La costa norte del Perú, en puesto 18 de lugares para visitar el 2015 según The New York Times

huanchaco-trujillo-peru
La ciudad junto a la playa de Huanchaco. Crédito Meridith Kohut para The New York Times

Suplemento turístico sugiere paradas en Trujillo y visita a sitios arqueológicos como la ciudad de barro de Chan Chan y huacas de Moche y El Brujo.

La Libertad como parte de la costa Norte del Perú figura en el puesto número 18 de la lista de 52 lugares en el mundo para visitar en el 2015, según la recomendación del suplemento turístico del prestigioso diario estadounidense The New York Times.

El artículo sugiere hacer paradas en Trujillo y la visita a los sitios arqueológicos como la ciudad de barro de Chan Chan y las huacas de Moche y El Brujo, que han abierto museos en los últimos años. En la ciudad, hace referencia al hotel Libertador, ubicado en una mansión colonial española y que ha sido objeto de una renovación de $ 2 millones.

Al respecto, la ministra de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), Magali Silva Velarde, destacó que esta recomendación es el mejor termómetro del potencial turístico que posee la referida región y, en especial, la Ruta Moche.

El artículo

La costa desértica que pide ser explorada

Dado que el turismo en el Perú se expande más allá del obligado viaje a Cuzco, esta región del desierto a menudo se pasa por alto. Lindblad Cruises ha añadido paradas en Trujillo, ciudad cercana a importantes sitios arqueológicos como la ciudad de barro de Chan Chan, los complejos de pirámides Moche de Sipán y El Brujo, lugares que han abierto museos en los últimos años.

En la ciudad de Trujillo, está el hotel Libertador, ubicado en una mansión colonial española, que ha sido objeto de una renovación con una inversion de $ 2 millones de dolares. Más al norte, la Reserva de Chaparrí en las afueras de la ciudad de Chiclayo, el hábitat de los osos andinos de gafas, muy amenazadas, estos tendrán un poco de relevancia de la cultura popular, este año, con el lanzamiento de la película de Paddington Bear, basado en torno a un miembro de la especie “del profundo, más oscuro Perú”.

Si prefiere la naturaleza de día y una boutique por la noche, el eco-hotelero Inkaterra está anunciando la apertura de seis habitaciones KiCHIC, en el tranquilo pueblo del surf; Máncora, sentando las bases para proyectos de turismo comunitario como pesca deportiva y las cartas de avistamiento de ballenas en el cercano Cabo Blanco, un antiguo lugar de reunión de pesca de Hemingway, mientras se promueve el establecimiento de una reserva marina y, finalmente, un hotel.

NICOLÁS GILL
New York times

 

(RPP, NYT)

image_pdfimage_print