Hallan nuevo camino inca hacia Machupicchu

nuevo camino inca 2014 3ANCESTRAL. Vía abarca aproximadamente un kilómetro y medio de largo. Allí se puede observar muros de contención de factura inca, de tres metros de altura, y un túnel de cinco metros. Flamante ruta será puesta en valor.

Todos los caminos conducen a Machupicchu. Después de más de 500 años de haber permanecido oculto en la espesura de la selva, un nuevo camino inca fue descubierto por expertos del Programa de Investigaciones Arqueológicas del Parque Arqueológico de Machupicchu. Se trata del tramo número 41 de la gran red del camino inca que conduce a la ciudadela.

La nueva vía inca permite el ingreso a la maravilla de piedra desde la parte posterior de la montaña Machupicchu, en la zona conocida como Wayraqtambo o Tambo de los Vientos. Este último sector está ubicado entre los sitios arqueológicos de Wiñay Huayna e Intipata. Desde ese lugar, edificado como una gran plataforma, se tiene una vista panorámica diferente de la maravilla mundial.

Además de la ciudad inca, desde allí es posible observar el camino serpenteante que usan los buses turísticos para subir desde el pueblo de Aguas Calientes hacia el complejo inca. También se aprecian los Andenes Orientales, la montaña Huaynapicchu, el río Urubamba y el cerro Putukusi.

TRABAJOS PREVIOS
Todo empezó hace casi tres semanas. Los arqueólogos del programa de investigaciones, Julio Córdova, Freddy Cobos, Víctor Pacheco, entre otros, decidieron explorar en la montaña Machupicchu. Tenían la versión de que en esa zona existían evidencias de un tramo de la red vial del Tahuantinsuyo.

Treparon durante una hora por el principal camino. Hallaron bellas especies de palmeras y bosques de bambú que estaban bloqueando una vía. Era un camino inca. Así empezó el trabajo de limpieza.

Una semana después, el equipo -esta vez presidido por el jefe del Parque Arqueológico de Machupicchu, Fernando Astete Victoria- volvió al lugar para confirmar el descubrimiento. “Mientras explorábamos cayó una intensa lluvia que nos impidió hacer fotos. Recién pudimos hacer tomas unos días después”, recordó Astete.

CAMINO INCA Y TÚNEL
El camino ancestral revelado se extiende a lo largo de aproximadamente un kilómetro y medio, y cuenta con un ancho de entre 1.20 y 1.40 metros, que varía según la geografía de la ceja de selva cusqueña. Por el momento no puede ser apreciado en su totalidad debido a que la espesa vegetación cubre aún gran parte de su trazo.

Los investigadores del parque han conseguido liberar algunos tramos de la ruta de maleza y árboles. El retiro de los obstáculos permitió confirmar la existencia de muros de contención de factura inca, de hasta tres metros de altura.

En el camino –que recién está siendo investigado– hay una muestra contundente de la maestría del ancestral imperio: un túnel de casi cinco metros de largo, ubicado a más de 2 mil 700 metros de altura. Para evitar las filtraciones y así sortear el colapso de los bloques superiores, los incas sellaron las grietas del techo con piedras labradas. Era una técnica habitual en el incanato.

Fernando Astete, jefe del parque arqueológico, explicó que se trata de una de las mejores muestras de ingeniería del Tahuantinsuyo. “Se verificó que el túnel fue construido cuando el camino principal colapsó. Por ello los incas fracturaron la roca y abrieron el túnel”. Las herramientas usadas para ese fin se hallaron en el corredor.

“Es una muestra genial de la labor que cumplían los incas”, dijo Astete. Este túnel se une a los dos existentes en el camino inca principal.

El camino será restaurado y puesto en valor en un corto plazo por su importancia patrimonial. El jefe del parque destacó que permite llegar a un sitio desde donde se tiene una vista impresionante de la ciudadela inca. “Es un ángulo diferente a todos los que habitualmente se conocen”, indicó.

La vía, una vez que sea recuperada integralmente, será incluida en el proyecto Machupicchu integral para “descongestionar la visita turística a la ciudadela”. Y es que el camino inca principal, que parte desde el distrito de Ollantaytambo hasta la ciudadela, es usado a menudo por turistas.

OTROS HALLAZGOS
En la última década se realizaron numerosos hallazgos dentro del santuario. Uno de los más importantes es la estructura Inkaraccay, encontrada en octubre del 2010. Se trata de una especie de fortaleza colgante, debido a que sus muros y terrazas bordean los farallones que se alzan desde la base del valle. De igual forma se halló entierros incas en la ciudadela.

“Hemos hecho bastante esfuerzo para ir descubriendo todos los secretos que todavía guarda Machupicchu, y continuaremos con nuestro trabajo. Afortunadamente tenemos expertos para cumplir con esa tarea”, concluyó Astete.

(La República)

image_pdfimage_print