Matara, la ciudadela dormida en Bolognesi

La fortaleza de Matara está ubicada en el distrito de Chiquián, provincia de Bolognesi. Su trazo arquitectónico revela su origen colonial hispano y su valor histórico.

Sumergida en un profundo sueño parece estar la ciudadela de Matara, ubicada en el distrito de Chiquián, provincia de Bolognesi, región Áncash.

Esta impresionante fortaleza de piedra tiene un valor histórico y su trazo arquitectónico revela su origen colonial hispano. Matara es una palabra de origen quechua, que significa lugar con mucha hierba.

Matara, lugar con mucha hierba

En efecto, su infraestructura está cubierta de vegetales, arbustos y pinos. En su interior se puede apreciar una gran plaza rectangular rodeada de hípicos solares hechos de piedra. En el centro, existe un pequeño espacio de aspecto circular, que sería el hoyo donde se ejecutaban las sentencias y castigos.

También, puede distinguirse claramente los restos de lo que fue un templo, situado en el centro de un gran espacio, delimitado por un muro de 26.50 metros de largo por ocho de alto. El santuario habría sido construido en el siglo XVII bajo el nombre de San Luis, patrón de los habitantes de la zona que cada año le rinden homenaje.

Una torre semidestruida resalta en medio de la fortaleza. Tiene planta cuadrangular de tres metros de largo por cuatro de alto y en ella se ubica una campana que hasta la fecha anuncia la partida de los seres que se van de este mundo.

La Flor Sagrada de los Incas

Sin embargo, hay algo que hace más interesante a la ciudadela, y es que en sus alrededores crece la flor de La Cantuta, considerada Flor Nacional del Perú, pues los incas quedaron maravillados por su gran belleza, promoviendo el cultivo de esta planta en todos sus dominios, de ahí que también se le conoce como La Flor Sagrada de los Incas.

Como en ningún otro lugar de la región, La Cantuta florece en ocho maravillosos colores: blanco, rojo, rosado, morado, amarillo pálido y amarillo encendido, rojo y blanco y anaranjado, los cuales llenan de vida a la fortaleza.

La ruta turística de la flor de La Cantuta

Alex Milla Curi, promotor de turismo en la provincia de Bolognesi, señala que lamentablemente la fortaleza de Matara aún no es conocida por turistas nacionales y extranjeros, debido a falta de difusión. Agrega, además, que la fortaleza necesita un urgente mantenimiento, a fin de evitar que el abandono la siga deteriorando.

Sin embargo, refiere que las autoridades de Bolognesi promueven un circuito turístico denominado la ruta de la flor de La Cantuta, el cual invita a recorrer Chiquián, Concocha, el bosque de piedras de Huayllay, Shagshamachay o la cueva de Luis Pardo (conocido como el Robin Hood de Chiquián).

Así también, Ticllos ( lugar donde hay restos arqueológicos, trabajos en madera tallada y se produce vino), el centro poblado de Roca (aquí se cosechan papas de diferentes variedades), el centro poblado de Cospón, donde radica Gregoria Rivera Subieta, conocida como “Doña Licuna”, quien ha merecido el título de patrimonio cultural vivo por ser la única que a la fecha se dedica a la elaboración de quipus camayoc.

La siguiente parada es la ciudadela de Matara, la laguna de Carhuaspunta y la cordillera Hualhuach y finalmente se retorna a Chiquián.

Milla precisa que el recorrido por esta ruta turística se puede hacer tres días a pie y en un solo día en carro, por lo que invitó a los ancashinos a conocerla.

Ojalá la ciudadela de Matara no duerma el sueño eterno y pronto sea declarada Patrimonio Cultural de la Nación, ya que solo así podrá florecer como La Cantuta que crece en sus tierras y convertirse en una alternativa tuística para quienes saben valorar nuestro pasado.

 

Fuente: RPP

 

image_pdfimage_print

Deja un comentario