Hay 40 procesos para repatriar unos 5.000 bienes culturales

repatriacion mantos paracas suecia 8

Nuestro país cuenta con uno de los mayores patrimonios culturales de América —solo lo superan México y Brasil, según la Unesco— pero históricamente ha sido también uno de los más saqueados. Por esta razón, hasta hace algunos años era frecuente encontrar piezas incas y preíncas de incalculable valor en las listas de las casas de subasta más famosas del mundo.

Para frenar el tráfico de bienes culturales, el Estado Peruano inició en la última década una minuciosa tarea de recuperación del patrimonio. Como resultado de ello, el Perú logró repatriar, a través de 60 procesos efectivos, 3.427 bienes culturales desde el 2005 hasta abril del presente año, según el Ministerio de Cultura. A esto se deben sumar las 46.000 piezas y fragmentos que devolvió al Perú la Universidad de Yale (EE.UU.) entre marzo del 2011 y noviembre del 2012. “El Perú está liderando la repatriación de bienes culturales en el continente”, aseguró Blanca Alva Guerrero, directora general de Defensa del Patrimonio Cultural.

Según la cancillería, la mayoría de piezas repatriadas forma parte del patrimonio material mueble, como pinturas, cerámicas, esculturas, textiles y artículos de orfebrería, entre otros. Así destacan los 89 textiles paracas devueltos por la ciudad de Gotemburgo (Suecia), que empezaron a llegar esta semana al país. A esto se suma que, desde el 2007, el Estado recuperó 31.640 bienes culturales que eran traficados dentro del territorio nacional.

PROCESOS ABIERTOS

El Ministerio de Cultura informó que tiene abiertos 40 procesos para recuperar del extranjero unas 5.000 piezas. El caso más importante se sigue contra Argentina desde hace más de 12 años, según Alva Guerrero. Se trata de 3.898 objetos sacados ilegalmente del país, sobre todo ceramios preíncas e incas, textiles y artículos metálicos. “El proceso judicial ya lo hemos ganado, pero nosotros consideramos un caso cerrado cuando las piezas ya están en el Perú”, dijo.

Al menos otros 12 casos se siguen contra Estados Unidos. Entre ellos destaca el de un manto paracas que fue sustraído en 1993 del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, ubicado en Pueblo Libre (Lima). “El manto fue identificado en Houston por la especialista Ann Peters y, gracias a la acción conjunta de la cancillería y el Ministerio de Cultura, nos lo restituyeron”, añadió la funcionaria. Este manto actualmente se exhibe en el Museo de la National Geographic, en Washington, y al terminar la exposición volverá al Perú.

También se intenta recuperar ocho cuadros robados a la orden franciscana en Lima.

La ministra de Cultura, Diana Álvarez Calderón, indicó que el tráfico ilícito de bienes es un problema complejo. “Lo más difícil es probar que las piezas fueron sacadas del Perú. Tendremos que pelear para cambiar las leyes internacionales”, dijo.

image_pdfimage_print