PUQUIOS DE NASCA. Cantalloc, Ica, Perú

PUQUIOS DE NASCA. Cantalloc, Ica, Perú
(ACUÍFEROS SUBTERRÁNEOS DE NAZCA)

Nazca-Puquios-and-Aqueduct-system-peru-south-americaLa provincia de Nasca, una de las cinco que conforman el Departamento peruano de Ica, es una de las zonas del desierto costero más secas. Los ríos que vienen de los Andes -Ingenio, Aja, Tierras Blancas, Taruga, Trancas, etc.- todos afluentes de la cuenca del Río Grande, no llevan agua durante todo el año. Para regar sus cultivos, los nasqueños recurrieron a los acuíferos subterráneos, y lograron llevarla a la superficie por medio de los puquios. Puquio es una palabra quechua que significa “manantial natural”, la denominación no es correcta pues se trata de una obra humana; un sorprendente sistema hidráulico desarrollado a partir de la mitad del siglo VI: acueductos que conducen las filtraciones de  los ríos por tramos subterráneos (galerías socavón) y por tramos descubiertos (galería zanjón).

Junto a las lineas y geoglifos de Nasca, los puquios conforman el mas grande legado construido por los antiguos habitantes del valle de Nasca.

El puquio parte de la napa freática y sigue una pendiente suave-inferior a la del terreo natural- hasta llegar a un punto de la superficie.

La Cultura Nasca, los comenzó a construir hacia el año 550 d.C.  en los valles de los ríos afluentes del río Grande hoy se observan una treintena de estos sistemas, algunos aún operativos.

La napa freatica se mantiene un nivel mas o menos paralelo a la superficie a una profundidad de entre 3 y 10 metros, para llegar a ella cavaba un pozo. Hacia atrás construían la galería subterránea -donde el agua penetra por filtración-, con piedras y a veces con listones de huarango -árbol de madera muy dura-; hacia adelante los lados de las zanjas a cielo abierto era revestidas con piedras. Todo el sistema tenia el gradiente necesario para mantener el agua en ligero movimiento, fluyendo hacia un  pozo de almacenamiento (cocha).

A la parte subterránea se tenia acceso por medio de chimeneas helicoidales, que permitían tanto la ventilación, como los trabajos de mantenimiento y limpieza.

Seguí esta breve presentación -desde las flechas de arriba a la derecha- para conocer esta maravilla tecnológico.

acuiferos-subterraneos-nascaEn los tramos cubiertos se construyeron chimeneas helicoidales, “ojos de ventilación” de paredes revestidas con piedras de canto rodado desde donde se podía ingresar a las galerías.

puquio-zanja-nascaEn un punto del sistema el tramo subterráneo (socavón) pasa a ser una zanja a cielo abierto, entre ambos se mantiene el gradiente necesario para que el agua permanezca en movimiento fluyendo hacia el pozo de almacenamiento.

puqui-zanja-abierta-nascaLos lados de las zanjas a cielo abierto, fueron revestidas con piedra de canto rodado, sin aglomerante alguno, que resisten los embates de la naturaleza y el paso del tiempo. Los caudales que fluyen por estas galerías van en rangos de 13 a 5o litros por segundo.

puquio-galeria-subterranea-nascaEn los tramos cubiertos techaron el canal utilizando lajas de piedra y listones de huarango -árbol de madera dura-, para estas construcciones necesitaron conocer técnicas de topografía subterránea.

puquio-cocha-nascaLas aguas que discurren por estas galerías son recibidos en reservorios o cochas, desde donde se distribuían a los campos de cultivo. De no encontrarse estos pozos de almacenamiento en los puquios, el agua pasaba directamente a las acequias.

 

Fuente: pueblosoriginarios.com

image_pdfimage_print

Deja un comentario