La fiesta de carnaval mestizo de Cayma que sobrevive desde la Arequipa colonial

ORIGEN. Pasacalle loncco realizado ayer, con alrededor de 200 danzarines, tiene varios siglos de vigencia. Vecinos aprenden las coplas y pasos de generación en generación.

Cecilia Mendoza.
Arequipa.
“Carnaval cojudo para qué te vas, por qué no te quedas ocho días más”, cantan los músicos de la comparsa del sector de Acequia Alta (Cayma). Con esta melodía y estas coplas de carnaval buscan revalorar un año más una actividad que perdura por varios siglos.
El carnaval loncco de Cayma está enraizado en este pueblo desde que nació Arequipa. Es un pasacalle donde abunda el color, la música, el baile y los juegos con polvos de colores. Lo más característico son los arlequines y payasos con chicote en mano para castigar a los vecinos aburridos. Felizmente en Cayma, especialmente en días de carnaval, son pocos.
Según la periodista Luz Vilca, quien investigó la tradición, esta nació con la llegada de los españoles y fue la que más rápido se acopló al nativo de las tradiciones europeas. Así lo señaló en 1878 el padre M. Barriga, quien reprodujo las memorias del padre Domingo Zamácola (Memorias de Arequipa tomo II).
El religioso contó que los campesinos de la Arequipa colonial se reunían los días libres, cosían trajes de payasos con trapos, tomaban y cantaban las coplas. Era una forma de mofarse de la explotación. Esta costumbre se trasladó al pasacalle de carnaval, que coincide con la festividad inca de la fertilidad.
A pesar de los años, la tradición sigue viva. Cada familia enseña a los suyos las coplas y el paso de los bailes (un salto peculiar). El Carnaval Loncco 2014 tuvo cerca de 200 integrantes; en total fueron seis comparsas de diversas zonas del distrito, que bailaron por más de cuatro horas. Los más felices, sin duda, fueron los niños.

  • Región Sur
  • Arequipa
  • Ministerio de Cultura

Ver en Web

image_pdfimage_print