Mochicas

En el presente trabajo, vamos a recorrer y desarrollar los principales aspectos de la cultura Mochica a fin de conocer el entorno, vida e incluso legado que los antiguos pobladores del valle Moche nos dejan al mundo. En términos generales, la cultura Moche o Mochica surge y se desarrolla en los siglos I y VII, teniendo como escenario la larga y angosta franja desértica de la costa norte del Perú donde se encuentran los restos de sus imponentes edificaciones.
Hacia finales del siglo XIX -en 1899- el científico y renombrado arqueólogo alemán Max Uhle, logró con sus excavaciones en el complejo de las huacas del Sol y de la Luna, establecer casi toda la historia prehispánica del valle de Moche en Trujillo –Perú-, fue el primero en descubrir los restos de una nueva cultura a la que bautizó como “Proto Chimú” más tarde el arqueólogo peruano Julio C. Tello es quien dio el nombre “Moche” –nombre del valle en donde habitaron- con el que hasta el día de hoy se conoce a esta cultura, el nombre “mochica” hace referencia a la lengua prehispánica de la costa norte denominada “muchik”, que fue utilizada hasta hace un siglo y que en menor número se sigue usando hoy. Sobre los Mochicas podemos adelantar una descripción que comparte con otras culturas prehispánicas, se trataba de una sociedad con prácticas guerreras, tradiciones rituales y un tipo de jerarquización social que tiene como ideal de poder, la fuerza de ciertas especies predatorias, como el caimán, águila y el jaguar, especialmente.

•Ubicación espacio temporal

Mochicas - monografiaLa cultura Mochica también conocida como Moche o Chimú temprano, recibió el nombre de moche tras los descubrimientos en el valle de Moche (figura 1). También se la denomina mochica por el nombre de la lengua, el muchik, que hablaban sus pobladores, es considerada como una de las sociedades preincaicas más avanzada. Se desarrolló entre el 200 y el 700 d. C. su núcleo principal se asentó en el valle del río Moche (actualmente también llamado Valle de Santa Catalina, cerca de la ciudad de Trujillo) donde se construyó una ciudad sagrada que fue sede del gobierno mochica. Sus principales restos son las Huacas del Sol y de la Luna, auténticos palacios de los señores mochicas, que eran los gobernantes, los que tenían un poder absoluto fuera de todo control y de transmisión dinástica. Sus dominios se extendieron a lo largo de la costa norte del Perú. Descendientes de la cultura chavín, los mochicas, en el territorio que habitaron dejaron restos de sus templos, palacios, pirámides, obras de irrigación y fortificaciones. Se distingue por su cerámica de un gran valor artístico, también trabajaban con sumo talento el oro y los tejidos.

•Organización política

Fue un reino teocrático, señorial y militar, políticamente las sociedades se organizaban en señoríos comandados por autoridades religioso-militares.
Los sacerdotes eran la élite gobernante. Cumplían funciones públicas, religiosas, controlaban al pueblo, dirigían las conquistas y la construcción de obras públicas. Además llevaban a cabo rituales como la ceremonia del sacrificio humano, cuyo objeto era ofrecer la sangre de los prisioneros de guerra a los dioses para tener mejores cosechas.
La máxima autoridad de esta cultura fue el Señor de Sipan, el cual también era un sacerdote guerrero. Sus gobernantes eran considerados descendientes de los dioses siendo mitad humanos mitad divinidades (semi-dioses), las personas no tenían permitido mirarles a los ojos y debían adorarlos. Cuando se realizaban las reuniones, sus acompañantes diseminaban cinabrio (un mineral color rojo de la familia de los sulfuros) para que su señor no pise directamente el suelo. En su vestimenta el Sipán llevaba un cetro de oro, una nariguera (para evitar que se vea cualquier expresión facial) su corona, y un collar con forma de maníes hecho de oro y plata en alusión al ciclo de la vida. (Figura 2)
cultura
Los Chimú fueron un estado expansionista centralizado con claras divisiones de clases, herencia de cargos y una burocracia muy compleja; el poder lo tenía el gran señor llamado Cie Quic. El sistema económico y social funcionaba por medio de una red de centros urbanos rurales que se encargaban de la recepción y envío hacia la capital los tributos obtenidos. El estado tenía como ciudad capital Chan-Chan, desde allí se manejó, organizó y monopolizó la producción, el almacenamiento, la redistribución y el consumo de bienes y productos. La sumisión del pueblo era lograda por el mecanismo del agradecimiento, por supuestos dones (agua, pesca, caza, cultivos); y el terror, causado por los dioses y monstruos que exigían sacrificios humanos para saciar su sed de sangre. Más allá de la marcada jerarquía, existía la ascensión de clases que se lograba con altos logros de guerra.

oEl SIPAN
En 1987, un grupo de arqueólogos dio con la tumba intacta de El Señor de Sipán quien fue un gran sacerdote y guerrero mochica que ocupaba la cúspide de la estructura social y política de su tiempo con un carácter semi divino. El Sipán utilizaba en su vida diaria diversos ornamentos y vestimentas preciosas (símbolo de su estatus social y poder) pero no eran las mismas que usaba en los actos ceremoniales o ritos sagrados. En la tumba se descubrieron gran cantidad de piezas de oro, plata, piedras preciosas, objetos de cerámica y madera tallada de inimaginable valor (seguramente estos bienes formaban parte de la vida diaria del señor, y debían acompañarlo al mundo de los muertos donde, según la religión Mochica, seguiría ejerciendo los mismos roles y funciones). Su investigación ha permitido a los historiadores y arqueólogos conocer nuevos aspectos de la cultura Mochica, en la sepultura también se hallaba el esqueleto de un hombre joven con escudo dorado y los pies seccionados presuntamente un guardián, el cuerpo del señor se encontraba en un sarcófago de madera, su cuerpo estaba cubierto de oro, plata, cobre, un pectoral con piedras semipreciosas y con collares de oro. Su cráneo descansaba sobre un gran plato de oro, junto a su cabeza y pies habían 2 esqueletos de mujeres jóvenes, y en las partes laterales el esqueleto de un perro y 2 llamas. (Figura 3) apuntes

El hallazgo de la tumba del señor Sipán, quien fue en su tiempo un Alaec muy respetado, después de haber permanecido intacta durante más de 1500 años se ha llegado a considerar como uno de los más importantes descubrimientos arqueológicos que se han hecho en el siglo XX, al mismo nivel de por ejemplo el hallazgo del Machu Pichu o de la tumba de Tutankamón. Con este descubrimiento, se constató que muchos de las insignias, ornamentos y atuendos encontrados en la tumba del Sipán, (los cuales fueron usados en vida por su propietario), resultaban semejantes a los figurados en los temas del arte Mochica por ejemplo en el mural.

“la tumba sigue el mismo patrón de Sipán, una plataforma de adobe que fue perforada para colocar la tumba y posteriormente sellada con capas de barro. Estaba intacta, totalmente intacta porque estaba sellada por un piso de capas sucesivas. Los indicios de la arquitectura monumental de la plataforma tenían seis fases de construcción y hemos encontrado otro piso más abajo, una fase siete y luego una fase ocho.”
Walter Alva, arqueólogo peruano descubridor de la tumba.

•Organización social

El notable desarrollo que alcanzó la agricultura Moche presumimos que originó el crecimiento de la población, que al mismo tiempo generó una creciente demanda de alimentos. Por ello podemos suponer que la estructura social debió organizarse de tal forma que permitiera garantizar un orden social estable, verdaderamente, fue una sociedad estratificada en clases, sus gobernantes eran seres semi divinos provenientes de una casta (elegida por los mismos dioses para desempeñar su trabajo) donde los militares y sacerdotes ocupaban lugares de privilegio, se distinguían grupos sociales que tenían un acceso diferenciado a los recursos que se producían. Más allá de la marcada jerarquía, existía la ascensión de clases que se lograba con altos logros de guerra. Los mochicas constituyeron una Aristocracia guerrera (Sacerdotes guerreros), sociedad estuvo dividida en el Cie-Quich (jaguar) el rey del valle y los dominios mochicas, Sacerdotes o Pillac (zorro) encabezado por el sacerdote guerrero, habitaban en los templos. El Alaec, era el rey vencido y subordinado al poder del soberano mochica. El Pueblo (lagarto) campesinos y pescadores (figura 4). El idioma que hablaron fue el Muchik. Los artesanos, conformaban un importante grupo dentro de la sociedad, se dedicaban exclusivamente a producir bienes exclusivos para a la élite gobernante. La alfarería, la textilería y la metalurgia eran oficios de prestigio. El pueblo en general, agrupaba distintos sectores como los pescadores, agricultores y constructores, ellos se dedicaban a producir alimentos bajo el control del estado y a pagar un tributo en forma de trabajo comunal que sirvió para construir grandes obras arquitectónicas y canales de irrigación. (Parecido al sistema de mita utilizado por los Incas) utilizaban pinturas faciales y corporales que representaban el estatus social o la pertenencia a un clan, además las viviendas del pueblo eran bastante simples a diferencia de las grandes construcciones que se dedicaban a las clases gobernantes. La mujer Mochica era delicada, baja de estatura, muy trabajadora con poco pelo facial, tenían el pelo largo, cortado en flequillo sobre la frente y trenzado con cintas de lana de color, usaban collares pero no aretes. Así como el hombre, iba descalza. Cuidaba del niño y se dedicaba a hilar tejer y fabricar la chicha – bebidas alcohólicas derivadas principalmente de la fermentación no destilada del maíz y otros cereales- . Recibía un trato tan igual como el de los hombres. Sus orejas eran perforadas para colocarse aretes de madera o aretes de oro de acuerdo a su estatus social, la monogamia era general entre las clases inferiores, la poligamia estaba reservada a las clases dirigentes (se cree que cuando el gobernante Mochica moría, era enterrado con su harén de mujeres hermosas con vida).

precolombina

harén de mujeres hermosas con vida).

Organización económica

o Pesca: Fue una de las actividades primordiales para su subsistencia, proporciono a los habitantes costeros alimentos para el consumo y productos para comerciar con los pueblos del interior. Los habitantes de la cultura mochica tuvieron gran experiencia como pescadores fabricaban embarcaciones que hasta el día de hoy se siguen utilizando llamados caballitos de totora (figura 5 y 6), organizaron expediciones que arribaron hasta la isla de Chincha para extraer el guano. monografia

o Agricultura: El territorio ocupado por los moches era favorable para la actividad agrícola, pues estaba atravesado por varios ríos, desarrollaron varias técnicas para mejorar la productividad de sus cultivos, aprendieron a seleccionar las plantas para aumentar el tamaño de los frutos y usaron el guano que obtenían de las islas para enriquecer las tierras; cultivaron algodón, maíz, papa, maní, y guindillas en el desierto mediante los sistemas de regadío . Además usaron una serie canales de riego comenzaron con que se hicieron en las zonas más altas, luego con sistemas de drenaje las redes de canales se extendieron a las zonas planas, en las partes bajas de los valles e incluso algunas redes conectaban varios valles a la vez. Como debieron llevar agua para cultivar tierras secas, construyeron canales llamados Wachaques que eran una especie de chacras hundidas para aprovechar mejor el agua.
o Clima: El Clima de la región Moche es templado y seco; la temperatura varía entre 15º y 28º C con días soleados y noches frías (por la presencia de la brisa marina proveniente del pacifico). Las precipitaciones son escasas durante el año, a excepción de los meses en que, se presenta el Fenómeno del Niño. – provoca cambios en la temperatura de las aguas en la parte central y oriental del Pacífico, se lo nombró como El Niño (refiriéndose al niño Jesús) por los mochepescadores peruanos a esta corriente cálida que aparece cada año alrededor de Navidad- las consecuencias que provoca este fenómeno en América del sur son lluvias intensas, calentamiento de la corriente oceánica, pérdidas pesqueras, intensa formación de nubes y por lo tanto precipitaciones, periodos muy húmedos de baja presión atmosférica.
o Fauna: En muchas de las cerámicas mochicas encontradas, podemos distinguir la rica variedad de especies animales pertenecientes a las zonas de la costa, sierra y selva que abarcaban los territorios de esta cultura. Existieron especies domesticadas como la llama, el perro y los cuyes (roedor parecido al cobayo); otras se mantuvieron en estado salvaje como es el caso del puma, zorro, venados, monos, vizcachas, murciélagos, ratones, lobos marinos, y foca, también contaban con la presencia de las tortugas, lagartijas,”cañan”, la iguana, y las serpientes. Además, en las cerámicas fueron representados moluscos y crustáceos como cangrejos, pulpos, estrellas de mar, caracoles marinos, de tierra o de río, camarones, erizos, y “caballitos de mar”, entre las aves existían búhos, lechuzas, palomas, loros, patos, tucanes, guacamayos, papagayos, picaflores, halcones, águilas, cóndores, pelícanos, gaviotas, patos marinos y una variedad de insectos, la mayoría de las especies que existían en ese entonces siguen estando en la actualidad en Perú. La base de la alimentación mochica era el maíz aunque también consumían otros productos, como el frijol, el camote, la calabaza, la palta, la papaya la lúcuma, el pepino, y la papa. Complementaban su dieta con carne de animales como camélidos, cuyes, patos, venados, cañanes (lagartijas comestibles) y caracoles; también se alimentaban de peces y mariscos. Se cree que los Moche realizaron intercambios a larga distancia, ya que se han encontrado tejidos y cerámicas mochicas en distintos pueblos cercanos, traían por ejemplo mullu del Ecuador, lapislázuli de Chile y cerámica de Cajamarca. Entre los arboles están los algarrobos, guarangos, achupalla, sapotes, san Pedro, tunas, caña brava, pájaro bobo, espino, sauce, carrizo, junco, totora, molle, chilco.

• Religión

Para los mochicas la constitución de un universo sagrado, reside donde los dioses se expresan a través de la figura y el poder de seres animales. Para acceder a ese universo sagrado, los hombres, a su vez, deben transformarse a través de la ceremonia, del ritual o de la planta sagrada (posiblemente coca) los caimanes, los jaguares y las águilas, son el agua, la tierra y el aire respectivamente, es decir, los que rigen como figuras absolutas de un poder y de una fiereza que los hombres intentan apropiarse. Los mochicas eran al igual que la mayoría de las culturas antiguas politeístas, el dios supremo y la principal deidad de los moche era Aia Paec (figura 7) proveniente del Chavín, llevaba colmillos de felino y un cinturón con cabezas de serpiente; algunas pinturas lo muestran con orejas en forma de ocho –igual que el arte Chavinico – . También los mochicas dirigieron su culto a la luna debido a su influencia sobre el crecimiento de las plantas, las mareas y a su utilización para la medición del tiempo; sin embargo, es posible que cada pueblo haya tenido sus deidades y santuarios locales. La abundancia de fragmentos de huesos dentro algunos templos nos sugiere la realización de rituales caníbales o sacrificios en su interior, Seguramente podemos suponer que la sangre, como en muchas otras culturas, tiene varias connotaciones simbólicas, fundamentalmente es representar la fuerza vital de los seres vivos, que al ser ofrendado garantiza la vida de los dioses. Las figuras animales que se encuentran en la parte baja de la pirámide y la cara delantera del templo, así como algunos motivos en las mochicasesculturas, aluden a criaturas sobrenaturales con características de águilas, felinos y serpientes existían divinidades antropomorfas como el Dios cangrejo. La religión moche se caracterizó por sus dioses castigadores, la representación de dioses decapitando era muy común, siendo el decapitador principal Aia Paec -Rafael Larco Hoyle dio el nombre, que en la lengua hablada por los antiguos Chimú significa “Dios”- Estos dioses muestran clara influencia de la antigua cultura chavín. Los sacrificios humanos eran practicados por los moche con fines religiosos, existen piezas cerámicas que nos introducen en rituales de sacrificio asociados a la divinidad jaguar, ya sea para extraer la sangre de la víctima o para decapitarla; en otras piezas encontramos hombres-jaguar sosteniendo la cabeza de hombres guerreros en estas vasijas pintadas se pone en evidencia que los mochicas tenían como objeto principal de la batalla apresar al enemigo, desangrarlo y cortar su cabeza para conservarla como trofeo. (figura 8) por el hecho de haber desaparecido antes de la Conquista, podemos es especular sobre prácticas caníbales. En cada Estado moche podía haber uno o más de estos templos y sus respectivos sacerdotes, cada uno de estos grupos debía tener una parte de la población bajo su dominio.

o Ritos Funerarios
Para ellos, la muerte no era sino un tránsito a otro nivel de vida donde se continuaba al igual que en la Tierra teniendo unas responsabilidades y unos derechos propios de su rango, mientras que entierros simples con pocas cerámicas y objetos de metal eran destinados al pueblo, las clases gobernantes tenían ostentosas tumbas con ofrendas de oro y objetos preciosos.
chimuInicialmente, los muertos eran enterrados en arena o en las plataformas funerarias. Los cadáveres eran puestos en posición flexionada y sentada, En los últimos tiempos se incrementa la cantidad de ofrendas de cerámica y metal. También, se cree que había artesanos al servicio de los nobles y ciertos sectores del palacio albergaban a los sirvientes que se diferenciaban claramente de la zona habitada por los señores. Se supone que cada de uno de los palacios partencia a un gobernante y que cuando fallecía, era enterrado en el sector de las plataformas funerarias. Aunque el palacio le seguía perteneciendo y sus parientes continuaban viviendo en él encargándose de rendirle veneración. El siguiente gobernante tenía que construir su propio palacio en el que viviría y se enterraría al morir. Esto quiere decir que los palacios fueron construidos uno después del otro, según morían los sucesivos gobernantes.

•Conocimientos y culturas

preincaicaCon amplios conocimientos de arquitectura e ingeniería hidráulica, construyeron palacios, templos, centros urbanos y complejos sistemas de riego que les permitió mejorar su agricultura, desarrollar un mercado y asegurar su prosperidad. Hicieron uso del cobre en la fabricación de armas, herramientas y objetos ornamentales. Fueron considerados los mejores ceramistas del Perú antiguo gracias al fino y elaborado trabajo que realizaron en sus cerámicas. En ellas representaron a divinidades, hombres, animales y escenas significativas referidas a temas ceremoniales y mitos que reflejaban su concepción del mundo.

o Orfebrería: El oro y la plata simbolizaban la eterna dualidad entre el sol y la luna, la vida y la muerte. Utilizaron el cobre para fabricar utensilios, armas y ornamentos en aquel los metales preapuntesciosos eran consideraros materia divina y por ello sólo se utilizaba para adornar a los grandes personajes, especialmente a los Gobernantes y Sacerdotes, que fueron los representantes máximos de los poderes terrenales y sobrenaturales.
Una de las muestras más importantes del arte metalúrgico de los Moche fue descubierta en 1987 en el valle del río Lambayeque, en la tumba del Señor de Sipán. Se extraían piedras de las minas y se las reducía a pequeños trozos utilizando mazos. Fundían pequeños trozos de metal
mezclados con carbón en hornos de barro, y el fuego era avivado con sopladores de caña (Figura 10). El metal era laminado luego de varios recalentamientos y las piezas se golpeaban en moldes para poder darles forma. Lograron soldar los metales concentrando la salida de la llama con una pipeta (Figura 11). Mochicas - monografia

Utilizaron el oro, la plata, el cobre y sus aleaciones, la aleación más característica
fue la tumbaga (mezcla de oro y cobre) Los Moche fabricaron objetos utilitarios como agujas y anzuelos, así como objetos suntuarios destinados a los miembros de la élite, como narigueras, pectorales, sonajas y aros (Figura 12 y 13)
cultura

o Los mochicas no desarrollaron alfabeto, pero si una escritura pictográfica que les permitió dejar huellas de su mundo en la cerámica que trabajaron. conocían el calendario lunar de 28 días, los hombres de esta cultura lo habían dominado en forma admirable llevando cuenta de los años, meses, días y de las horas graficando en relojes solares, posiciones del sol, las fases de la luna, la presencia de las estrellas que se visualizan en diversidad de rituales y prácticas esotéricas. los Moches conocían el sistema decimal lo que les permitió contar y representar las edades de los caciques y jefes guerreros testimoniados en miles de cerámicos. Las representaciones pictográficas fueron plasmadas sobre la superficie de los ceramios y mediante trazos perfeccionaron figuras también complejas escenas donde los seres representados derrochan vida y movimiento. Así, la posición de las extremidades puede señalar la quietud, caminata, carrera o baile del sujeto dibujado; inclinar el torso hacia adelante implica velocidad y la posición de la cabeza, reverencia o dignidad. En distintos contrastes anatómicas, estas figuras combinan partes de frente y de perfil. El tamaño de los sujetos señala su rango e importancia en la escena por ejemplo, los señores eran siempre representados más grandes que los hombres comunes. Utilizaron una serie de caminos que probablemente ya existían, y que posteriormente serían aprovechados por los Incas, así estaban mejor comunicados para su época y estas redes de caminos funcionan a su vez como canales para difusión sociocultural entre diferentes regiones

o Cerámica: la cerámica, es el mayor legado cultural de los mochicas, hombres, seres mitológicos, animales humanizados, hombres con atributos zoomorfos, la utilización de los colmillos del jaguar, de la serpiente o del caimán, aparecen en la mayoría de las piezas conocidas, divinidades, animales, plantas y complejas escenas fueron representadas por sus artistas bajo la forma de imágenes esculpidas o vasijas decoradas a pincel con un extraordinario realismo, emplearon las técnicas alfareras del trabajo a molde lo cual incrementó su producción. la cerámica para el uso doméstico, era rustica y sencilla, sin mucha decoración. Los ceremoniales, en cambio, se ofrecían a los muertos y a los dioses con el fin de rendirles culto, por eso se elaboraban con arcilla más fina y su acabado era más delicado. No usaban un torno, toda la cerámica era desarrollada manualmente y con ayuda de una paleta (esta técnica aún perdura en algunos pueblos) Solo las obras de uso ritual u ornamentales se fabricaban con un molde, luego de que la acilla se secaba extraían la pieza la retocaban y pulían su cerámica sus trabajos tenían dos colores predominantes rojo y crema. Si analizamos la iconografía de la cerámica, podemos conocer interesante información sobre la vida de los moches: ceremonias funerarias, ceremonias rituales, paisajes, viviendas, guerras, enfermedades, etc. este trabajo de decoración sirvió de base a una pintura muy especializada la pictográfica, que era ejecutada con pinceles de pelos de animales y humanos, plumas de aves y puntas de cañas. Los diseños o dibujos se hacían mediantes colores planos, los personajes llenos de contraste se plasmaban de perfil. También, podríamos dividir en diversos periodos los avances en el moldeado de la cerámica clasificados por el arqueólogo Rafael Larco Hoyle
• Mochica I: Pequeñas vasijas-retratos y vasos Fito-zoo-antropomorfos; botellas con asa-estribo, pico, etc., casi siempre recubiertas de pinturas. La cerámica es pequeña, de aspecto sólido, en algunos casos de forma circular con asas proporcionales, circulares picos cortos y fuertes rebordes. Los motivos más comunes son los puntos grandes, los círculos, rombos, cabezas de lagartijas estilizadas, triángulos con círculos concéntricos, signos escalonados, bandas cuyos temas están delineados por incisiones.
• Mochica II: Mejor cocidas, más esbeltas y con pinturas zoomorfas de excelente factura. El grosor de las paredes de las piezas disminuye, la cerámica se alarga y no se le da la misma altura que ancho, se inicia con esto modelos más esbeltos de vasos. El asa y el pico crecen proporcionalmente, y mientras el asa no pierde la forma redondeada, el pico pierde el reborde pronunciado. Existen vasos retratos, antropomorfos de cuerpo entero, fitomorfos y zoomorfos.
• Mochica III: Vasos-retratos y también de animales, únicos por su excepcional realismo y naturalismo, decorados de arriba abajo con motivos geométricos o escenas de la vida diaria. Las paredes de los vasos se afinan aún más sin perder su solidez, el cerámico está cubierto por una fina capa de engobe – pasta cerámica que se obtiene mezclando distintos tipos de arcilla y otros materiales con agua- cuidadosamente pulida. Los hornos abiertos fueron perfeccionados, los recipientes son de mayor capacidad, las asas y los picos se afinan notablemente, siendo las primeras elípticas y los picos pequeños, acampanados y con reborde casi invisible. Las esculturas antropomorfas se perfeccionan siendo casi verdaderos retratos de personas en este momento, la escultura religiosa adquiere importancia
• Mochica IV: Con algunas formas nuevas, incorporando el tema paisajístico. Los motivos se multiplican y adquieren mayor complejidad. El artista mochica trata de hacer perdurar en su cerámica no solamente la usada para los asuntos comunes de su vida, sino también la usada en las ceremonias. Los vasos comienzan a cubrirse con escenas pictóricas religiosas, se alargan y también proporcionalmente el asa, que ya no es chata sino, redonda o ligeramente angular. La mayoría de los picos son largos y rectos, aunque hay algunos más angostos en la punta con bordes levemente afilados
• Mochica V: La cerámica de este período, por sus formas y decorado, constituye el “arte barroco” de la cultura mochica, atrevido y decadente por su forma y decoración. Se reduce en tamaño pero el asa se alarga, toma una forma triangular acentuada siendo el pico más pequeño y con bordes afilados del interior hacia afuera. Las representaciones geométricas abundan y la escultura pasa a segundo plano, desplazado por el arte pictórico. Podemos encontrar 3 tipos de jarros, los huacos retratos (estos huacos reflejaban las expresiones humanas de los pobladores moche “rasgos físicos” y estados de ánimo) los huacos eróticos (representaban imágenes de la vida sexual de los pobladores mochicas, se cree que era un culto a la fertilidad) y los huacos patógenos (retrataban imágenes de personas con enfermedades variadas).
precolombina

o Arquitectura: construyeron centros urbano-ceremoniales. Estos centros estaban formados por plataformas de adobe dedicadas al culto y casi siempre decoradas con pinturas murales, palacios en los cuales vivía la élite, así como edificios administrativo, talleres artesanales y viviendas rústicas entre estos centros, destacan El brujo, la Huaca del Sol y de la Luna, situados frente a frente en el valle de Moche en el Complejo Arqueológico Huacas de Moche. Dentro de estos centros también se encontraron murales, con figuras que representan divinidades antropomorfas, escenas de combates, rituales y prisioneros de guerra, el más famoso de la huaca de la Luna representa a un personaje conocido como “el demonio de las cejas prominentes” en el caso del centro urbano El brujo, hay un gran mural que representa una procesión de prisioneros desnudos y unidos por una soga que caminan hacia su destino final: la muerte que les dará “el decapitador”. La pirámide escalonada, llamada “Huaca del Sol” (figura 15)
monografiaEs una de las edificaciones más impresionantes de todo el Perú, la construcción hecha de adobe cuenta con 40 metros de altura y 350 metros de largo. La Huaca de la Luna (figura 16), erigida frente a la Huaca del Sol, ocupando un área casi cuadrada de 290 por 210 metros y está conformada por varias plataformas y patios ceremoniales. En su interior no se han hallado vestigios de tareas domésticas, a diferencia de la huaca del Sol, lo que demostraría el carácter ceremonial de su construcción Tanto la Huaca del Sol como la Huaca de la Luna, conformaron un complejo administrativo y religioso, ubicado en las faldas de Cerro Blanco, el más venerado de los Moches. Otro de los templos más conocidos es la Huaca Arco Iris, un centro ceremonial que estaría vinculado a rituales de culto al arco iris y otros fenómenos naturales relacionados con la fertilidad. En sus paredes sobresale la representación de figuras antropomorfas y zoomorfas. En las huacas, cada cierto tiempo solían hacer una reedificación, en la cual en vez de remodelar una pared, la tapaban construyendo otra adelante. Las casas de los pobladores comunes eran erigidas en pequeñas comunidades, sin formar grandes urbes. Los materiales que usaban ellos eran los mismos que se empleaban para las huacas a excepción de las pinturas, las casas podían tener patio propio y techo de dos aguas. Según los restos de arquitectura podemos decir que los gobernantes vivieron en los palacios y recintos monumentales, mientras el pueblo residía en viviendas más precarias con habitaciones pequeñas y fuera de la arquitectura monumental.
moche
•Fin de los moche

Está de más decir que nunca el fin, crisis, caída de una civilización o imperio se da por una sola causa. Siempre existen múltiples acontecimientos que propician a una civilización a perecer. Aunque fueron una cultura local, la influencia mochica superó el territorio norteño, ya que su cerámica ha sido encontrada en diferentes lugares fuera de su territorio de desarrollo. Esta cultura se enfrentó al final de su historia con dos desafíos primero la expansión Huari y segundo el avance del desierto sobre sus tierras de cultivo. Existen pruebas de que los sistemas de canales mochicas fueron cubiertos por arena, destrozando la agricultura empujando a los pobladores a trasladarse y abandonar los asentamientos, para conseguir más tierras los mochicas debieron avanzar hacia el norte (Lambayeque) La expansión de la cultura Huari, que comenzó por esa época (figura 16) también podemos señalarla como una de las causas de estas movilizaciones, asimismo, se observaron cambios en el estilo y los temas del arte moche en el periodo V. Entre los años 570 y 600 d.C. se vivió una larga sequía en las alturas; e inacabables lluvias torrenciales en la costa mochica, este fenómeno que arrasó con los cultivos, aldeas y ciudades de los moche es muy probable que haya sido el fenómeno climático conocido como “El niño” pero de una magnitud catastrófica. Los ríos se salieron de sus cauces y el lodo arrasó tanto grandes extensiones de tierra cultivable como pequeños poblados ahogando a sus habitantes, estas terribles inundaciones contaminaron los cursos de agua y los manantiales, y erosionaron miles de hectáreas de terreno cultivable. mochicas
Además las fiebres y otras epidemias devastaron el resto de la población. También se ha demostrado que el “Mega niño” de tres décadas que arrasó con los pueblos fue seguido de una mega sequía que duró por lo menos 30 años, así lo sugieren las grandes capas de polvo que cubren muchos centros ceremoniales moche, Entre los años 563 y 594 redujo de manera drástica la cantidad de manantiales de montaña cuyas aguas llegaban hasta la costa lo que resulto desastroso para la agricultura. El Niño también provocó un cambio en las corrientes marinas que redujo las capturas de peces, que eran parte esencial de la dieta costera y un importante elemento de comercio. De este modo, con el quiebre de la agricultura siguió la ruina de la pesca, con lo que desapareció el último recurso alimenticio de los mochicas. A consecuencia de todo ello, miles de personas murieron de hambre y los gobernantes de cada región debieron trasladarse hacia otros pueblos para continuar con las tareas de gobierno desde otro lugar que se haya visto menos afectado. A esta serie de factores climáticos se le sumaron el debilitamiento las instituciones mochicas. La nobleza, alejada de sus súbditos, vivía ocupada en sus disputas dinásticas y ceremonias rituales. Pero cuando el pueblo culpó a sus gobernantes de la caótica situación y de haber perdido el favor de los dioses, los jerarcas incrementaron los sacrificios humanos para ganarse el favor divino, sin conseguirlo. Los centros fueron abandonados hacia el año 750 y la población se agrupó de forma independiente, lo que supuso el derrumbamiento del sistema político mochica. Puede que incluso estallara una guerra civil. Los últimos asentamientos mochicas, gobernados por una desgastada clase dirigente, no pudieron contra el emergente Estado huari (o wari), un estado con arrollador poder militar.

• Conclusión

Si bien en América del sur la sociedad precolombina más importante y reconocida fue la de los Incas, quienes crearon un imperio conquistador y continuador de otras civilizaciones anteriores (como la nazca, chimú o mochica), a los que sometieron gracias a su organización político-estatal más perfecta y avanzada, No podemos negar el poder de influencia de las civilizaciones más pequeñas (como en este caso la Mochica) en los grandes imperios que adoptando parte de su cultura, arte, o tecnología permitieron que estos pueblos perduren en el tiempo y ayuden a la tarea de los arqueólogos e investigadores a comprender el mundo antes de que sea como lo conocemos ahora. También a lo largo de la investigación, descubrimos una serie de paralelismos entre las culturas prehispánicas que, pese a desarrollarse a cientos de kilómetros de distancia, con contextos históricos, temporales, sociales y naturales algunas veces distintos, poseían concepciones religiosas muy parecidas en cuanto a la representación de dioses. Estas semejanzas suceden por ejemplo con la tradición azteca, en la que la serpiente emplumada se concibe como una fusión simbólica del jaguar, o en las reiteradas ofrendas de sangre y carne de prisioneros para el deleite de los dioses. Otro paralelismo, es la concepción que tenían de la muerte donde las personas no simplemente dejaban de existir en el plano terrenal sino que, en el caso de los gobernantes, continuaban su vida y funciones aun después de su muerte. Podemos decir que es algo muy parecido a lo que sucedía en el antiguo Egipto con los faraones. Otro de los claros ejemplos de similitudes entre el pensamiento de esta cultura y las demás, es que al igual que en la cultura Inca, a los pobladores mochica debido al aumento de tierras y campos cultivables creados por la Irrigación a gran escala, se les exigía que todos -excepto los dirigentes, gobernantes, sacerdotes y artesanos- dedicaran tiempo a la construcción de gigantescos proyectos de irrigación, templos, palacios y fortificaciones que dejarían el legado arquitectónico tan imponente que hoy conocemos. Vemos como al igual que en varios imperios y pueblos antiguos los imprevistos desastres naturales ponen en jaque toda la organización política y económica de un Estado, siendo estos momentos de crisis y decadencia aprovechados por los demás estados o civilizaciones que buscar emerger dominando pueblos debilitados, de esta forma podemos adjudicar gran parte de las causas por las cuales la civilización mochica desapareció del mapa y fue absorbida por los Huaris al fenómeno climático del cual en esos momentos no había antecedente alguno.

•Bibliografía

oAziz Philippe, Los secretos de los templos Incas Aztecas y Mayas, Ferni, Genevé 1978.
ohttp://www.arqueologiadelperu.com.ar/elbrujo.html

ohttp://climayagua.inta.gob.ar/que_es_el_fenomeno_el_ni%C3%B1o

oCOE, SNOW, BENSON, La América antigua civilizaciones precolombinas tomo II folio S.A. Santa Perpétua de Mogoda Barcelona España pág. 186/189

ohttp://culturamochecampos.blogspot.com.ar/

ohttp://culturaspreincaicas.wordpress.com/la-cultura-mochica/

odiccionario enciclopédico abreviado tomo III, Espasa-calpe, s.a., Madrid, España 1957. pág. 212

oDiccionario enciclopédico abreviado tomo V,Espasa-Calpe S.A. Madrid España, 1957 pág. 932

ohttp://www.eluniversal.com.mx/cultura/60475.html

ohttp://enciclopedia.us.es/index.php/Cultura_mochica

ohttp://es.wikipedia.org/wiki/Cultura_moche

ohttp://www.historiacultural.com/

oMM OCEANO GRUPO EDITORIAL S.A. Gran enciclopedia autodidactica interactiva, Océano, Milanesat, Barcelona España, 2000. pág. 135-137

ohttp://www.museolarco.org/listapublicaciones/a-culture-sequence-for-the-north-coast-of-peru/

ohttp://www.nationalgeographic.com.es/articulo/historia/secciones/7641/dramatico_final_civilizacion_mochica.html#gallery-1

ohttp://www.scielo.cl/scielo.php?lng=es

ohttp://todosobrelahistoriadelperu.blogspot.com.ar/2011/07/la-cultura-chimu.html

ohttp://trujilloperu.com/cultura/arqueologia.html

ohttp://www.trujillodelperu.com/index.htm

Fuente: Taringa.net

 

image_pdfimage_print

Deja un comentario