Figuras de felinos adornaban templo moche en Huaca de la Luna, Trujillo

huaca de la luna pintura felinosLa Huaca de la Luna ha sido excavada en un 85%, sin embargo debajo de sus adobes derribados por el paso del tiempo aún se esconden muchos secretos. Un grupo de arqueólogos que trabaja en el penúltimo edificio de este recinto descubrió hace algunos meses un patio con terrazas, que estaría dedicado al culto de la divinidad marina. Su antigüedad aproximada es de 450 años después de Cristo.

Este lugar, llamado templo de la divinidad marina, presenta muros internos decorados, además de elementos arquitectónicos, como un recinto esquinero, un altar, una banqueta y un muro escalonado. Además tiene un acceso de 2,7 metros de ancho en su esquina sureste, lo cual permitía el ingreso desde la plaza principal, a través de una rampa ubicada al sur del patio. Este sector presenta hoyos que indican que estuvo techado.

Carol Rojas Vega, arqueóloga encargada de las excavaciones, informó que el recinto esquinero –ubicado en la esquina suroeste del patio– presenta en su lado norte una decoración de casilleros cuadrangulares que encierran la figura completa de un ser sobrenatural que sostiene un cuchillo y una cabeza humana, conocido también como divinidad marina.

Rojas agregó que el altar es una estructura escalonada, construida sobre una banqueta. Se encuentra parcialmente destruida por un pozo de huaquero, pero, por las dimensiones, debió ser una estructura con forma original de U, orientada hacia el norte con los muros laterales terminados en escalones.

OCELOTES O TIGRILLOS
En la cosmovisión de los moches los felinos ocuparon un lugar muy importante. En su cerámica siempre los representan, pero nunca antes se habían visto figuras de felinos, especialmente de ocelotes o tigrillos, en escala real y en su forma natural, como se ha descubierto en el muro escalonado.

El arqueólogo Jermi Mejía López explica que el muro escalonado se trata de un trono decorado situado al costado del acceso que lleva a la plaza principal y tiene dos murales.

El primer mural representa a un personaje central que no tiene cuerpo, del cuello salen dos brazos que cogen dos cabezas de ave y de la cabeza salen otros dos brazos que agarran animales. El segundo mural presenta a cinco ocelotes representados de perfil dirigiéndose al interior del patio. La parte superior estuvo pintada de color amarillo y delimitada con una franja negra. El muro norte del templo está decorado con personajes de metro y medio de altura.

MÁS TURISMO
UN CIRCUITO MÁS AMPLIO
El codirector del Proyecto Arqueológico Huacas de Moche, Ricardo Morales, informó que con este nuevo descubrimiento se puede aumentar el circuito turístico de la Huaca de la Luna. “Vamos a esperar que se termine el proceso de excavaciones y ver la forma como se integra al circuito. Quizá la idea sea proponer una nueva ruta por el norte de la huaca, pero aún nada está dicho”, indicó.

FUNDACIÓN BACKUS
Los trabajos en la zona se realizan gracias al apoyo de la Fundación Backus que promueve el desarrollo local a través de la puesta en valor de nuestro patrimonio cultural, como una manera de evidenciar su compromiso con el Perú. La empresa apoya hace más de 20 años el Proyecto Arqueológico Huacas de Moche con un modelo de gestión que ha sido reconocido internacionalmente.

INVESTIGACIÓN
Los trabajos de excavación en el sector donde se registraron los hallazgos se iniciaron en el 2009. En el área delimitada como terraza 3 se encontraron 93 tumbas chimúes, hallazgo que fue dado a conocer esta semana. Los últimos trabajos de excavación duraron cuatro meses. El año pasado llegaron 126.000 turistas a la Huaca de la Luna, entre peruanos y extranjeros.

 

Fuente: El Comercio

image_pdfimage_print

Deja un comentario