El fervor que se vive en la fiesta del Señor de Qoyllur Riti

La peregrinación al santuario del Señor de Qoyllur Riti es una de las festividades católicas fusionadas con lo andino, que congrega a miles de peregrinos que llegan al Santuario ubicado al pie del nevado Ausangate a 5,362 metros sobre el nivel del mar, en la localidad de Sinakara, provincia de Quispicanchi, en Cusco.

Los miles de fieles católicos, en conjuntos denominados Naciones, que en Cusco son ocho (Paucartambo, Quispicanchi, Canchis, Acomayo, Paruro, Urubamba, Anta y Tahuantinsuyo), a la cabeza de sus alferados caminan por más de nueve kilómetros, cuesta arriba, hasta el santuario del  Señor de Qoyllur Riti.
Este acto de fe se vive pese a las inclemencias climáticas, como el frío, la lluvia y la nieve, cuya peregrinación participan algunos  turistas de diversas nacionalidades quienes informados, por la trascendencia y la muestra de devoción, se desplazan  en caballos para paliar los efectos de la altura.
Las personas que buscan realizar el peregrinaje tienen que ir bien preparados  mental y físicamente. Para evitar ser presa de la inclemencia climática se debe utilizar  ropa abrigadora y zapatillas de caminata, para aguantar temperaturas que llegan a bajo cero.
El inicio de la peregrinación hasta esta imagen se atribuiría a fines del siglo XVIII, cuando el Niño Dios se le apareció a Mariano Mayta un niño que pastaba bajo el nevado Colquepunku, ambos se hicieron amigos, jugaban, pastaban y a la par aumentaba el números de ganados que tenían.
Los padres de Marianito Mayta habrían intentado saber la procedencia del Niño, y por entonces se supo que un sacerdote incluso fue y en el afán de verlo se encontró con la imagen del Cristo crucificado en una gigantesca piedra. Luego de este incidente murió Mariano Mayta y sus restos fueron enterrados al pie de la sagrada imagen.
Desde entonces se hicieron capillas, al principio rústicas y hoy es un templo de concreto pero quedó pequeña ante los cada vez más peregrinos y fieles católicos, muchos le llevan flores, algunos regalos para su mantenimiento.
En el lugar hay dos sitios a visitar el Pucllanapata, que significa lugar a donde se juega en español, la tradición religiosa desprende que si una persona juega con fe se le hace el milagro; y el otro es un ojo de agua o manantial del cual brota el líquido más cristalino del lugar y es el agua bendita. Algunos fieles llegan incluso a bañarse pese al frío, otros se llevan a casa.
Dicha manifestación religiosa fue declarada como Patrimonio Cultural de la Nación en el 2004 y Patrimonio de la Humanidad en el 2011 por la Unesco; desde entonces la fe es cada vez más conmovedora, en la iglesia se ven rostros piadosos, llenos de dolor, lágrimas y arrepentimiento.
Este año las fechas centrales de la festividad se celebrarán entre el 19 y 25 de mayo próximo.
(Andina)
image_pdfimage_print

Deja un comentario