Destinos cercanos a Lima, viajes de un día

bandurria huacho
HUACHO. Complejo arqueológico de Bandurria, con sus 5000 años de historia
esperan por usted.

Las provincias de Huaral, Huaura y Cañete ofrecen propuestas interesantes que pueden salvarle el fin de semana. Viajes de ida y vuelta. Rápidos, intensos, emotivos. Vamos, anímense, no se queden en casa. Aprovechen los feriados, los domingos o sus jornadas de descanso. Total, no es una tarea titánica. Es cuestión de ponerle ganas, armar la mochila, despertarse temprano y partir hacia ese destino que está aquicito nomás.

lunahuana
LUNAHUANÁ. El extenso valle se ha convertido en refugio predilecto de aventureros y familias que buscan acabar con la rutina.

Olvídese de las preocupaciones. Venza la inmovilidad. Entierre las excusas. No sirve el “me da flojera”, el “es muy lejos” o el “me costará un ojo de la cara”. Convénzase que hay muchos lugares a los que es posible llegar en esa combi o coaster que pasa cerca de su casa o en ese bus interprovincial que cobra baratito y sale a cada rato.

Si esto no lo termina de animar, recuerde que en la gran mayoría de los pueblos del país hay un conocedor de los secretos de las ollas y los fogones. Por esta sabrosa circunstancia, el visitante encontrará un restaurante, huarique o carretilla, donde podrá degustar un plato bien servido que conquistará su paladar y contentará a su corazón.

museo arqueologico huacho
Huacho. Museo Arqueológico Regional

Dosis de adrenalina
Pero esa alegría no debería reducirse a los placeres gastronómicos. Es parte. No lo es todo. Dependiendo de la zona elegida, el almuerzo puede ser antecedido con una buena dosis de adrenalina o concluir con una interesante lección de historia. También con varios brindis. No muchos, los necesarios para festejar con guinda, vino o pisco y tal vez cachina (si es que la hay), la acertada decisión de abandonar su quehacer cotidiano. No importa si va hacia el norte chico, a las provincias de Huaral o la de Huaura. Usted decide si busca relajarse en el sur, acaso la vecina provincia de Cañete. Y es que el gozo va más allá de la dirección que tomen sus pasos. Tenga en cuenta que sea cual fuere su destino, siempre disfrutará del aire de libertad que guía y acompaña a quienes transitan los caminos.

Y ya que estamos compartiendo unas cuantas copitas, me atreveré a sugerirle varias alternativas, para que se convierta en el protagonista de uno de esos viajes de ida y vuelta descritos al principio, cuando recién nos conocíamos y hubiera sido una falta proponerle un salud travesía que usted emprenderá por la carretera Panamericana, al terminar de leer esta crónica.

De Lima a Lunahuaná

oraculo pachacamac
Pachacamac

Sur. Balnearios. Distritos costeros. Dónde quedarse. Qué visitar. Pachacámac, el famoso oráculo del antiguo hombre peruano que luego fuera habitado por los incas, las ya célebres chicharronerías de Lurín, o las recuperadas lomas de Lúcumo, un oasis de verdor, un milagro de diversidad en el desierto que permite acercarse y sentir la naturaleza.

Si va manejando

Ruta sur.

Desde Lima a:

• Complejo
arqueológico de
Pachacámac: 31 km
• Lomas de
Lúcumo: 34 km
• Chilca: 65 km
• Mala: 85 km
• Lunahuaná: 183 km

Ruta norte.

Desde Lima a:

• Eco Truly: 67 km
• Castillo de
Chancay: 81 km
• Paraíso: 135 km
• Huacho: 149 km
• Huaura: 152 km
• Albúfera de Medio
Mundo: 175 km

Caminata, rapel y observación de aves. Ecoturismo en las afueras de Lima. ¿Se queda o quiere continuar? Nuevas tentaciones. Bienvenidos a la provincia de Cañete y al distri- ros y familias que buscan acabar con la rutina. de respeto, pro lud por la trave po to de Chilca con su templo colonial, con sus pozas de aguas curativas de La Salinas, con su vino de higo y su fama de ser un espacio de acercamiento con seres de otros planetas.

Seguimos hasta San Pedro de Mala. Valle y campiña, plátanos y manzanas, playas (Totoritas, Bujama y La Caleta) y pueblos serenos como Santa Cruz de Flores y Azpitia. Aquí hay río y camarones. Vinos y piscos bien ricos, parecidos a los de Lunahuaná, la capital turística de la provincia, a 183 kilómetros al sureste de la llamada Tres Veces Coronada Villa.

Un tour de bodegas. Degustar y aprender cómo se hace un buen pisco. Caminar o cabalgar. Cruzar un puente colgante. Escuchar la historia de una casa embrujada. Ver los rápidos del río Cañete. Hacer canotaje. Remos y salvavidas. Aventura acuática. Desborde de adrenalina en un distrito que atesora también los recintos del complejo arqueológico de Incahuasi.

De Lima a Huaura

Huaral-Lima-CastilloCambio de ruta. Rumbo norte. La Panamericana. El serpentín de Pasamayo con sus curvas con vista al mar. La provincia de Huaral. La tierra de la naranja huando y, últimamente, de apetecibles chanchitos al palo. Buen provecho, pero no solo eso, hay más: un castillo de estilo medieval de construcción republicana (se inició en 1924 y se terminó en 1935) y una comunidad ecológica hare krishna.

Destinos
IR AL NORTE
Gran Terminal Terrestre Plaza Norte: Empresas de Transporte Z Buss, Turismo Barranca, San Martín de Porres y Turismo Paramonga. Gastos de movilidad (ida y vuelta): 30 soles, tomando como base Huaura, el destino más lejano. Presupuesto viajero: 110 soles aproximadamente.
IR AL SUR
Empresas: Consorcio Maleño, Soyuz o Perú Bus, Flores Hermanos y todas las empresas que tengan como destino Cañete o Chincha y hagan paradas en la ruta. Gasto de movilidad: 60 soles, tomando como base Lunahuaná, el destino más lejano. Presupuesto viajero: 130 soles aproximadamente.
OTROS
Para visitar Lurín y Pachacámac, no necesita viajar en un bus interprovincial. Hay coasters que se dirigen hacia esos destinos.

¿Qué le parece? Conocer ambientes inspirados en la Edad Media que hoy son parte de un centro turístico y, luego, acercarse a la filosofía de vida de los aldeanos voluntarios del Eco Truly. Todo a menos de 85 kilómetros de Lima, aunque las opciones viajeras no terminan aquí, se extienden hasta el kilómetro 105, donde se encuentra el desvío hacia el sistema de lomas de Reserva Nacional de Lachay. No se preocupe si ignora el desvío. La carretera le deparará otras sorpresas. Kilómetro 149. Huacho, capital de la provincia de Huaura. La plaza de Armas, la casa Pitaluga, el malecón Roca, el Museo Arqueológico Regional donde se exhibe la momia de un hombre tatuado con figuras zoomorfas y geométricas; y la visita casi ritual al mercado, para comprar las incomparables salchichas huachanas.

Albúferas

Salir de la zona urbana hacia el complejo arqueológico de Bandurria con sus 5,000 años de historia y los espejos de agua de  paraíso, que albergan a 125 especies de aves. O puede dirigirse hacia las albuferas de Medio Mundo, en el distrito de Végueta, donde una laguna formada por las filtraciones de una irrigación, se ha convertido en un refugio de la avifauna.

Tiempo de tomarse un descanso, tal vez en Huaura, en la casona colonial –hoy convertida en museo– que fuera el cuartel general de la expedición de don José de San Martín. Desde su balcón, el generalísimo proclamaría por primera vez la independencia
del Perú, el 27 de noviembre de 1820. Después de tanta emoción patriótica, no cae nada mal una copa de guinda, la bebida tradicional de esta villa.

Y así, con mi copita en mano, termino con mis sugerencias viajeras. Solo me queda desearles buen viaje y albergar la esperanza de encontrarnos en un valle o en una loma, en una orilla playera o en la ribera de un río, en un huarique de sabores exquisitos o en una bodega, para seguir conversando sobre los caminos y los viajes de un solo día.

 

Fuente: Revista Lo Nuestro – Andina

image_pdfimage_print

Deja un comentario