesibilidad a los conocimientos, condición necesaria para tomar cualquier decisión, por lo tanto la información al público es un elemento fundamental de la conservación integrada.

Por último, refiriendo a Julio C. Tello, es importante señalar que es deber de todos nosotros contribuir para hacer de Pachacamac uno de los sectores estratégicos en el desarrollo de su entorno, por su capacidad de atracción y, a través de su preservación, afirmación como referencia de la identidad nacional.

Denise Pozzi-Escot

image_pdfimage_print

One Comment

Deja un comentario