Minera destruyó restos arqueológicos en Cusco

Según dos inspecciones realizadas por la Fiscalía Provincial de Calca, al sitio arqueológico de Alcaldiyoc, ubicado en la comunidad de Vicho en el distrito de San Salvador-Calca, se evidenció “la destrucción irreparable del patrimonio cultural”, por la actividad de la empresa minera “Hatun Rumi”.

En un informe de la Dirección Regional de Cultura del Cusco, se menciona que maquinaria de la minera, trabajó por encima del canal prehispánico de Vicho, desapareciéndolo en más del 50%, lo que generó agrietamientos en el sitio arqueológico de Alcaldiyoc, producto del movimiento de tierras.

Fue la Procuraduría Pública de la dirección regional de Cultura del Cusco, quien pidió la paralización de las actividades mineras en el sector, a través de una medida cautelar de status quo, que fue aceptada y aprobada por el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Calca, el 31 de enero pasado.

El propietario de la minera de material agregado, Edgar Quispe, para evitar la paralización de sus actividades, argumentó que los sitios arqueológicos no están debidamente reconocidos, pero existen proyectos de declaratoria de Alcaldiyoc para su investigación y se está a la espera de la firma de la resolución, que determine el inicio de los estudios.

La Fiscalía Provincial de Calca investiga, en la actualidad, al propietario de la empresa minera “Hatum Rumi”, Edgar Quispe, por el delito de atentado contra monumentos arqueológicos; se está a la espera de la acusación fiscal.

Así también, Edgar Quispe es investigado por la muerte de toda una familia el pasado 10 de enero, cuando un deslizamiento, generado por el movimiento de tierras, sepultó a cuatro integrantes de un hogar.

image_pdfimage_print