Presentan fastuoso ajuar de tumba de sacerdote hallado en la huaca Chornancap, Lambayeque, Perú

El fastuoso ajuar de oro, plata y cobre perteneciente a la tumba del sacerdote de 1,250 años de antigüedad, hallado en la huaca Chornancap, fue presentado hoy en el museo nacional de Arqueología y Etnografía Heinrich Brüning, en la provincia norteña de Lambayeque.
Se trata de más de 120 objetos, entre ornamentos y emblemas de poder confeccionados en metales preciosos, precisó el director de la Unidad Ejecutora Nº 005: Naylamp-Lambayeque, Carlos Wester La Torre.

Entre lo mostrado figura una corona, tres pares de orejeras, un cetro, un collar de oro con ídolos completado con esferas y cuatro sonajeras que son parte de una esclava dorada.

También un collar de plata, 125 piezas de cerámica de las culturas Cajamarca y Lambayeque tardía y textiles con iconografía lambayecana, y dos máscaras de plata y cobre, y representaciones en piedra.

“La osamenta del personaje aún no podemos verla totalmente, es un personaje que está sentado flexionado, el rostro está cubierto por una lámina de cobre. Este individuo tiene el rostro cubierto y va a demorar unas semanas en culminar el proceso”, apuntó.

Wester destacó el singular significado de piezas como el bastón de mando, el cetro de oro y el cuenco de plata que guarda y encierra un mensaje simbólico sumamente complejo.

“La máscara que tiene presenta lágrimas. Es una máscara de un ser que está llorando y que emite secreción nasal”, indicó.

Recordó que las excavaciones en la huaca empezaron en febrero de 2011 y seis meses después aparecieron los primeros indicios del emblemático personaje de la cultura Lambayeque; en octubre afloró el fardo.

Destacó que el sacerdote habría tenido influencia en toda la parte baja del valle, desde lo que hoy es la caleta San José hasta el distrito de Chongoyape, y en Cajamarca y el nororiente hasta Ecuador.

“Estamos hablando de una amplia esfera de influencia con un poder y un prestigio muy alto. Hace mucho tiempo que no podíamos reconocer un personaje de tal magnitud”, resaltó.

Con este descubrimiento están convencidos de que la leyenda de Naylamp es un punto de quiebre para acercarse a una verdad. “Estábamos acostumbrados a negarlos, pero estos personajes (sacerdotes) sí existieron”, manifestó.

Dijo que el personaje es de un estatus parecido al Señor de Sipán, con la diferencia de que este último era de orden militar y fue hallado con armas. “Estamos ante un sacerdote y su tumba se parece a la tumba del sacerdote de Sipán”, sostuvo.

El especialista adelantó que en febrero llegarán dos antropólogos que realizarán la reconstrucción del rostro del sacerdote. “Allí tendremos un aproximado de casi el 95 por ciento de las facciones del personaje”, comentó.

Simultáneamente se llevará a cabo un estudio de ADN del personaje y los siete acompañantes hallados junto a la tumba principal.

Refirió que tras culminar la limpieza del ajuar entrarán a un proceso de restauración y conservación y para ello se han iniciado conversaciones con instituciones como la embajada de Estados Unidos, a fin de postular a una beca del Fondo del Embajador; y con el Gobierno peruano para garantizar la preservación.

“Se requiere entre siete u ocho meses dedicados a esta conservación, lo que demanda un monto de entre 100 mil a 150 mil dólares de financiamiento”, adelantó.

Inicialmente la colección de ornamentos y emblemas de poder será exhibida en el museo Brüning; luego en el museo de la Nación, en Lima; y, finalmente, en el museo de sitio de Huaca Chotuna-Chornarcap.

Wester pidió a la municipalidad provincial de Lambayeque financiar la carretera de nueve kilómetros que conduce desde la ciudad lambayecana hacia el museo de sitio de Chotuna-Chornancap para brindar comodidad a los visitantes.

 

Fuente: Andina

image_pdfimage_print

One Comment

  • Que buena noticia con respecto a la carretera. Conozco el museo de la Huaca Chotuna y lo recomiendo. Según investigaciones se ha confirmado que en esta locación habría desembarcado Naylamp. Se confirmaría entonces que la leyenda es una historia real.

    Reply

Deja un comentario