Rescatan fibra de alpacas Suri y Huacaya para hacer prendas y generar ingresos

Liubomir Fernández. Puno.

Ahora que Juana Mamani, entendió el valor de la fibra de alpaca Suri y Huacaya, se alista a convertirse en microempresaria. Su ímpetu es similar al de más de 300 mujeres productoras de prendas de vestir con fibra de estas alpacas de las zonas altas de Puno, Arequipa y Moquegua.
Ellas llegaron a Puno para exponer al público la ropa de abrigo que tejieron a mano gracias a que mejoraron sus técnicas ancestrales de hilado y tejido en el marco de un programa creado para potenciar la crianza y darle valor agregado a la fibra de ambas variedades.
Las razas Suri y Huacaya dejaron de criarse porque el color café y gris de su fibra perdieron demanda en el mercado debido a que los grandes compradores sólo adquirían fibra blanca.
Los productores de las tres regiones, revirtieron el panorama haciendo que sus ejemplares no sólo sirvan de materia prima, sino como fuente de ingresos para sus familias.
Ayer en el parque El Pino, decenas de mujeres expusieron sus tejidos a base de fibra de ambas razas. La mayoría se asoció para vender a pedido al exterior.
Todas se capacitaron gracias al proyecto “Conservación y aprovechamiento sostenible de las alpacas Suri de color y los ecosistemas de montaña en el sur andino”, el cual es financiado por diversos programas internacionales.
Porfirio Enríquez Salas, coordinador del programa, sostuvo que esta exhibición fue producto del trabajo de más de diez años. ß

  • Región Sur

Ver en Web

image_pdfimage_print