Hallan más de 20 quipus en el valle de Cañete

quipus incahuasiMás de una veintena de quipus en buen estado de conservación se ha encontrado en el complejo arqueológico de Incahuasi, en el valle de Cañete, al sur de Lima, informó Alejandro Chu, arqueólogo encargado de los trabajos en ese lugar.

El profesional indicó  que desde que empezaron las labores de excavación, encabezadas por él y el especialista en temas del Tahuantinsuyo de la universidad de Harvard, Gary Urton, hubo varios hallazgos de interés.

Chu manifestó que una de las peculiaridades del descubrimiento de los quipus es que no se encontraban en un contexto funerario, como ha sido en la mayoría de descubrimientos de esta clase de objetos.

En esta ocasión, los quipus han sido encontrados en un área dedicada al depósito. El especialista mencionó que su ubicación hace sospechar que cumplían fines administrativos.

También reveló que estos quipus tienen nudos de varios colores y son de diferentes dimensiones. El más extenso alcanza un metro, mientras que otro parece una libreta. Comentó además que Incahuasi era un lugar de singular valor para el incanato en el sur de Lima.

El complejo de Incahuasi ocupa 70 hectáreas y es el mayor ejemplo de arquitectura inca que se encuentra en el valle de Cañete, al sur de Lima.

Explicó que durante la expansión del Tahuantinsuyo, bajo el gobierno de Túpac Yupanqui, el imperio no tuvo problemas para someter o asimilar a los pueblos de Cañete, salvo uno: los huarcos.

En respuesta a ellos se construyó este complejo de grandes dimensiones que servía para mantener a raya a esta belicosa colectividad.

Cerámica

Señaló que además de estos objetos utilizados por los incas también se halló numerosa cerámica, así como otros tipos de piezas. Destacó que la iconografía, en su mayoría, es muy distinta de la que era común en el Tahuantinsuyo y que corresponde a lo que era habitual para los pueblos de la zona.
También se encontraron mates que representan insectos y aves, e incluso las colcas del lugar. Estas últimas piezas proporcionan mayor información sobre cómo se veía el complejo de Incahuasi durante la época del Tahuantinsuyo.

Datos

restauración. Según la conservadora del proyecto, Patricia Landa, la recuperación de cada quipu puede realizarse entre dos días y una semana. Entre los objetos rescatados se hallan huesos tallados, así como orejeras de madera. El gobierno regional de Lima y el Plan Copesco Nacional financian el proyecto.

 

(La República)

image_pdfimage_print