Los últimos momentos constructivos en el Palacio Tschudi, Chan Chan, Trujillo

Ubicación de nuevos relieves en el Sector Central de Palacio Tschudi, Complejo Chan Chan
Foto1. Ubicación de nuevos relieves en el Sector Central de Palacio Tschudi, Complejo Chan Chan

Los arquitectos Chimú modificaron la dirección del principal huachaque del Palacio Tschudi en los últimos momentos constructivos, ganaron espacio y sobre dicha área rellenada construyeron corredores, depósitos, patios y audiencias. La investigación arqueológica ejecutada en un patio delantero antesala de una audiencia en el sector central, permitió conocer una composición zoomorfa muy singular elaborada en alto relieve decorando el recinto de la cual hoy se hace una interpretación hipotética y preliminar.

De la referencia verbal del arqueólogo Genaro Barr, se conoce que los trabajos ejecutados por el Instituto Nacional de Cultura La Libertad durante el período de 1987-1990 (no publicados hasta la fecha), permitieron precisar la alteración del un antiguo Huachaque de orientación Norte hacia la dirección Oeste, concretándose que sobre este relleno se encuentran edificadas actualmente la plaza central y las demás construcciones adyacentes, ubicándolo en el último momento constructivo del Palacio Tschudi. Por otra parte según el arqueólogo Pedro Ibérico, quien estuvo a cargo de las excavaciones en el lado Sur (no muy distante del patio investigado), refiere el hallazgo de frisos con representaciones de aves en color rojo, ubicada en la zona contigua que limita con el Huachaque.

Después de casi 15 años de ausencia de investigación en Chan Chan, en los meses de Mayo a Setiembre del 2004, dentro del marco de convenio interinstitucional entre la ong PRODE y el INC-LL, permite la ejecución de acciones paralelas de Investigación Arqueológica y Conservación, el mismo que se enmarco dentro de los objetivos del Plan Maestro de Chan Chan. El proyecto permitió obtener información respecto a los elementos de la arquitectura de este patio delantero, aportando así el desarrollo de futuras investigaciones arqueológicas, debido a que este ambiente no presentaba intervención alguna, constatándose el alto dominio tecnológico desarrollado por sus constructores.

Foto2. La intervención arqueológica permitió exponer una serie de evidencias compuestas por nichos empotrados, banquetas, un hallazgo significativo también lo constituye las evidencias de restos de columnas circulares.

El recinto constituye un ambiente sumamente especial donde el hallazgo preliminar de decoraciones en relieves y acabados fueron encontrados en optimas condiciones, cuya temática naturista trata de roedores identificados como ardillas (Sciurus stramineus), cuya recurrencia tienen una cría en la parte central del cuerpo, la decoración singular es de sumo interés para llegar a entender esta representación tardía dentro de la cosmovisión Chimú, requiriendo un mayor estudio.

El Area de estudio

Las excavaciones estuvieron centradas en el Patio de Ingreso a la estructura principal conocida como Audiencia 1,  dentro del Sector Central o Segunda Plaza. El patio delantero se ubica al lado Noroeste de la Audiencia, se trata de un área rectangular en la cual se observo nichos empotrados en todo el perímetro interior, denotaba un fuerte grado de destrucción debido a factores medio ambientales.

En el proceso de excavación, quedaron expuestas hornacinas y algunas partes pintadas de color blanco en los enlucidos y en forma muy diluida en los relieves decorativos, presentando perdida de color. La superficies de las banquetas y pisos eran impecables a excepción de las partes que sufrieron desgaste por erosión o fractura, definiéndose también los accesos laterales del patio delantero. Se identifico los adobes con el cual estaba construido, como el de tipo “alto” identificado para las fases tardías de Chimú, existiendo tres variantes en su tamaño, los más grandes llamados “adobones” ubicados en el acceso principal al recinto denominado como “muro Machón” (por su tamaño y grosor), otros de menor proporción distribuidos en casi toda la arquitectura y los de menor simetría se ubicaban en las partes altas, asentados con mortero de barro, algunos de ellos mostraban evidencia de haber sido reutilizados.

Foto3. El Muro Machón denota una conformación escalonada, las representaciones zoomorfas detallan la compensación de los tamaños que serian simbolizados en su proceso biológico.

La excavaciones permitió exponer novedosas evidencias compuestas por el paramento enlucido del “muro machón” ubicadas en el acceso principal del recinto arquitectónico, donde se encontraron compuestos con decorado de frisos de ardillas de varios tamaños los mismos que estaban ubicados respectivamente en cada segmento de la conformación decorativa escalonada, los cuales tienen la particularidad de estar distribuidos dualmente hacia el centro del muro machón, similar a los encontrados anteriormente en los cortes exploratorios. Entre estas representaciones zoomorfas se encuentran detallando la presencia del vástago por separado asumiéndose por la proporción de los tamaños que serian representados en su proceso biológico.

El hallazgo de huellas de pies en el ingreso principal pertenecientes a una persona adulta y la de un niño, fueron registradas post abandono del lugar por factores de un fenómeno hidroclimático, debido que se observó el chapoteo enmarcadas en la parte lateral del muro machón, así como la acumulación eólica y sobre ellos la capa de escombraje provenientes de la parte superior y evidencias de la cubierta de techo entre fragmentos de cañas y amarras de fibra vegetal.

Dentro de los cánones establecidos en el plan constructivo Chimú, se constato la existencia de cuatro vanos de accesos, uno de ellos comunica con un corredor que va hacia la Plaza Central y llega al Huachaque. El segundo vano comunica con el corredor que va hacia la Audiencia y las otras áreas de compartimiento del sector central, finalmente se demostró de la presencia de vanos laterales

Foto4. Temática naturista de roedores identificados como ardillas (Sciurus Stramineus), cuya recurrencia tienen una cría en la parte central del cuerpo, decoración singular de sumo interés para llegar a entender esta representación tardía dentro de la cosmovisión Chimú

A partir de las intervenciones arqueológicas realizadas en el patio delantero, se han permitido exponer una serie de evidencias compuestas principalmente por nichos empotrados, así como tres banquetas, de las cuales dos se distribuyen en forma lateral. Entre ellas un hallazgo significativo lo constituye las evidencias de restos de columnas circulares de aproximadamente 34 cm de diámetro, elaboradas con barro y caña brava, cubiertas por un grueso enlucido burdo; ubicadas junto a la intersección de las banquetas y el piso del patio. Lleva a proponer que existió un techo lateral soportado por columnas en el interior del patio.

Además se descubrió relieves manufacturados de arcilla fina color beige, lo cual decoraban la superficie enlucida de los muros del patio delantero obedeciendo al patrón constructivo, teniendo en cuenta su eje central de orientación a la cual están dirigidas. Expresan en una composición ornamental de alta técnica de elaboración, temática naturista a la cual hemos identificado como “ardillas”, con la particularidad que orientan la cola sobre la cabeza y llevando un vástago sobre su cuerpo, con una aparente actitud de movimiento. Estas representaciones zoomorfas están enmarcados entre dos cenefas horizontales, se asocia a la superficie de las banquetas que corren paralelas al paramento interno de los muros a través de un juego de niveles, existiendo en el contrapaso de las banquetas la misma ornamentación pero de menor tamaño. Un muestreo en las mediciones obtuvo como resultado que los motivos de mayor tamaño tenían pequeñas variantes propias por los acabados debido al enlucido y por la adherencia de otra cubierta en relieve, que dieron un aspecto natural a la cabeza y al vástago sobre el cuerpo. El cual permite sostener que inicialmente la parte principal de esta representación fue efectuada con alguna especie de molde.

Cabe mencionar que la configuración arquitectónica del Patio delantero también forma parte de los cánones constructivos y funcionales de la cultura Chimú, que fueran reflejadas en la distribución cuidadosa de los accesos, banquetas, rampa etc. siendo notorio los mecanismos y la sofisticada planificación del poder y el control, orientadas exprofesamente a actividades rituales, existiendo una clara distribución espacial dentro del área asociada a depósitos y sus patios.

Foto5. Reconstrucción del acceso o vano que comunica con el corredor que va hacia la Audiencia y las otras áreas, se detalla la distribución de columnas y las decoraciones del recinto.

La funcionalidad del Patio Delantero tiene una clara orientación de trascendencia sacra, debido a que es la antesala a la Audiencia, por su ubicación es mucho mas privada o particular con respecto a la plaza central, se suma a ello la composición ornamental decorativa, representando una temática naturista de “ardillas” de varios tamaños, cuya particularidad es llevar un vástago sobre su cuerpo, lo que permite esbozar en forma preliminar que estas características zoomorfas (que no están reflejada en la cerámica) estarían formando parte de un complejo sistema ideológico, relacionado al elemento tierra, encerrando de esta manera el circulo tripartito con aquellos elementos relacionados al agua (peces), aire (aves) presentes en Palacio Tschudi.

Cabe destacar que la representación decorativa que se ubican en la primera plaza de Palacio Tschudi, según Ravines (1980) la denomino como “Patio de las ardillas” (al cual no dio sustento interpretativo), encontrándose estas distribuidas en la parte baja de las líneas horizontal que decoran los muros a las cuales usualmente se le ha asociado como olas de mar y al mencionado roedor se le llama actualmente “anzumito”, termino con la cual se ha tratado de dar respuesta a dicha representación y con ello comprender un probable proto-híbrido proveniente de la mezcla de lobo de mar y nutria marina. Concepción que si bien es empírica tiene su origen en los primeros registros a cerca de Chan Chan descritas en 1650 por Fray Antonio Vásquez de Espinoza.

El sustento de Biológico permite conocer que la nutria jamás colocaría su cola sobre su cabeza, debido a que esta tiene una forma triangular y es más pequeña que su cuerpo, la composición estructural de sus vértebras no la permitiría, así como la ubicación de las orejas, además de la poca diferenciación entre cabeza y cuerpo, así como su relación en tamaño de estas y la ubicación de las extremidades, la cual no corresponde a lo observado en los frisos. A ello se suma que solamente se observarían nutrias en nuestro Norte por fenómenos climáticos de gran envergadura y refugiados en islas de nuestro litoral a diferencia del hábitat natural que tuvieron las ardillas en nuestros antiguos bosques de algarrobo en toda la costa norte del Perú.

Foto6. Vano de acceso lateral establecidos en los cánones constructivos y funcionales de la cultura Chimú.

Los frisos permiten aseverar diferencias con los ya mencionados por Ravines (en el patio de las ardillas o plaza principal), tanto en tamaño como por la falta de relieve en su acabado. En un manejo hipotético, se puede precisar cierta dualidad en las representaciones, poseyendo las últimas una expresión diferencial debido a la presencia de un vástago adherido al cuerpo, así como por la silueta mucho más pequeña y menos robusta que las primeras, siendo factible la sostenibilidad que se trata de una representación que evocaría la fecundación como un nuevo paso o un crecimiento, cabe precisar que la tripartición se encontró ampliamente difundida en la cosmogonía andina. Dicha representación, si bien es preliminar esta formaría parte del proceso de transformación, a ello se suma su ubicación estratégica entre la Plaza Principal y la Plataforma Funeraria, interrelacionadas por medio de accesos que permiten conceptuar la importancia de estos recintos con lo ceremonial y las actividades rituales que tenían que ver con el proceso de enterrar a los muertos y su trayectoria temporal en ellos con la gestación hacia la otra vida.

Autor: Arq. Daniel Castillo Benitez

image_pdfimage_print

Deja un comentario