Machu Picchu

Al arribar al abra, una construcción cierra el paso; allí debió ser muy estricto el control, y allí también debieron cumplirse ciertos ritos previos al ingreso en la zona sagrada. El camino se ha hecho directo,con parapetos, como para no poder desviarse y desembocar de todos modos en el edificio de la entrada,imponente con sus altos y gruesos muros de toscos bloques, con sus cinco vanos de acceso. Al asomarse a uno de ellos, aparece de golpe, en deslumbrante panorama, la legendaria ciudad.La vemos extendida a nuestros pies, teniendo como fondo el monte Wayna Pijchu, y en el abismo, el hilo plateado del río; más lejos, en el contorno (en primer plano), el Putukusi o Media Naranja, con un puño en alto, en contraste con las aguzadas puntas de las demás montañas. Se distingue al centro de la urbe un espacio abierto, una gran plaza que se despliega en dos niveles; a uno y otro lado, variadas construcciones: a la izquierda, en la parte más alta, el observatorio solar, al cual se llega por una escalinata que comienza detrás de un edificio abierto, de solo tres lados, cuyo frente se abre a otra plaza más pequeña: es el templo principal; hacia el este, otro conjunto del mismo estilo […]; el lado opuesto está libre y se puede contemplar plenamente el ocaso. […]Si la visión de Machupicchu, desde la altura, nos ofrece un cuadro de composición armónica, perfecta, alhacer su recorrido se va percibiendo cada detalle que confirma la certeza de que todo fue construido conun solo ritmo y que no hubo interrupciones.

Introduccion

Machu Picchu (del quechua machu, viejo, y picchu cima, es decir, “cima vieja”) es el nombre contemporáneo de la antigua llacta (poblado) inca de piedra (cuyo nombre original habría sido Picchu o Picho) construido principalmente a mediados del siglo XV en el promontorio rocoso que une lasmontañas Machu Picchu y Huancayna Picchu en la vertiente oriental de los Andes Centrales, al sur del Perú.

Documentos de mediados del siglo XVI sugieren que Machu Picchu habría funcionado como una de las residencias de Pachacútec o Inca Yupanqui (primer emperador inca, 1438-1470). Sin embargo, algunas de sus mejores construcciones y el evidente carácter ceremonial de la principal vía de acceso a la llacta demostrarían que ésta fue usada como santuario religioso. Ambos usos (palacio y santuario) no habrían sido incompatibles. Se ha descartado, en cambio, un supuesto carácter militar (por lo que los populares calificativos de “fortaleza” o “ciudadela” han sido superados)

Machu Picchu es considerada al mismo tiempo una obra maestra de la arquitectura y la ingeniería []. Sus peculiares características arquitectónicas y paisajísticas y el velo de misterio que ha tejido a su alrededor buena parte de la literatura publicada sobre el sitio, lo han convertido uno de los destinos turísticos más populares del planeta []. Machu Picchu está en la Lista del Patrimonio de la humanidad de la UNESCO desde 1983.

Ubicación Geográfica

Vista de norte a sur, desde la cumbre del cerro Huayna Picchu. El zigzaga la izquierda es la carretera de acceso a las ruinas, que parte de la estación detren de Puente Ruinas, en el fondo del Valle. En lo alto, atravesando la ladera del cerro Machu Picchu, se puede ver el último tramo del Camino Inca

· El emplazamiento

Se encuentra a 13º 9′ 47″ Latitud sur y 72º 32′ 44″ longitud oeste. Forma parte del distrito del mismo nombre, en la provincia de Urubamba, en la Región Cusco, en Perú. La ciudad importante más cercana es Cusco, actual capital regional y antigua capital de los incas, a 130 km de allí.

Las montañas Machu Picchu y Huayna Picchu forman parte de una gran formación orográfica conocida como Batolito de Vilcabamba en la Cordillera Central de los Andes peruanos. Se encuentran en la ribera izquierda del llamado Cañón del Urubamba (conocido antiguamente como Quebrada de Picchu). Al pie de los cerros y prácticamente rodeándolos corre el río Vilcanota-Urubamba. Las ruinas incas se encuentran a medio camino entre las cimas de ambas montañas, a 450 metros de altura por encima del nivel del nivel del valle y a 2438 metros sobre el nivel del mar. La superficie edificada es aproximadamente de 530 metros de largo por 200 de ancho contando con 172 edificios en su área urbana.

Las ruinas propiamente dichas están dentro de un territorio intangible del Sistema Nacional De Áreas Naturales Protegidas por el Estado llamado Santuario Histórico de Machu Picchu que se extiende sobre una superficie de 32.592 hectáreas, (80,535 acres o 325.92 km²) de la cuenca del río Vilcanota-Urubamba (el Willka mayu o “río sagrado” de los incas). El Santuario Histórico protege una serie de especies biológicas en peligro de extinción y varios establecimientos incas entre los cuales Machu Picchu es considerado principal.

· Formas de acceso

La zona arqueológica en sí solo es accesible, o bien desde los caminos incas que llegan hasta ella, o bien utilizando la carretera Hiram Bingham (que asciende la cuesta del cerro Machu Picchu desde la estación de tren de Puente Ruinas, ubicada al fondo del cañón).

La mencionada carretera, sin embargo, no está integrada a la red nacional de carreteras del Perú. Nace en el pueblo de Aguas Calientes al que a su vez sólo se puede acceder por ferrocarril (unas 3 horas desde Cusco) o helicóptero (30 minutos desde Cusco). La ausencia de una carretera directa al santuario de Machu Picchu es intencional y permite controlar el flujo de visitantes a la zona, que dado su carácter de reserva nacional, es particularmente sensible a las muchedumbres.

Para llegar a Machu Picchu por el principal Camino Inca se debe hacer en una caminata de unos 3 días. Para ello es necesario tomar el tren hasta el km 82 de la via férrea Cusco – Aguas Calientes desde donde parte el recorrido a pie.

Algunos visitantes toman un autobús local desde Cusco hasta Ollantaytambo (vía Urubamba) y de ahí toman un transporte hasta el mencionado km 82. Una vez allí recorren las vías del tren hasta cubrir los 32 km que hay hasta Aguas Calientes.

image_pdfimage_print

Deja un comentario