5:04 am - Martes Marzo 28, 2017

La magia de Tantamayo

tantamayo-2las contemplo silente, embelesado, con la sorpresa de hecho relejada en mi rostro de visitante recién llegado de lejos. admiro estas torres de piedra, su elevación vertical. Son volúmenes pétreos que no le han temido al paso del tiempo ni a las inclemencias propias de esta parte de los andes peruanos. Por alguna razón precisa, estas torres aún se mantienen en pie, varios siglos después de haber sido construidas. Quizá sea el azar o, en el mejor de los casos, la perfección de su geometría. Aquí estoy y, por momentos, me parece increíble que sus antiguos habitantes hayan tenido tal dominio de la ingeniería. Ahí están estos altos edificios, testifican con su presencia la maestría de aquella cultura preínca que se enseñoreó en este elevado y frío rincón andino. Ahí están, irmes a pesar del tiempo, los rascacielos de Tantamayo.

 

La provincia de Huamalíes, en Huánuco, guarda este tesoro arqueológico único. en el distrito de Tantamayo, a unas 6 o 7 horas en auto desde la capital de la región, se levantan lo que muchos suelen llamar, y con justa razón, los “Rascacielos Andinos” , un complejo de construcciones que asombra a todo visitante. ni bien arribamos al pueblo, asentado a unos 3,500 metros sobre el nivel del mar , visitamos primero celmín granero, unas colcas, reservorios para conservar alimentos, ubicadas en lo alto de un cerro frente a la ciudad de Tantamayo, las cuales se me antojan, a lo lejos, a los vagones de un pétreo ferrocarril. Al extremo se levanta el Complejo de Piruro. y acá empieza lo bueno, una caminata llevadera y no muy cansada, contacta en minutos con Piruro uno. A este lo circunda una muralla que protege al recinto en forma de anillo, donde se levantan edificios de hasta tres pisos. prodigio vertical en Piruro dos, más abajo, las edificaciones llegan a tener incluso cinco pisos. no miento: hasta escaleras de caracol encontramos en el lugar. impresionante. existe una miríada de complejos arqueológicos repartidos en un área de 65 kilómetros cuadrados, pero es en Tantamayo donde las edificaciones son más abundantes. se han hecho varios estudios acerca de estos admirables ediicios. la intención, en todos los casos, ha sido determinar el origen de estas edificaciones.

Según el arqueólogo francés Bertrand Flornoy, fueron los Yarowilca, cultura que se desarrolló allá entre los siglos X y XIV, quienes construyeron estos complejos y es probable que Tantamayo haya sido la capital, debido a la grandeza de las construcciones.

Tiempo es lo que se requiere para conocerlos, tiempo y paciencia, pero fácil enun día se pueden visitar las principales estructuras, que se ubican relativamente cerca del poblado.

Danza e historia

Al atardecer y mientras el sol se va poniendo hacia el oeste, en la ciudad, una comitiva de danzantes regala un acompasado baile que data, según dicen, de las épocas de los abuelos.

Al rato, visito la vieja iglesia colonial, una joya detenida en el tiempo y me impregna ese olor tan particular de lo añejo. eso de maravilloso tiene cada viaje: la posibilidad de conocer otros lugares y, al mismo tiempo, de acumular vivencias.

Ya es hora, nos espera un retorno de varias horas hasta Huánuco. estamos cansados, pero la experiencia en este lugar fue fructífera, aprendimos que los primigenios pobladores de este lugar tenían un extraordinario dominio de la ingeniería y una visión particular de la trascendencia. Quizá sea eso lo que los llevó a dejar este legado hecho en piedra. Regresamos más que admirados. el lugar invita a unas buenas caminatas, a un contacto con la historia, con estos muros que asombran a quien se anime a visitar esta impresionante herencia arquitectónica de los antiguos huanuqueños.

Para llegar a Tantamayo

Para acceder a Tantamayo, primero debe arribar a Huánuco, la capital de la región del mismo nombre. A ella se llega en nueve horas de recorrido en bus desde Lima, o en 50 minutos de vuelo. ya en Huánuco, llegar a Tantamayo supone unas seis horas de recorrido para llegar a Tantamayo corrido en auto. Camino a Tantamayo, en el poblado de Ayapiteg, se encuentra una caprichosa formación rocosa en uno de los cerros, llamada Corona del Inca o Lacshawarina, la cual cambia de colores con el transcurso del día. Un atractivo más de esta hermosa región.

El valor de un tesoro no siempre puede calcularse dinero. En la provincia de Huamalíes, los “rascacielos andinos” sorprenden por la solidez de su centenaria permanencia.

Alternativas

En el poblado Pampa Florida, a media hora de Tantamayo, sobre uno de los cerros del lugar , a 4,000 metros de altitud, se encuentra el complejo arqueológico denominado el castillo de susupillo.

Puede recabar información en la dirección regional de comercio exterior y turismo (dircetur) de huánuco, ubicada en jr . bolívar nº 381. si lo prefiere, llame al teléfono 062 512 980.

 

image_pdfimage_print
Publicado en: Patrimonio Arqueológico

Aun sin comentarios

Deje una respuesta

  • RSS
  • Facebook
  • Google+
  • Twitter
  • Tumblr
  • Flickr
  • YouTube
  • Pinterest