Monitorean impacto de cambio climático en santuario de Machu Picchu

Machu_Picchu_1800x1251Un monitoreo de los efectos del cambio climático se lleva a cabo en el santuario histórico de Machu Picchu, que alberga a la ciudadela incaica del mismo nombre y otros sitios arqueológicos y naturales, reveló hoy su jefa, Ada Castillo.
“Se monitorea desde sectores como el glaciar de Salcantay, a fin de ver los cambios que están ocurriendo y desarrollar en el futuro actividades de mitigación al cambio climático”, declaró.

“Es importante tener la información, saber cuáles son los cambios y cómo podemos adaptarnos, eso será importante también para la población local”, añadió.

Dijo que esta labor se desarrolla mediante las estaciones meteorológicas e hidrológicas del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), institución con la cual tienen un convenio.

Refirió que el cambio climático se ve reflejado usualmente en el derretimiento de los glaciares, lo que significará que las reservas de agua disminuirán, lo que debe ser tomado en cuenta por las autoridades.

Dijo que otro de los retos para 2013 en el santuario es la actualización del plan maestro de Machu Picchu, que determinará los lineamientos a seguir para la adecuada conservación y protección de su riqueza cultural y natural.

Castillo recordó que además de albergar sitios arqueológicos como la ciudadela incaica en sí hay flora y fauna diversa que ha sido recuperada como el gallito de las rocas o el oso de anteojos.

El 8 de enero, el santuario histórico de Machu Picchu cumplió 32 años como área natural protegida por el Estado.

Abarca una extensión de 32,592.26 hectáreas de atractivos y variados ecosistemas que albergan una alta diversidad de flora y fauna silvestres, con especies declaradas en vías de extinción y endémicas.

 

Fuente: Andina

image_pdfimage_print

Deja un comentario