Junín: El edén está en la Selva Central

junin-pueblo-originarioLa geografía de Junín es impresionante. Empieza en las altas cumbres de la Cordillera y baja hasta la llanura amazónica, donde su vasta red hidrográfica—compuesta por lagos, lagunas, ríos y riachuelos— configura cascadas de gran belleza. Los recursos turísticos de la región tienen enorme valor.

Nuestro periplo en Junín comienza en el distrito de Comas, ubicado a 53 kilómetros al noreste de Concepción. Una característica que hace de esta región un destino muy visitado es su geografía, que posee tanto de Sierra como de Selva, además de sus múltiples paisajes que compiten en belleza. A ello se suman sus impresionantes caídas de agua.

junin-pueblos-originariosDesde la carretera que conduce a Satipo, es posible observar la dinámica de estas poblaciones, cuya actividad económica se basa en la agricultura y la ganadería.

No nos sorprende que a lo largo de la ruta –que es preferible recorrer en camionetas 4 x 4 o en las de tipo Van– estos parajes altoandinos nos regalen la posibilidad de disfrutar del efecto espejo que la luz genera sobre el agua cristalina de las lagunas y hace que la geografía del entorno se reproduzca con sus formas caprichosas, su cielo diáfano y el subrrealista trazo de las nubes.

Turismo vivencial

En Fundo Verde, el
visitante experimenta
lo que hoy se denomina
turismo vivencial. El
lugar alberga al Bosque
Verde, un área de
conservación y centro
de observación de aves
silvestres, animales,
insectos y mariposas.
Las comunidades
nativas campas y
asháninkas que habitan
en Satipo nos enseñan
sus costumbres
ancestrales, tradiciones,
música y danzas
típicas. Ellas viven en
perfecta armonía con
el medioambiente y
elaboran productos
artesanales
con materiales
ecológicos. Son tres
las comunidades
asháninkas que brindan
alojamiento: San Miguel
Centro Marankiari, en
el distrito de Perené;
Comunidad Bajo Aldea,
cerca de Pichanaki; y la
Comunidad Río Bertha,
camino a Mazamari.
Ofrecen alimentos
nativos y visitas guiadas
en el entorno, así como
caminatas al Bosque de
Protección Pui Pui.

Esta parte del territorio alberga espectaculares caídas de agua, la mayoría de las cuales desciende desde alturas que superan los 5,000 m s.n.m. El trayecto, en ascenso o viceversa, describe además siete de los ocho pisos ecológicos de esta zona de Junín, antes de llegar a Satipo. En el camino vemos llamas, alpacas, vicuñas, ovejas y vizcachas.

Paraíso hídrico

En esta parte de Junín abundan las caídas de agua. La cascada La Plancha es un atractivo muy visitado por su nueve saltos de agua. En la parte alta, un sendero conduce a la explanada Ishpi-Licachacunaypa, donde hay un mirador desde el que se observa el anexo de Racracalla, el nevado de Verdish (cordillera de Huaytapallana) y el anexo de Parco (distrito de Cochas).

En el Illpa Uncursh Paccha (Cascada que esconde un tesoro), el sendero que guía hasta ella está adornado con flores nativas, puentes de madera, miradores y área de descanso.

El nevado del Verdish, próximo punto del recorrido, está a 35 kilómetros al este de Concepción. Para visitarlo hay que de viajes, temperaturas porque los de Hualeo Aychana, más cercanos al nevado, están kilómetros.

Después ingresamos en Satipo, localidad que infraestructura hospedajes El Negro, donde encontramos nuevas cataratas: Tsomontonari, Santa María, Arcoiris, Imperitaja, o la imponente Gallito de las Rocas, esta última en Pampa Hermosa.

Viaje a La Merced

De paseo
➔ En el descenso de las zonas altas a Satipo (640 m.s.n.m.) el viajero se encuentra con las vistas más impresionantes de la región Junín.
➔ Mazamari, otro de los distritos de Satipo, es punto de partida hacia Puerto Chata, Puerto Ocopa y San Martín de Pangoa.
➔ Puerto Chata y Puerto Ocopa son espacios de naturaleza fluvial. Ofrecen comidas a base de pescados de río y carne de especies del monte.
➔ El distrito de San Martín de Pangoa cuenta con lugares de esparcimiento natural a orillas del río.

A 70 kilómetros al oeste de Pichanaki encontramos la llamada ‘Capital cafetalera del Perú’. La Merced es la puerta de entrada a la Selva alta y ofrece paisajes tropicales y diversidad de servicios. Sus atractivos son el Parque Integración, que simboliza la unión de colonos y nativos; el Mirador del Cerro Cruz de Chanchamayo; y la Isla de las Turunas, ideal para practicar kayak, palestra y canopy.

El jardín botánico

El Perezoso, a 15 kilómetros de La Merced, preserva 10,000 plantas, entre las que figuran el pico de loro, bastón del emperador, catarata Gallito las Rocas.

También se puede ir a la catarata Tunquimayo, cerca de la ciudad de Vitoc, Sanchirio Palomar, Bayoz y Velo de la Novia, enclavadas en medio de frondosos bosques.

A 20 kilómetros de la ciudad de Perené, la caverna La Olada muestra en su interior estalactitas y estalagmitas. Realmente sorprendente.

image_pdfimage_print

Deja un comentario