Proyecto Arqueológico Sipán – Inicios

El Proyecto se inició en abril del año 1987 cuando el reducido equipo de arqueólogos del Museo Brüning de Lambayeque, bajo la dirección de Walter Alva y la participación de Luis Chero Zurita, Susana Meneses y Juan Martínez, asumieron la responsabilidad de salvar del saqueo y destrucción la plataforma funeraria del Santuario Mochica de Sipán, destino trágico que amenaza y afecta permanentemente la extraordinaria y cuantiosa herencia cultural del Perú. En aquel entonces el tranquilo pueblo de Sipán había sido alterado por una verdadera “fiebre del oro”, decenas de campesinos hurgaban la tierra en busca de fragmentos metálicos sobre la antigua plataforma de adobe, donde días antes los saqueadores habían robado una rica tumba, la policía intervino y requisó algunas piezas que dieron la alerta a los arqueólogos acerca del riesgo que corría el monumento de ser totalmente destruido, decidiéndose por una intervención de emergencia,  iniciada en difíciles circunstancias y con limitados recursos brindados por empresas e instituciones comprometidas con la cultura regional, permitió después de un exhaustivo trabajo arqueológico lograr la recuperación científica de la llamada “Tumba del Señor de Sipán”. El primer contexto funerario intacto de un gobernante del antiguo Perú que mostraba al mundo de hoy toda su magnificencia y una invalorable información para conocer y reconstruir el nivel de desarrollo tecnológico, organización socio-política y pensamiento religioso de los Moche o Mochicas, una de las más importantes culturas pre-incas.

La investigación, propuesta originalmente como un rescate arqueológico, debió asumir también las responsabilidades en la conservación, restauración y difusión de los materiales arqueológicos e información recuperada, así como la necesidad de obtener recursos para mantener la investigación de campo, obligaciones que devinieron progresivamente en un proyecto continuado de largo alcance, apoyado por otras instituciones peruanas e internacionales. Lograda la recuperación de la Tumba del Señor de Sipán estimada inmediatamente como uno de los grandes hallazgos arqueológicos de América.

En más de una década las investigaciones arqueológicas (temporada 1987-2000) permitieron registrar y recuperar importantes datos sobre la arquitectura del Santuario y hasta trece contextos funerarios de la diferentes épocas y jerarquías que muestran los cambios culturales y la compleja organización de la élite mochica. Igualmente se registraron numerosos entierros de culturas posteriores que usaron este santuario como cementerio popular.

Durante la nueva temporada (2007-2009), se registraron dos nuevas tumbas de la nobleza mochica y cerca de 50 entierros pertenecientes a las culturas Lambayeque, Chimú y Chimú-inca, identificándose también datos sobre las fases constructivas del santuario y sus cambios funcionales.

Sipán es un término Mochica que significaría Casa o Templo de la LunaCasa de los Señores.

Fuente: Proyecto Arqueológico Sipán

image_pdfimage_print

Deja un comentario