Los moche habrían extraído cinabrio de mina preincaica hallada cerca de cerro Campana, Trujillo, Perú

Los moches habrían extraído cinabrio (un mineral rojo oscuro compuesto de azufre y mercurio) de una mina prehispánica recientemente descubierta en un cerro colindante al apu Campana, en Trujillo, reveló hoy el arqueólogo peruano Régulo Franco.
El yacimiento, con una antigüedad de 1,600 años y ubicado en la vertiente occidental del cerro Portachuelo, tiene un pozo de siete metros y un oscuro túnel, lugar inaccesible debido a los peligrosos gases que hay en su interior.

Se presume que de ese lugar los moches obtuvieron el mineral que aparece en el rostro, las manos, el tórax y el cuello de la Señora de Cao (también conocida como la Dama de los Tatuajes), sostuvo.

Franco, cuando descubrió la momia de la gobernante de la región en el siglo IV, pensó que el cinabrio encontrado en su cuerpo procedía del sur, producto del intercambio con otras culturas; sin embargo, ahora las evidencias apuntan a que dicho mineral era extraído de la cadena montañosa trujillana.

Las piezas cerámicas con características moches y restos óseos hallados en los alrededores refuerzan la hipótesis de que los socavones eran usados por antiguas poblaciones.

Aclaró, no obstante, que durante la Colonia, probablemente, también fue explotada.

Carlos Quiroz, integrante de la Asociación de Protección y Defensa del Cerro Campana, quien también participó en la expedición en la que se descubrió el sitio, señaló que este hallazgo permite conocer más sobre la formación del misterioso cerro.

“El magma caliente emergió de los mantos inferiores de la superficie terrestre y en contacto con la arena se vitrificó”, explicó el biólogo y calculó que esto ocurrió hace unos 100 millones de años.

Pese a este y otros descubrimientos en el lugar, Quiroz denunció que el patrimonio se encuentra en peligro, ya que hay varias concesiones mineras otorgadas dentro del sitio.

Una de ellas es la concesión denominada Sanae Sarha y dentro de esta se localiza el reciente hallazgo.

 

Fuente: Andina

 

image_pdfimage_print

Deja un comentario