La tumba de un orfebre de la élite Sicán y otros hallazgos de la cultura Lambayeque

Botella funeraria Botella funeraria del tipo Huaco Rey descubierta en la más que probable tumba de un orfebre que trabajó para las élites de Sicán. Foto: Go Matsumoto, Yamagata University

Go Matsumoto, de la Universidad de Yamagata en Japón, informa a este medio sobre dos nuevos hallazgos de la cultura de Lambayeque o Sicán, fechados aproximadamente entre el 950 y el 1100 d.C., en diferentes alturas de la Gran Plaza del Complejo Arqueológico de Sicán, en la costa norte de Perú.

Por un lado, los restos mortales de un mínimo de nueve individuos a unos cinco metros de profundidad y que, según el antropólogo físico Jordi Rivera, corresponden a hombres de entre 25 y 30 años de edad que fueron sepultados sin ajuar funerario y sin tratamientos especiales. “Algunos de ellos fueron desmembrados antes de ser enterrados o sus restos fueron perturbados después del enterramiento, pero sospechamos que fueron sacrificados durante algún tipo de actividad ritual”, explica Matsumoto.

Por otro lado, los arqueólogos han excavado una tumba en el ámbito de lo que probablemente fue una forja, un taller donde se trabajaba el metal. La tumba, situada a 1,5 metros de profundidad de la superficie actual, contenía los restos mortales de un hombre de entre 25 y 30 años de edad en posición extendida y con la cabeza orientada hacia el sur, además de varios objetos metálicos, entre ellos un ornamento para la nariz, un tumi o cuchillo ceremonial en su mano derecha y 24 botellas funerarias.

“Dos cosas que han llamado nuestra atención: la posición y orientación del cuerpo, unas costumbres funerarias más propias de la cultura precedente, la cultura moche, lo que indica que la identidad cultural moche persistió durante los períodos de Sicán; y la extraordinaria cantidad de botellas funerarias, 11 de las cuales son del tipo Huaco Rey”, expresa Matsumoto. Los arqueólogos consideran que el individuo enterrado fue un orfebre que trabajó para las élites de Sicán y por este motivo su cuerpo recibió un tratamiento especial después de la muerte.

 

Fuente: National Geographic

image_pdfimage_print

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: