El erotismo gráfico del antiguo Perú

huacos eroticos -0En el Perú “hasta los dioses coitean” escribió una vez el polémico pero notable psiquiatra peruano Artidoro Cáceres Velásquez .

“Sus gestos y sus rostros demuestran placer y su comportamiento se engarza con lo natural y terrenal . Disfrute pleno de su sexualidad con técnicas y aditamentos que señalan la importancia de este comportamiento . No podría ser de otra manera en culturas que vivieron “naturalmente” y crearon tantas y tantas demostraciones de arte, tecnología y sistemas sociales de convivencia altamente humanas…”

Aquí recreamos la forma de vida y las costumbres de unos pueblos cuyos protagonistas en nada tuvieron que envidiar a otras civilizaciones de otras latitudes del mundo .

Autor: Carlos Gamero Esparza .

Artículo publicado también en la Revista Vivat Academia bajo el título “La sexualidad en el Perú pre-colombino. Kamasutra Indiano”

Introducción

1 .El “arte erótico” no era ajeno al Antiguo Perú
1 .1 .Una insólita iconografía “reproductiva”

2 .”…la primera representación erótica en el mundo…”
2 .1 . Antropomorfia de Eros al derecho y al revés
2 .2 . Los huacos retratos eran los libros del antiguo Perú ]
2 .3 . La “moda” mochica
2 .4 . Un Eros arácnido… y una teoría sobre el fin de los mochicas
3 . La historia “inexistente”
3 .1 . Enfoque moderno de un viejo asunto
3 .2 . Condenando el pasado
3 .3 . Al encuentro del origen “perdido”
3 .3 .1 .Consideraciones “non sanctas”
3 .3 .2 .Kinsey: una vista de médico a la arqueología peruana
3 .3 .3 .La humanidad de la arcilla I
3 .3 .4 .La humanidad de la arcilla II
4 .Templos de la fertilidad andina
4 .1 .”Inca Ullu”: los falos del Collao
4 .2 .Q’enqo, otro adoratorio de la fecundidad
5 . El servinacuy, matrimonio “de a mentiras”
6 .Pampayrunas: prostitutas del incario
6 .1 . Sodomía ritual
7 . ¿Quién les enseñó este arte a los aborígenes peruanos? (habla Kauffmann Doig)
8 . Epílogo
8 .1 . Extirpadores de idolatrías y otros diablos… vade retro
9 . ¿Sabía usted qué…
10 . Para saber más
11 . Notas
12 . Fuentes
13 . Origen de las imágenes
14 . Recortes
14 .1 . Museo en Perú es ejemplo de que los primeros pobladores de nuestro continente sí sabían de erotismo .

Introducción

El título de este reportaje no es otra cosa que el nombre de una de las obras de este acucioso investigador del comportamiento humano que es Artidoro Cáceres Velásquez (1) (Nota 1) Para él, el antiguo Perú es una verdadera caja de sorpresas y las sociedades que fundaron las viejas culturas andinas crearon un mundo de relaciones humanas que difiere totalmente de los conceptos de sociedad que después fueron impuestos por los europeos llegados a estas tierras .
La sexualidad en el antiguo Perú fue una de las grandes manifestaciones culturales en sus viejos reinos y señoríos, donde cada cual tenía su manera particular de concebir la vida y sus creencias .
Por ello queda justificado aquello de “Kamasutra indiano” como subtítulo de este trabajo .
Descubramos, pues, lo desconocido e insólito de esta tierra maravillosa y única .
Dejemos que ellas, las culturas del Perú antiguo, nos hablen desde el fondo del tiempo .
Dejemos que ellos, los hombres y mujeres de ébano, hijos e hijas del Sol y del maíz, nos cuenten su historia de oro y terracota .

1 . El “arte erótico” no era ajeno al Antiguo Perú “

Agotados los conceptos de la Antropología, meditaciones de teólogos, argumentos e hipótesis de los psiquiatras, sociólogos y cuantos se han aventurado filosofar sobre sus funciones, el sexo, como la vida, continua siendo un misterio. Rafael Lacro Hoyle, en su libro CHECAN, revela este aspecto del Perú desconocido. Con un fondo eminentemente científico, presenta conclusiones resultantes de un estudio profundo de los ceramios eróticos .

” “Las representaciones eróticas en el antiguo Perú alcanzan su esplendor (…) con la cultura Mochica, no sólo por el volumen sino sobre todo por la habilidad artística expresada en cada una de ellas . Con un profundo conocimiento de anatomía, el artista Mochica esculpe fragmentariamente el cuerpo humano y acabadas representaciones de los genitales, el acto sexual y el parto . En todas las piezas se muestra a la perfección el detalle: elaboradas con maestría no se limitan simplemente a reproducir, son verdaderos retratos psicológicos .

1 .1 . Una insólita iconografía “reproductiva”

El antiguo peruano fue hombre eminentemente religioso, temeroso de las fuerzas de la naturaleza, adorador de los astros, supersticioso y fetichista, y además un gran creativo como pocos .
En pocos países del mundo se pueden encontrar unas manifestaciones culturales tan impregnadas de humanidad, con su cuota de mito, magia y rito, sin desprenderse de la tierra donde se nace, se vive y se muere, la vieja “Mamapacha” (Nota 2) que les prodigaba el alimento y el abrigo. Eran pueblos que prosperaban siempre alrededor de un valle o a orillas del mar, a veces ingeniándoselas de forma admirable para vencer la adversidad de un medio hostil; fueron personas que se instalaron en estas regiones atraídas por la necesidad de encontrar el sustento; fueron pueblos dedicados a la agricultura, la domesticación de animales y el comercio, incluso eran pescadores y navegantes, y lograron desarrollar sociedades urbanas y teocráticas muy complejas que, además, ejercían una influencia militar y política sobre sus vecinos más débiles, a quienes sojuzgaban y reducían a la servidumbre… hasta que el pueblo sometido se le rebelaba o eran conquistados por otro más poderoso .

Por este motivo en el Perú es frecuente escuchar a los historiadores y arqueólogos hablar de lapsos de tiempo o “periodos” para señalar las épocas en que surgieron estos pueblos, se desarrollaron, alcanzaron su apogeo, entraron en decadencia, y finalmente desaparecieron; así se dice, por ejemplo, que hubo un horizonte “Formativo” o “Temprano”, que es el más antiguo, luego un periodo “Intermedio” y, finalmente, otro “Tardío” (Ver cuadro de la figura 1a más abajo) . De esta forma tenemos una cronología entendible para una historia supuestamente sin escritura (Nota 3) .

Figura 1a. Las Edades y los Horizontes del Antiguo Perú

La historia del antiguo Perú es como un enorme rompecabezas cuyas piezas son los hallazgos arqueológicos y el estudio e interpretación de los testimonios dejados por estos pueblos . Un trozo de tela, un hueso de animal convertido en instrumento musical, una piedra tallada o un dibujo rupestre pueden decirnos muchas cosas . Por fortuna las condiciones medioambientales –como la sequedad del clima en la zona andina o la aridez en los desiertos costeros— han permitido la preservación de muchos restos humanos sepultados en tumbas donde los yertos despojos realizan su viaje al mas allá rodeados de todo aquello que amaron en vida: el ajuar funerario donde, a la manera del antiguo Egipto, no podía faltar ni la chicha de jora –bebida fermentada hecha a base de maíz— ni sus prendas favoritas.

Es en este contexto que los restos materiales de las viejas culturas son prácticamente la única forma de saber cómo eran los antiguos creadores de estas civilizaciones andinas peruanas, y entre estos, las manifestaciones artísticas plasmadas en la piedra, la arcilla y cualquier materia prima susceptible de ser tallada, moldeada, esculpida, forjada, o bien teñida, pintada o dibujada. Y la cerámica fue, entonces, una de las modalidades de expresión artística más recurridas, y con ella nos dejaron una historia viva .

Figura 1b. Distribución geográfica de las culturas precolombinas en el Perú. Ilustración del portal “Culturas del Perú Precolombino”.

En el “Museo Brüning” (2) de Lambayeque (ciudad de la región Lambayeque, muy cerca de Chiclayo, en el norte del Perú) se conserva una curiosa estatuilla de oro atribuida a la cultura Vicús (3) con indudables rasgos femeninos: la “Venus de Frías” . Esta figura, como otras, es hueca, lo que ha hecho suponer a los arqueólogos que debió tratarse de objetos de culto . En el caso de la famosa “Venus”, se piensa que pudo estar dedicada a un culto a la fertilidad o feminidad, algo que parece repetirse en diversas manifestaciones culturales a lo largo de la geografía peruana precolombina.

________________________________
Una “Venus” peruana Llamada también la Venus de Frías, representa a una mujer desnuda trabajada en oro repujado, martillado y soldado por mitades . Se advierte cierto movimiento para la cabeza y para las manos . Parece que las manos descansaban en algún objeto en cuyo caso la estatuilla formaba parte de un conjunto . Los rasgos de la estatuilla son notoriamente femeninos a pesar de sus anchos hombros y angostas caderas . Dos argollas penden de las orejas y los ojos son enormes .

Figura 2. La figura de Frías

La figura de Frías Estatuillas parecidas se han encontrado en Quimbaya (Colombia),lo cual viene a confirmar una influencia cultural llegada del norte, que también se hace presente en la forma de las tumbas . Para el arqueólogo Lumbreras, la estatuilla de Frías es importada . En el “Arte y la Vida Vicús” dice: “sin lugar a duda fue hecha en Esmeraldas (Ecuador) o en Tumaco (Colombia) pues pertenece al estilo Tolita precisamente de la época de los Desarrollos Regionales” . El arqueólogo Kauffmann Doig, la da como “perteneciente al círculo Vicús”, y sólo semejante a las de Colombia . (El Perú Antiguo) .

Pese a estos criterios de que la estatuilla es importada y no una manifestación del arte piurano antiguo, se la ha declarado Patrimonio Prehispánico Cultural del Departamento de Piura con la Resolución Directoral 005-82DRP del Instituto Nacional de Cultura, Filial Piura . La figurilla ha estado durante mucho tiempo en el “Museo Brünning” de Lambayeque . El 20 de Noviembre de 1956, el conservador del Museo, don Oscar Fernández de Córdova, la decomisó de unos huaqueros que la ofrecían en venta y la llevó al Museo . La estatuilla que es toda de oro, pesa 60 gramos y mide 153 mm de alto . Se construyó con oro laminado de 22 quilates .

El Director del Museo Walter Alva -descubridor de la tumba del Señor de Sipán– la consideraba perteneciente al estilo de Frías El antropólogo Luis Chaparro Frías, Director del Patrimonio Cultural de Piura, con admirable constancia, por muchos años estuvo reclamando para Piura, la estatuilla .

En 1999, aprovechando que el Ministerio de Educación era ocupado por el sullanero Felipe García Escudero, redobló las gestiones y al fin obtuvo que el 30 de Septiembre de ese año, la valiosa obra retornase a Piura con otras 61 piezas arqueológicas .
Como era de suponer, el arribo de la figurilla, dio origen a un acto de gran solemnidad en él que estuvo presente el Ministro de Educación .
Nota: El texto de este recuadro y la ilustración han sido extraídos del sitio Web del investigador peruano Reynaldo Moya (4) .
_____________________
Más abajo de Lambayeque, a unos 200 kilómetros al sur de la ciudad de Lima, se encuentra la península de Paracas (Ica) (5) .
Aquí, entre las arenas del desierto, en los años 20, el arqueólogo Julio C . Tello, considerado el padre de la arqueología peruana (6), hizo un sensacional descubrimiento: miles y miles de fardos funerarios sepultados en verdaderas ciudades de los muertos, a las que bautizó como “Paracas Necrópolis” y “Paracas Cavernas” (5) . En una de estas tumbas colectivas, que el Carbono 14 fechó en 300 a .
de C . , es decir, casi contemporáneos a los mochica y antecesores de los nasca, Tello encontró una momia que estaba envuelta por un curioso manto policromo que ha sido identificado por Artidoro Cáceres como una muestra de arte erótico en esta árida región .

“. . existe una simbología sumamente importante –explica Cáceres— representando la maternidad, la herencia, la concepción; según creen algunos investigadores peruanos . En la parte inferior (del manto policromo) una cabeza de niño, encima una de adulto . A un lado y hacia arriba, una serie de cabezas menores que van completándose y perfeccionándose hacia abajo y que proceden desde arriba, de otra cabeza adulta y celeste . Al lado y paralelamente, otra hilera que comienza en otra cabeza de tinte rojo y que se continúa hacia abajo con cuatro figuras redondeadas . Éstos podrían ser óvulos, los anteriores espermatozoides . Más hacía afuera, otra figura que representa a un animal (¿filogenia?) y, a la periferia, 3 elementos en forma de pera o coniformes (¿espermatozoides?) ¿Qué representa realmente esta figura? -se pregunta este autor— En la probabilidad interpretativa hay lugar a la fantasía . ” (1)

Figura 3. Un manto de Paracas similar a éste llamó la atención del doctor Artidoro Cáceres. La figura, de vivísimos colores, tejida con una técnica depurada, se ha mantenido inalterable al paso del tiempo. El “desfile de cabezas” y el personaje que adornan esta imagen resultan por cierto evocadores. Espécimen 382-10 (detalle), “Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú” de Pueblo Libre (Lima). Foto de Anne Paul.

Regresando de nuevo al norte peruano, pero esta vez a la zona andina central, entre el Callejón de Huaylas y la provincia de Huari (Ancash), nos topamos con los vestigios de un pueblo que, alrededor del segundo milenio A .C ., extendió sus dominios desde el Pacífico a la región amazónica, ocupando buena parte del actual territorio peruano . Aquí es frecuente encontrar esculturas monolíticas pétreas de la civilización de Chavín (7), considerada una de las más viejas de América . Se trata de estatuas de rasgos masculinos . Hay estudiosos que ven en ellas falos (Nota 4) que apuntan al cielo (casualmente el mismo tipo de esculturas fálicas que también se encuentran esparcidos por la región del lago Titicaca, en Puno, cerca la frontera con Bolivia, atribuidas a la cultura Tiahuanaco . (8) (Ver en el capítulo: 4 .Templos de la fertilidad andina, el subcapítulo 4 .1 .”Inca Ullu”: los falos del Collao .)

También hay figuras líticas talladas de Chavín y de Recuay –cultura que siguió a Chavín— que muestran órganos femeninos. . ¿otra vez un culto a la fertilidad… o a la feminidad? El hecho de que esta iconografía “reproductiva”, como las ya vistas, de índole masculina, se repita trascendiendo el tiempo y el espacio en todo el antiguo Perú hace presumir al doctor Cáceres que tales esculturas pudieron haber tenido alguna finalidad ritual relacionada con la fertilidad, dado que siempre se las ubica en lugares prominentes, como en la cima de un cerro, por ejemplo . (Nota 4)

Sigue…

image_pdfimage_print

One Comment

  • · Edit

    Hola muy interesante lo que corresponde a las representaciones gráficas sobre las ideas y prácticas sobre la sexualidad y el erotismo en el área del Perú. En México existen diversos invetigadores que abordan este tema en mesoamerica como Noemí Quezada. Valga comentar que existen algunas similitudes y muchas diferencias entre ambas regiones.

    Un gusto leer este texto.

    René

    Reply

Deja un comentario