Los Negritos de Huayllay celebran un año como Patrimonio Cultural de la Nación

La Negrería de Huayllay es la danza más representativa del distrito huayllino y a nivel de la región de Pasco. Además, en los últimos años ha estado participando de actividades nacionales como en la promoción del Rural Tour y en la festividad de la Virgen de la Candelaria en el departamento de Puno, gracias al esfuerzo del hoy recluido alcalde huayllinoBeker Meza Baldeón.

primer aniversario. Hace un año, el Ministerio de Cultura a través del Viceministerio de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales, declaró como Patrimonio Cultural de la Nación la Danza Negrería de Huayllay en Pasco por su carácter de expresión cultural de gran valor histórico y simbólico.

A un año de la declaratoria como patrimonio cultural de la nación, el actual alcalde de Huayllay, Marco Borja Galván y la junta directiva de la Negrería de Huayllay, vienen organizando el primer aniversario de la declaratoria de la “Negrería de Huayllay” como Patrimonio Cultural de la Nación con la R.V. N° 070 del Ministerio de la Cultura hoy 18 de octubre, un día muy especial para Pasco.

Para esta trascendental ocasión sus dirigentes y autoridades ediles celebraran con actividades de izamiento del pabellón nacional, reconocimiento a los bailantes de la década de los 60 y presentación de las danzas del Lishtay de Tapuc, Caporales, Morenada de Fraternidad Centralistas de Pasco y los Negritos de Huayllay con sus instituciones Magistral Africano y Sudan África Corazón.

reconocimiento. Esta importante declaratoria, sustentada en la Resolución Viceministerial 070-2013-VMPCIC-MC, resalta esta danza porque en ella confluyen tradiciones culturales de procedencia nativa, afro e hispánica.

Esta tradición de la comunidad campesina de Huayllay, distrito que se encuentra ubicado a 4340 m.s.n.m. en la provincia y departamento de Pasco, se representa en honor y adoración al Niño Jesús, que se celebra entre los días 24 al 30 de diciembre de cada año.

Esta tradición impactó en la población local, fundamentalmente ganadera y adscrita al régimen de haciendas, que terminó haciendo una representación propia de esta manifestación

La vestimenta es vistosa, consta de un sombrero, guantes y una máscara negra, camisa, el pañuelo, la corbata;, la pechera con incrustaciones y flecos, el pantalón, los botines y una campanilla llevada en la mano llamada mariangolaro

image_pdfimage_print