Fiesta de la Virgen de Cocharcas de Sapallanga ya es Patrimonio Cultural de la Nación

fiesta virgen cocharcasEl Ministerio de Cultura, a través de la resolución viceministerial Nº 047-2014-VMPCIC-MC, de fecha 29 de mayo del 2014, declaró Patrimonio Cultural de la Nación a la Fiesta de la Virgen de Cocharcas de Sapallanga, expresión artística y religiosa del distrito de Sapallanga, provincia de Huancayo (Junín).

La Fiesta de la Virgen de Cocharcas es una celebración cristiana en conmemoración a la Virgen María que tiene como día principal el 8 de septiembre y se realiza en el distrito de Sapallanga, en la provincia de Huancayo, así como diversos distritos de la margen derecha de la Carretera Central, entre ellos Orcotuna, Marcatuna y Sicaya.

Se trata de una fiesta que congrega a miles de personas y en la que es posible apreciar diversas expresiones culturales de larga tradición que se transmiten de generación en generación. Es considerada una de las fiestas más importantes de todo el valle del Mantaro.

Desde la Colonia, la influencia cristiana europea en la religiosidad andina se vio marcada por el mestizaje. El santoral traído por los españoles fue reinterpretado y sincretizado por la población local; de este modo, la relación entre la imagen de la Virgen María, madre de Jesús de Nazaret, y la Pachamama o Madre Tierra es una constante en las varias tradiciones en el mundo andino. En el caso de la Virgen de Cocharcas, esta relación se hace evidente en la coincidencia de la época de celebración de la festividad, durante la primera quincena de septiembre, que es un periodo importante para el calendario campesino pues está culminando la época seca y se espera la llegada de las lluvias y la consiguiente fertilización de las cementeras. De otro lado, es una fecha significativa para los cristianos pues se recuerda la natividad de la Virgen María. Ambas tradiciones, la campesina y la cristiana, son parte fundamental de la vida cotidiana de los sapallanguinos, por lo que esta festividad es representativa de su identidad.

Una de las principales características de la fiesta es la presencia de numerosas danzas tradicionales con las que se rinde culto a la Virgen. Entre ellas tenemos el Apu inca, en la que participan adultos, hombres y mujeres, que forman dos grupos principales: la corte incaica y la comitiva de españoles. De otro lado, tenemos a la Ccoya o Koya, exclusiva para mujeres y usualmente se realiza como una promesa a la Virgen por algún favor concedido. Otra danza es el Carachaqui o ccalachaqui, en la que participa un conjunto de niños bailarines que, descalzos, alaban a la Virgen todos los días de la fiesta. Un lugar muy importante en esta fiesta tienen las danzas denominadas la Negrería o Pandillada de negros y la Chonguinada, ambas danzas emblemáticas del Valle del Mantaro.

Es así como esta fiesta se convierte en un espacio de intercambio y reciprocidad que fortalece las relaciones sociales entre los miembros de la comunidad. Es además, una fiesta producto de la confluencia de diversas tradiciones andinas y europeas, que mantienen su vigencia hasta nuestros días.

Esta declaratoria se enmarca dentro de la labor que realiza el Ministerio de Cultura de registro, promoción y difusión del patrimonio cultural y, en concordancia con las atribuciones que le confiere la Ley Nº 28296, Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación, así como con la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial (UNESCO).

image_pdfimage_print