Morikawa, el predestinado para salvar el lago Titicaca

Lago Titicaca. Hermoso paisaje integrado al camino.Marino Morikawa, saltó a la fama por descontaminar la laguna de Chancay, provincia de Huaral, norte de Lima. Lo hizo en tiempo récord, apenas en 15 días. El siguiente objetivo que se ha propuesto este científico peruano formado en una universidad japonesa es el Lago Titicaca. El enorme espejo de agua asentado en el Altiplano peruano se ha convertido en una cloaca. Se estima que recibe un promedio de 200 litros por segundo provenientes de los desagües de Puno. Esta contaminación invariablemente se ha registrado en los últimos 15 años.

La Bahía interior, frente a la ciudad de Puno, es el punto más crítico. En esta área, otrora aguas cristalinas registradas por fotografías, ahora adquirieron una tonalidad verde lechosa. Además de los vertimientos de la ciudad colapsaron dos lagunas de oxidación en donde se trataba estas descargas.

Morikawa llegó ayer a Puno invitado por la ONG Camino Sostenible. Dio una conferencia a estudiantes y docentes de la Escuela de Post Grado de la Universidad Nacional del Altiplano (UNA). Contó su experiencia en la laguna del norte chico.

Recordó que antes de su intervención, la orilla en varios puntos, era botadero de basura y criadero clandestino de cerdos. El proyecto comenzó en enero de 2012 y se concretó rápidamente. El indicio de la descontaminación era el arribo de toda clase de aves migratorias. No había duda, ese ecosistema que gira en torno al agua se había recuperado. Usó sistemas de nanoburbujeo y biofiltros que aplicó de manera sectorizada para limpiar el espejo de agua..

SI, ES POSIBLE
Morikawa, aseguró que sí es posible alcanzar los mismos resultados en el Titicaca. Consideró trascendental que se suspenda el ingreso de todo tipo de cuerpos contaminantes. Destacó la necesidad de que Puno, cuente de una vez con una planta de tratamiento. Una obra que aún está en estudios de prefactibilidad y cuyo presupuesto asciende a 130 millones de soles.

Precisó que su intervención estará sujeta a los resultados que arrojen los análisis de campo que demorarán como máximo dos años. En este tiempo se prevé estudios de flora y fauna. También se harán estudios la calidad de aguas, la característica de los lodos, el tipo de aguas subterráneas y demás factores que empeoran la calidad hídrica.

Morikawa, precisó que la tecnología estará sujeta a los resultados del trabajo de campo. “Ahora sería arriesgado decir, hay que aplicar esta tecnología. Señores, yo no soy un vendedor de productos, y no lo seré nunca. Tampoco soy un Mesías ni soy un salvador, no. Soy un científico. Tengo que saber cuál es la problemática y después recién se verá que tecnología aplicar. Recién con estos resultados podremos decir recién qué tecnología es la más adecuada para el lago”.

Aseguró que los estudios realizados por diferentes sectores públicos y privados no son suficientes porque solo representan al 30 % de las investigaciones que se necesitan hacer. Morikawa, aseguró que volverá a Puno, en octubre y prevé llegar con expertos en diversas áreas para tener estudios minuciosos a fin de saber cuál sería la técnica adecuada a aplicar en el lago. “Serán cinco doctores del Japón, quienes además capacitarán a los profesionales de Puno, para trabajar juntos en el proyecto”, se comprometió.

image_pdfimage_print