Ocma suspende a juez Rubén Herrera y pide su destitución al CNM

Decisión. Ocma encontró evidencias de que Rubén Herrera cometió faltas graves al ejercer funciones ajenas a su cargo. El juez fue apoderado de finca Pájaro Bobo, además de que vendió terrenos de este predio y no los declaró en sus declaraciones.

Carlos Herrera.
Arequipa.
El juez decano de la Corte Superior de Justicia de Arequipa y encargado del Primer Juzgado Civil, Rubén Herrera Atencia, fue suspendido de todas sus funciones como magistrado por orden de la Oficina de Control de la Magistratura (Ocma). Se le halló responsable de infringir la Ley de la Carrera Judicial al ejercer funciones ajenas a su cargo, como haber sido apoderado legal de la finca rústica Pájaro Bobo, además de vender terrenos, tener ingresos por ello y no haberlos declarado.
La jefa de la Ocma y jueza suprema, Ana María Aranda Rodríguez, sostiene en la Resolución 044-2014 (recomendación de destitución) y en la Medida Cautelar de Suspensión 04-2014, que las faltas cometidas por Rubén Herrera son muy graves. Además señala que no solo ameritan una suspensión temporal de 6 meses, sino que también que sea destituido de su cargo, que ocupa desde hace 12 años. Por ello solicitan al Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) iniciarle un proceso administrativo.
La decisión de la Ocma fue notificada la mañana de ayer al magistrado. El presidente de la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura (Odecma), Jhonny Cáceres, sostuvo que al haber sido notificado Herrera Atencia, a partir de hoy deberá dejar su cargo en el Primer Juzgado Civil.
Cáceres acotó que el magistrado suspendido tiene el derecho de apelar la decisión de la Ocma en el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial. Empero dijo que ello no revertirá el retiro temporal de su cargo de juez.
Herrera y Pájaro bobo
La finca Pájaro Bobo tiene una extensión de 49 mil hectáreas y está ubicada dentro de los terrenos de la primera etapa de Majes. Su propietario es el ciudadano norteamericano Michael Huaco Menéndez, quien en enero de 1996 le otorgó un amplio poder a Rubén Herrera para que administre libremente el predio, al punto que incluso podía venderlo y obtener ganancias por ello. Si efectuaba una transacción le correspondía la cuarta parte.
Cuando Herrrera recibe la administración del predio era abogado. Sus funciones de juez de tierras le fueron suspendidas en 1992, durante el gobierno del expresidente Alberto Fujimori. En el 2002 retorna a la judicatura, luego de ser reincorporado.
Su retorno, según la Ley de la Carrera Judicial, le obligaba a renunciar a todo tipo de labores ajenas a su función, como es la representación legal sobre un terreno privado. Herrera omitió ello y siguió representando a Huaco, incluso en setiembre del 2007.
Con esa facultad, en octubre de ese año, Herrera vendió dos lotes a favor de Luis Alberto Tejada Mera, por la suma de US$ 28 mil. Además, el 2011 vendió el 1% de Pájaro Bobo a Agritec Chapoil S.A, por US$ 40 mil.
Según el informe de la Ocma, en su condición de magistrado no podía involucrarse en actividades comerciales. Se agrega que esta es una falta grave que cometió el magistrado. A esta se debe sumar que tampoco consignó en su Declaración Anual de Bienes, Ingresos y Rentas, lo que percibía por la representación legal que tenía sobre los terrenos de la finca Pájaro Bobo.
En la investigación de la Odecma – Arequipa y la Ocma, quedó evidenciado que durante los años 2007 y 2011, Herrera hizo operaciones comerciales por US$ 68 mil. Sin embargo, Herrera el 2007 declaró 3 mil soles de los US$ 7,000 que obtuvo de ganancia de la venta de lotes a Luis Tejada. En el caso del 2011, debió declarar los 10 mil dólares de ganancia de la transacción de Agritec Chapoil S.A., pero no lo hizo.
Defensa de magistrado
En los descargos presentados por Rubén Herrera a la Odecma, durante la primera etapa de la investigación que se le inició, este señaló que era propietario del 25% de la finca Pájaro Bobo. Este derecho le fue concedido en julio del 2001, por Michael Huaco. El porcentaje del terreno le fue entregado en compensación de sus honorarios profesionales.
Agregó que al ser legítimo propietario, no infringió la ley al vender los terrenos. Indicó que hizo derecho de disposición de un predio que le pertenece.
Para la Ocma, este y otros argumentos no son suficientes para desbaratar las faltas graves que Herrera habría cometido. Por ello, incluso se modifica el pedido de sanción que planteó la Odecma de seis meses de suspensión sin goce de haber, por el de destitución. Será el CNM quien ahora determine si amerita o no la separación del magistrado.

  • Región Sur
  • Arequipa

Ver en Web

image_pdfimage_print